Facebook Twitter Google +1     Admin

ACASO UN DICCIONARIO DE INQUIETOS

20080606125344-teresa-salcedopaisaje.jpg

 

Casi un diccionario de inquietos

 

Se acerca el verano, se expande la creación, se aproxima la Expo, culmina una ambiciosa Feria del Libro de Huesca y comienza la de Zaragoza, y muchos creadores oscenses toman posiciones. Así, casi a vuela pluma, en un mariposeo de nombres y de hechos, trazamos este diccionario urgente.

Acín Fanlo, Ramón. Lo mismo viaja alrededor del mundo hablando de las letras españolas, que hace de anfitrión de escritores del ciclo Invitación a la lectura. De nuevo, escribe historias para jóvenes: “Misterio en el Collado” (Anaya): fantasía y realidad, aventuras con un poco de pavor e intriga.

Arranz, Santiago. Ha tenido una agitada primavera en Francia, donde expuso en dos lugares a la vez sus lienzos y sus vocabularios de espectros y letras. Hace algo más de una semana, nada menos, inauguraba tres esculturas de gran formato, gigantescas, al lado del World Trade Center de Zaragoza. Arranz ocupa los espacios con su poesía y sus signos y sus manufacturas del alma.

Bello, Pepín. La leyenda continúa: Javier Rioyo prepara una película sobre él y José Antonio Martín Otín, biógrafo y estudio de Primo de Rivera y Ponce de León, narrador oral como nadie de los secretos del fútbol, le acaba de dedicar una monografía: “La desesperación del té. 27 veces Pepín Bello” (Pre-Yextos), “sobre las historias que vivió y que surgieron alrededor de Pepín". Feliciano Llanas, ese embajador en Madrid al frente de la Asociación Conde de Aranda, presentó una entrevista grabada con el inmortal don José.

Castán, Carlos. Ha sido seleccionado en el volumen Cuentos fantásticos del siglo XX (Menoscuarto, 2008), ha publicado un excelente libro de relatos, “Sólo de lo perdido” (Destino) y ha reeditado “Museo de la soledad” (Tropo). Hace unas semanas, Óscar López le hacía una preciosa entrevista para “Página 2”. Fue el pregonero de la Feria del Libro de Huesca, la ciudad que ha transformado en su apacible paraíso.

Cerda, Pepe. El artista de Buñales está realizando un inmenso mural gastronómico para el hotel Iberus de la Expo. Es como un bodegón naturalista de más de 20 metros. En 2009 expondrá en la Lonja de Zaragoza. Lamenta no haber podido asistir a la fiesta de cumpleaños del entrañable Quico Rivas: celebró sus 55 años y un par de días después, sigilosamente, se despidió del mundo.

Escriche, Pepe. Es imposible no percibir su ausencia. Porque duele su silencio, se le rinden distintos homenajes: uno, con la muestra del Olimpia; otro, en el Festival de Cine que amamantó como si fuera un lobezno extraviado en las noches de galerna. Escriche probablemente ha sido el ilustre, ilustrado e iluminado y el ciudadano de a pie más decisivo en la Huesca de los últimos treinta años. Esta noche, en el Olimpia, con la presencia del presidente Marcelino Iglesias, será objeto de un gran homenaje.

Ferrer, Isidro. Es un sembrador de prodigios. Se puede ver en San Juan de la Peña, en los carteles que ha confeccionado con Nicolás Sánchez y en solitario, se puede ver en la Expo, donde vuelve a ser el mago del diseño, el artífice de la belleza y el ingenio con el arabesco de un trazo.

Grande, Cristina. La escritora de moda, la prosista de íntimas turbulencias, de núcleos familiares marcados por el secreto, el desgarro y el pudor. “Naturaleza infiel” (RBA) está haciendo correr ríos, casi mares, de tinta. También participa en el volumen colectivo “La España que te cuento” (Funambulista) con su relato “Temperaturas”, con ecos pirenaicos, un volumen que ha coordinado José Ovejero, en el que los autores han grabado en audio su propio texto.

Pallaruelo, Severino. Peregrino, escritor, soñador. Amplía y publica “Los navateros” (Prames), un libro épico y a la vez familiar. A finales de 2007 reeditó “Pirineos, tristes montes” (Xordica).

Rivera, Mapi. Expone cinco obras de la serie “La anunciación” en Aragonesa del Arte con seis artistas más, entre ellas Teresa Salcedo. Si Mapi es un artista de la desnudez, de la luz y de pureza, Teresa viaja a Japón con una obra refinada, de caligrafía oriental, repleta de paisajes, pájaros y agua, de una indecible hermosura. [Coloco aquí una de las piezas de Teresa Salcedo]

Sipán, Óscar. Su libro “Leyendario. Criaturas de agua”, ilustrado y diseñado por Óscar Sanmartín, ha sido distinguido con el Premio al Libro Mejor Editado en 2007. En Huesca, su editorial Tropo presentará dos nuevos títulos: el colectivo “Vivo o muerto: cuentos del espagueti western” y “Álbum de radiografías secretas” de Ramón J. Sender: una maravilla.

Vilas, Manuel. Tras “España”, que ha convocado a críticos y lectores y polemistas a reflexionar, publica el poemario “Calor” (Visor), que explora sus temas habituales: la crónica irónica, la autobiografía y la meditación sobre la modernidad y sus excesos.

 

*Este texto, con algunas correcciones, apareció en Heraldo de Huesca. La ilustración es un cuadro de Teresa Salcedo, que tiene su taller en Noeno. Teresa es una pintora de inspiración oriental, minuciosa y lírica, que sugiere un mundo oculto o neblinoso tras lo que vemos.

06/06/2008 12:53 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Fernando

que hermosura de cuadro...abrazos amigo.

Fecha: 06/06/2008 14:32.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris