Facebook Twitter Google +1     Admin

UN POEMA DE AMOR DE MIGUEL ÁNGEL LONGÁS

20071101220721-roland-laboye-2003.sin-titulo.jpg

UNA EMOCIÓN RECORDADA EN EL DULCE SOSIEGO

La poesía es la emoción recordada en tranquilidad.

WILLIAM WORDSWORTH 

Debo a mis particulares sirenas de mayo

mis últimos poemas, escritos como hacían
los poetas románticos ingleses del siglo diecinueve,
es decir, haciendo que la emoción
quedase recogida en un buscado sosiego.
Si el verdadero idioma de los hombres es este,
quiero, como cantor de la belleza que soy,
que también sea el mío de ahora en adelante
en un mundo que es demasiado para nosotros,
como decía un poeta de lagos en calma.
Esto ocurre porque solemos dilapidar
aquello que nos es entregado como herencia
y acabamos sometiendo a un continuo vaivén
en el que dispersamos nuestro poder minúsculo
frente a una naturaleza que no nos conmueve.
Es así como acabamos por ser insensibles
ante las caricias de seda del marino
oleaje o ante un viento que sopla con fuerza,
flores de tallo delicado cuyo perfume
no embriaga al ser grande nuestra humana confusión.
Somos inamovibles igual que las gastadas
piedras de un camino tantas veces transitado,
como una fe acabada de la que fe distinta
acaba brotando para contemplar los verdes

prados que hacen sentirme menos desamparado.

*La foto es de Roland Saboye.  
01/11/2007 22:07 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris