Facebook Twitter Google +1     Admin

LA POETISA SENSUAL DELMIRA AGUSTINI

20060125012955-agustini18.gif

El pasado sábado, en O Pendello, al arrimo de un buen vino, pulpo á feira, tortilla de patatas y empanada de atún, surgieron varios nombres de poetas latinoamericanos. Xulio López Valcárcel, que posee una memoria poética prodigiosa, se sabe cientos de poemas completos,  comenzó a hablar de José Asunción Silva. Y yo, no sé bien por qué, también hablé de Delmira Agustini -y con ella, ya de paso, de Dulce María Loynaz, Juana de Ibarbourou, Gabriel Mistral y Alfonsina Storni; Cesáreo Sánchez dijo entonces que había estado en Mar de Plata, donde se había suicidado, tras escribir "Me voy a dormir" y otro poema posterior que ahora no recuerdo-, una poeta de elevada sensualidad que fue asesinada por su marido, Enrique Job Reyes . Se habían separado hace algún tiempo, y concertaron una cita a modo de despedida. No es improbable que hubiese sexo en el adiós, pero él acabó disparándole.

 Acabo de ver la página de Magda Díaz Morales, profesora y ávida lectora de literatura, apasionada de las artes plásticas, y encuentro este texto sobre Delmira Agustini (1886-1914), que había firmado en los periódicos "Joujou". Lo pego aquí, recordando su procedencia:

[En el seno de una familia perteneciente a la burguesía acomodada y culta de Montevideo nace Delmira Agustini (1886-1914). Su formación poética y la realización de su obra se produce en el período más culminante del Modernismo, siendo en 1902 que comienza a publicar en la revista La alborada, teniendo a su cargo una sección que titula "Legión etérea" donde escribe con el seudónimo de Joujou sobre las mujeres destacadas del mundo cultural de la época. Frente al discurso sentimental del Romanticismo donde lo permisible y lo reprobable, lo bueno y lo malo, lo que era pecado y lo que era virtud, estaba seriamente regido por las categorías del catolicismo de la pureza y la castidad, el Modernismo hispanoamericano, en su deseo de conocer la realidad a través de la revelación de las formas e interpretando el misterio de las cosas, introduce un discurso sensual que desafía estos valores constitutivos del Romanticismo.

Esta diferencia entre el erotismo romántico que busca la trascendencia en lo divino, lo ideal, lo espiritual, y el erotismo modernista que busca la trascendencia en el diálogo entre el cuerpo y el espíritu, se desarrolla fuertemente en el discurso erótico y metafísico de Delmira Agustini. Nos detendremos en su poema El intruso, en este soneto el sujeto de la enunciación refiere esa experiencia que se vive después de conocer a través de la unión sensual, el éxtasis. Poder penetrar al éxtasis, es haber hallado en esta unión con otro y a un mismo tiempo, la satisfacción del deseo del espíritu, del pensamiento y del cuerpo. La pareja, a partir de ese momento, sólo desea que se prolongue la identidad hallada, que sea siempre un gozoso presente:

 

Amor, la noche estaba trágica y sollozante
cuando tu llave de oro cantó en mi cerradura;
luego, la puerta abierta sobre la sombra helante,
tu forma fue una mancha de luz y de blancura.

Todo aquí lo alumbraron tus ojos de diamante,
bebieron en mi copa tus labios de frescura,
y descansó en mi almohada tu cabeza fragante;
me encantó tu descaro y adoré tu locura.

¡Y hoy río si tú ríes, y canto si tu cantas,
y si tú duermes duermo como un perro a tus plantas!
¡Hoy llevo hasta en mi sombra tu olor de primavera;

y tiemblo si tu mano toca la cerradura!,
¡y bendigo la noche sollozante y oscura
que floreció en mi vida tu boca tempranera!

 

El modernismo es una corriente que nació en Hispanoamérica, se habla de dos grandes precursores: el cubano José Martí y el mexicano Manuel Gutiérrez Nájera. Después, por supuesto, el gran Ruben Darío. Además, poetas tan importantes como Leopoldo Lugones, Amado Nervo, Salvador Díaz Mirón, José Asunción Silva, José Juan Tablada, entre otros].

 

 

25/01/2006 01:29 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Magda

¡Que grata sorpresa!, muchas gracias, Anton.

Delmira Agustini tiene una poesía celebratoria, y sus poemas eróticos son maravillosos. Ruben Darío le escribía, tenían entre ellos correspondencia, ella lo admiraba profundamente (he intentado localizar esta correspondencia, pero en vano). Una mujer que vivió poco, pero intensamente.

Un gran abrazo.

Fecha: 25/01/2006 21:36.


Autor: A. C.

En España, en Cátedra, se publicó hace algunos años, no demasiados una bonita y limpia edición de su poesía completa, con un excelente prólogo donde se narraba su esplendor inicial, su carácter voluptuoso y arrebatado, y su increíble final.

Un abrazo. AC.

Fecha: 25/01/2006 21:55.


gravatar.comAutor: Paco García

Es increíble la cantidad de buenas poetas que ha dado Uruguay: Ida Vitale, Idea Vilariño, Juana de Ibarbourou, Cristina Peri Rossi...
Creo que Delmira ha sido un gran referente para todas ellas. Una poeta imprescindible.

Fecha: 30/01/2006 23:47.


gravatar.comAutor: Richard Blanché

¿Quíero saber donde vivió Delmira Agustini? la dirección.

Fecha: 04/10/2007 22:26.


gravatar.comAutor: Richard Blanché

nnfgb.jsabñgmjsdhdj,kfdñ,lkfxzgjkhlghm,ldghm,llñkgjhkxhjkxjblkg.a............................................................................................................................................................................hhhhhhhhhhhhhooooooooooooooollllllllllaaaaaaaaa.

Fecha: 04/10/2007 22:31.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris