Facebook Twitter Google +1     Admin

JOAQUÍN COSTA EN SU NUEVO SIGLO

20110207093123-costa5.jpg

Joaquín Costa produce sentimientos encontrados. Para algunos es un señor adusto, con un barniz antipático y volcado hacia la queja y una idea del suicidio, como si fuese quien inspiró las teorías de Cioran. Un moderno que no es lo suficiente moderno, un intelectual que se disuelve en la oratoria, en un quiero y no puedo. Parece un hombre trágico: sueña, se incomoda, se rebela, pelea, y siempre está ahí, como si fuera a ahogarse en su grito oceánico en medio del desierto. Y luego hay otro Costa, como el envés o una prolongación, que tiene una dimensión más humana: no se conforma con su destino, es un arrebato continuo de voluntad y de trabajo, es alguien que siempre está en el camino del conocimiento, del aprendizaje, de la curiosidad. Alguien que busca el amor, la amistad, algo de paz; alguien que se esfuerza en ser coherente, pero al que la vida y la política le tienden siempre emboscadas. Y en el fracaso íntimo y en la derrota pública se encuentran los dos Costas. Se encuentran y colisionan y a la vez se funden, y salta por los aires un magma de grandeza, de ansia de perfección, de anhelos domésticos. Suele decir uno de sus especialistas, Eloy Fernández Clemente, que si Costa solo se hubiera dedicado a una cosa específica –y no al cultivo de la enciclopedia que fue en sí mismo-, ahora estaríamos hablando de una gloria universal. El auténtico magisterio de Costa empieza en su condición de soñador que amaba y no siempre era amado, temido y admirado por sus convicciones, que era ensalzado por su teorías, que soñó la libertad para los estudiantes, que trajo la bicicleta, que redactó una gramática francesa, que salió a pasear por el campo con los paisanos. El Costa que celebramos es frágil y fuerte, de carne y hueso, aragonés hasta la médula y, unamuniamente, nada menos que todo un hombre.

 

*Mañana exactamente se cumple un siglo de la muerte del polígrafo en Graus.

 

Comentarios » Ir a formulario

antoncastro

gravatar.comAutor: Paloma

Gracias por traer así a Costa.

Fecha: 07/02/2011 14:32.


gravatar.comAutor: cheap sunglasses

An excessive amount of publicity from the eyes to your dangerous rays from the sun could cause heavy eye injury. cheap sunglasses will be the exact same with sun block lotion were its sole purpose is to block the UV rays.

Fecha: 26/04/2011 08:49.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris