Facebook Twitter Google +1     Admin

CRÓNICAS OLÍMPICAS. STEPHANIE RICE: MUJER DE AGUA

20080812022628-stephanie-rice.jpg

La natación está resultando apasionante. El domingo por la mañana veíamos el carretón increíble de Michael Phelps batiendo por varios segundos el record del mundo de 4 x 100 estilos. El tiburón norteamericano no parece tener rival: se desliza en el agua con una increíble potencia, a pecho descubierto, como si no tuviera límite. En la piscina se pulverizan constantemente los récords del mundo: quizá sea el deporte donde más se baten, prueba a prueba. Y a veces, como sucedió con Estados Unidos y Francia en los relevos de 4 x 100, suceden milagros o finales más que apretados, inolvidables, emocionantes. Phelps se veía a punto de perder la primera batalla por el récord de ocho medallas que persigue, pero el compañero de la última posta, Jason Lezak, estuvo increíble. Francia había dominado claramente el tercer relevo y vencía con cierto desahogo en los últimos diez metros. Y entonces ocurrió lo inenarrable: una “pasada”, como decía una y otra vez comentarista.

 

La natación femenina no le va a la zaga a la masculina. Ya no está Inge de Bujin, pero sí están Stephanie Rice, Kirsty Conventry, la sempiterna Dara Torres (cinco olimpiadas y ya ha cosechado una medalla de plata en relevos 4 x 100 con Estados Unidos), Laure Manaudou o la gran Katie Hoff, que ha venido a Pekín a perder su vitola de invencible.

En 400 metros estilos, la australiana Stephanie Rice se ha convertido en campeona y ha bajado de los míticos 4.30. Se quedó en 4.29.45. Rice es un todo un espectáculo, una poderosa ondina de melena oscura y veinte años envidiables. Es un terremoto constante: copa las portadas de las revistas australianas –por su radical hermosura, por su operación de esófago, por su ruptura sentimental con el corredor Eamon Sullivan, por su complexión de modelo…- y luce constantemente su exuberante cuerpo. Lo más parecido en Europa a ella es Laure Manaudou. Kirsty Conventry ha obtenido la medalla de plata y ya es un modelo a seguir para sus compatriotas de Zimbabue a los que les ha dedicado su galardón. Realizó una prueba vertiginosa, bajó también de los 4.30. Por cierto, es tan buena que ha batido en semifinales el récord del mundo de 100 metros espaldas, donde ha vencido a Laure Manaudou, nada menos. Y Katie Hoff, a pesar de los elogios de Mireia Belmonte, no parece estar en su mejor momento: solo fue tercero en 400 metros estilos.

 

Quedan aún muchas carreras. Y la emoción se cuece y se recalienta en el agua.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Martín Bolívar

Simplemente, una belleza, mucho más que una sirena.

Fecha: 12/08/2008 10:47.


gravatar.comAutor: Nadador

Vaya pibón, pibón, pibonazo!! Se lo hacía yo a crowl, a braza o mariposa. O jugando a la piragua.

Fecha: 12/08/2008 12:50.


gravatar.comAutor: neike

Stephanie Rice acaba de ganar su tercera medalla de oro en los relevos 4x200 metros. Esta chica ha participado en tres pruebas, ha ganado tres oros y ha batido tres récords mundiales, ¡¡AHÍ QUEDA ESO!!

Si visitáis mi blog comprobaréis mi pasión por esta chica...

Fecha: 14/08/2008 07:09.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris