Facebook Twitter Google +1     Admin

LA EBRIA NOCHE DEL BABEL

Noche de tertulia en el Babel. Ismael Grasa, que ha pasado unos días en Huesca navegando la noche y las nostalgias y esos territorios íntimos de su magnífico libro “La tercera Guerra Mundial” (Anagrama); Antonio Pérez, que constató en Guadalajara (México) la total ausencia de escritores aragoneses en catalán y que ha dejado de fumar; Ignacio Martínez de Pisón, que ha abandonado “Babelia” porque no puede soportar que ataquen gratuitamente a su gran amigo Bernardo Atxaga y porque es un romántico excepcional y libre, leal con sus amigos hasta la última ráfaga de lucidez, que cumple hoy 44 años; Daniel Gascón, que ultima “La Generación Perdida” y acaba de comprarse un portátil para escribir en Francia con eñe; Violeta Gascón, que sigue en Roma con esa belleza alada y evanescente, esculpida en delgadez y misterio, y ya es una experta en cineastas italianos (entre las actrices destaca a Laura Morante, entre los cineastas a Moretti y a Salvatore, y a otro que ahora no recuerdo); y Luis Alegre, que aboga por la desaparición de las críticas negativas porque crean un efecto pernicioso en los creadores y porque hay tantas cosas buenas que comentar a lo largo del año que para qué perder el tiempo con las malas.

Bonito e intenso debate, entre amigos, sin encono, con su aquel de divertimento, con su arsenal peculiar de nombres propios: Arcadi Espada, Ignacio Echevarría, Lluis Bassets, Marisa Blanco, Bernardo Atxaga, Gumucio, y otros nombres y otros ámbitos. Lo mejor tal vez –además de evocar el universo de los blogs y de recordar que hay más de cuatro millones en el mundo- fue la presencia de una pareja, elegante él, con su bufanda roja o burdeos, elegante ella, que le recordó a Luis a Beatrice Dalle. Iban de aquí para allá con un perrito minúsculo, vaciándolo todo: el bolso de ella, que arrojaba billetes de euros y una cajetilla de tabaco rubio, el cuerpo de él, desplomándose sin compostura en el suelo con su mampostería delicada, o con la feliz compostura del borracho más bien ocasional que interpreta una película que atrae a muchos espectadores. O a los pocos pero entusiastas espectadores que había en el trasnoche del Babel.

Luis Alegre, más delgado que nunca, dijo: “Es bonito ver a dos personas completamente mamadas cuando tú estás sereno”. Pisón, al quite, con su eterna estampa de adolescente que rejuvenece en cada cumpleaños, apostilló: “Sobre todo porque en nosotros es inusual”.
27/12/2004 13:25 Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Antonio Pérez Morte

Estoy absolutamente de acuerdo con el criterio de Luis Alegre, en cuanto a lo pernicioso de la crítica negativa...

Siempre se han calificado mis reseñas y críticas, como excesivamente "blandas" y elogiosas... será porque escribo sólo sobre aquello que me parece interesante, bueno, reivindicable.

¿Para qué perder y hacer perder el tiempo con obras que no merecen la pena?

Fecha: 27/12/2004 20:11.


gravatar.comAutor: Cide

es interesante ese punto de vista de Luis y de Antonio, pero lo importante al final es el hecho de ser tú quien decida quien tiene una opinión que te merece respeto y quién no.
Por esa razón, yo no me pierdo ninguna película que recomiende Luis.

Fecha: 27/12/2004 21:07.


Autor: Antonio

Cide, yo también suelo coincidir con las "recomendaciones" de Luis.

Fecha: 27/12/2004 23:22.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris