Facebook Twitter Google +1     Admin

DISCURSO CONTRA LA HIPOCRESÍA DE GERVASIO SÁNCHEZ

20080703003412-smith-country-doctor-surgery.jpg

 

DISCURSO PRONUNCIADO POR GERVASIO SÁNCHEZ (PERIODISTA Y  FOTÓGRAFO) DURANTE LA ENTREGA DE LOS PREMIOS ORTEGA Y GASSET EL PASADO 7 DE MAYO.

 

[EN EL ACTO ESTABAN PRESENTES LA VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO, VARIAS MINISTRAS Y MINISTROS, EX MINISTROS DEL PARTIDO POPULAR, LA PRESIDENTA DE  LA COMUNIDAD DE MADRID, EL ALCALDE DE MADRID, EL PRESIDENTE DEL SENADO Y CENTENARES DE PERSONAS]

 

Estimados miembros del jurado, señoras y señores:

Es para mí un gran honor recibir el Premio Ortega y Gasset de Fotografía  convocado por El País, diario donde publiqué mis fotos iniciáticas de América Latina en la década de los ochenta y mis mejores trabajos realizados en diferentes conflictos del mundo durante la década de los noventa, muy especialmente las fotografías que tomé durante el cerco de Sarajevo.

….

  Quiero dar las gracias a los responsables de Heraldo de Aragón, del  Magazine de La Vanguardia y la Cadena Ser por respetar siempre mi trabajo como periodista y permitir que los protagonistas de mis historias, tantas  veces seres humanos extraviados en los desaguaderos de la historia, tengan un espacio donde llorar y gritar.

No quiero olvidar a las organizaciones humanitarias Intermon Oxfam, Manos  Unidas y Médicos Sin Fronteras, la compañía DKV SEGUROS y a mi editor  Leopoldo Blume por apoyarme sin fisuras en los últimos doce años y  permitir que el proyecto Vidas Minadas al que pertenece la fotografía premiada tenga vida propia y un largo recorrido que puede durar décadas.

  Señoras y señores, aunque sólo tengo un hijo natural, Diego Sánchez, puedo  decir que, como Martín Luther King, el gran soñador afroamericano asesinado  hace 40 años, también tengo otros cuatro hijos víctimas de las minas  antipersonas: la mozambiqueña Sofia Elface Fumo, a la que ustedes han  conocido junto a su hija Alia en la imagen premiada, que concentra todo el  dolor de las víctimas, pero también la belleza de la vida y, sobre todo, la incansable lucha por la supervivencia y la dignidad de las víctimas, el  camboyano Sokheurm Man, el bosnio Adis Smajic y la pequeña colombiana  Mónica Paola Ojeda, que se quedó ciega tras ser víctima de una explosión a  los ocho años.

Sí, son mis cuatro hijos adoptivos a los que he visto al borde de la  muerte, he visto llorar, gritar de dolor, crecer, enamorarse, tener hijos, llegar a la universidad. Les aseguro que no hay nada más bello en el mundo que ver a una víctima de la guerra perseguir la felicidad.

Es verdad que la guerra funde nuestras mentes y nos roba los sueños, como se dice en la película Cuentos de la luna pálida de Kenji Mizoguchi.

Es verdad que las armas que circulan por los campos de batalla suelen  fabricarse en países desarrollados como el nuestro, que fue un gran  exportador de minas en el pasado y que hoy dedica muy poco esfuerzo a la  ayuda a las víctimas de la minas y al desminado.

Es verdad que todos los gobiernos españoles desde el inicio de la  transición encabezados por los presidentes Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo  Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero  permitieron y permiten las ventas de armas españolas a países con  conflictos internos o guerras abiertas.

Es verdad que en la anterior legislatura se ha duplicado la venta de armas  españolas al mismo tiempo que el presidente incidía en su mensaje contra  la guerra y que hoy fabriquemos cuatro tipos distintos de bombas de racimo  cuyo comportamiento en el terreno es similar al de las minas antipersonas.

Es verdad que me siento escandalizado cada vez que me topo con armas  españolas en los olvidados campos de batalla del tercer mundo y que me  avergüenzo de mis representantes políticos.

Pero como Martin Luther King me quiero negar a creer que el banco de la  justicia está en quiebra, y como él, yo también tengo un sueño: que, por  fin, un presidente de un gobierno español tenga las agallas suficientes  para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro  país, nos guste o no, en un exportador de la muerte.

 Muchas gracias.

 

[La foto es de Eugene Smith]

03/07/2008 00:34 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Magda

Qué persona tan valiente, además de excelente artista. Un discurso merecedor de otro premio más grande del que ya ha recibido. Un discurso que traspasa fronteras, que abarca países que desafortunadamente están en este camino que menciona y que son varios.

Un abrazo, Antón.

Fecha: 03/07/2008 03:00.


gravatar.comAutor: Juan

Ayer adquirí el catálogo de Eugene Smith y leí apasionado las notas que escribió en Deleitosa. Y me quedé traspuesto con la foto que casualmente hoy tú también publicas. Mis ojos se detuvieron unos interminables segundos en ese rostro desencajado del médico Ernest Ceriani. Un tipo admirable como lo es Gervasio Sánchez.

Fecha: 03/07/2008 09:35.


gravatar.comAutor: Anónimamente

Las verdades como puños siempre emocionan. Bravo

Fecha: 03/07/2008 10:52.


gravatar.comAutor: creditos

Zapatero pide un aplauso para Felipe González

Sabe muy bien de la desafección de los veteranos. Hace unos días, Felipe González se descolgaba en el ABC con duras críticas a ZP por no apostar por la nuclear. Pero Zapatero es muy listo. En lugar de alimentar el enfrentamiento, pretende ‘matar al padre’ a besos. Así que pide en el 37 Congreso federal del PSOE pide aplausos para un Felipe González, que se mostraba agradecido. A nadie le amarga un dulce y nadie es inmune al halago.

Así que Zapatero, conocedor de la realidad humana prosigue con ‘besitos’ a los más veteranos del PSOE de quienes dijo “nada de esto habría sido posible, ni siquiera imaginable”. Además de Felipe, también recibió aplausos el saliente Ibarra. Y por si los veteranos corrían el riesgo de criticar la juventud de la nueva ejecutiva, recuerda que la nueva secretaría de Organización, Leyre Pajín, tiene la misma edad que Felipe González cuando fue elegido secretario general del PSOE: 31 años. Asunto zanjado, generación amortizada y nosotros, a lo nuestro. Igualito que en Italia.

Fuente: www.hispanidad.com

Carlos Menéndez
http://www.creditomagazine.es

Fecha: 08/07/2008 12:01.


gravatar.comAutor: `juan

un gran discurso de una gran persona.
Algun dia los pobres nos miraran a los ojos, y ya sera tarde.No para ellos,sino para nosotros...
Gracias a toda la gente q se da a los demas!!,lo bueno de este mundo les pertenece.

Fecha: 05/11/2008 14:21.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris