Facebook Twitter Google +1     Admin

BRET STERN & MARILYN. MIRAR PARA VER.15

20070513175925-stern2.jpg

Bert Stern fue uno de los fotógrafos más afortunados de la historia. En junio de 1962, apenas unas semanas antes de su muerte, Marilyn Monroe aceptó posar para él para una sesión de fotos creativas. El encuentro se produjo en una de las suites del hotel Bel Air de Los Ángeles. La actriz le dijo que acababa de operarse de la vesícula y le rogó que no se viese la cicatriz. “Vogue” publicó algunas tomas con carácter póstumo y respetó la voluntad de la actriz. Stern disparó más de 2.500 veces. Las fotos eran conocidas, pero “El País” las publica hoy en su Dominical con un texto de Manuel Vicent. Stern (Nueva York, 1929) dijo: “A lo largo de los años comprendí que las imágenes que habíamos hecho juntos pertenecían hoy a todo el mundo. Mi obra me había superado. De alguna manera inexplicable, las fotos se habían escapado de mis manos, para invadir los sueños de cada ser humano”. La  cita está recogida en “La fotografía del siblo XX” (Museo Ludwig de Colonia. Taschen, 1997).

13/05/2007 17:59 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris