Facebook Twitter Google +1     Admin

JORGE EN EL TEATRO. DIEGO, CON LOS ROLLING

Diego, virgo, cumplió ayer 15 años. Su hermano Daniel le regaló el último disco de Los Rolling Stones. Diego, que tien un gran sentido del humor, dijo: “Leo y leo y no reconozco ningún tema”. Jorge, libra, acaba de cumplir 13, y como regalo de cumpleaños hemos ido a ver “La vida es sueño” de Pedro Calderón de la Barca, un montaje sencillo, de gran pureza musical, una excelente música de José Luis Romeo, que ha dirigido Mariano Anós. No es fácil montar “La vida es sueño”, sobre todo porque lo mejor de la obra está en el monólogo inicial. Anós prescinde aquí de cualquier asideroo referencia, y enfrenta al espectador con una representación de gran pureza visual, contenida, que recibió casi cinco minutos de aplausos. A Jorge le gustó la obra, más al principio, en el monólogo de Segismundo, que a medida que avanzaba. Mariano Anós ha hecho un montaje minimalista, gobernado por la luz, una pieza colgante de aluminio, que se agita en el aire como las marionetas, un prisma truncado, y el trabajo de los actores. La obra transcurre en una época inconcreta y plantea el conflicto de la predestinación, la identidad y el libro albedrío. El trabajo actoral es correcto y sólido, y al director le ha importado mucho que, sobre todo, se oiga el texto.
23/09/2005 16:39 Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: sergio

Siento discrepar contigo, pero el trabajo actoral no me entusiasmó. AL final faltaba hasta el brillo inicial. Quien decidió los roles? Lo mejor, la música.
En todo caso, buen relgalo para tu chico

Fecha: 23/09/2005 11:28.


Autor: Querido Sergio

Hablas de entusiasmo, yo sólo he dicho correcto y sólido. Hemos hablado con mi hijo Jorge de ese asunto, yo noté desmayos en la obra y cierto cansancio general. Hay una pareja que no funciona, o eso me pareció a mí, que es la de Estrella y Astolfo, pero hay muy buenos actores: Rebollo, Virginia Ardid, que está bien casi siempre, Alfonso Pablo o Santiago Meléndez...

Además, con todo lo que está cayendo estos días con el Centro Dramático, prefiero ser optimista y positivo.

A Mí me parece que con sus errores, si los hubo, jamás había habido aquí una institución que en tan poco tiempo hiciese tantas cosas, generase tantos proyectos... Yo soy defensor a ultranza del CDA, y al principio no lo tenía claro. He dudado alguna de vez la eficacia de Paco Ortega, que creo que no acertó en todo, pero su trabajo me parece interesante, dinamizador, sin complejos.

Un abrazo. Me encanta que disientas. AC.

Fecha: 23/09/2005 12:43.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris