Facebook Twitter Google +1     Admin

ALGUNAS DISPUTAS ENTRE ESCRITORES

20060128192113-valle-20portada.jpg

Las polémicas entre escritores están a la orden del día. Algunos libros, como la segunda parte del Quijote, no habrían sido posibles tal como los conocemos si no hubiera por medio alguna rivalidad, alguna tensión más o menos violenta entre escritores. Avellaneda –sea Jerónimo de Pasamonte, fray Baltasar de Navarrete, Tirso de Molina…- odiaba a Cervantes, se apropió de sus personajes y de sus planes, y redactó el libro apócrifo. Avellaneda llamó a Cervantes, entre otras lindezas de un prólogo que llegó a ser atribuido al propio Lope, “agresor de sus lectores”, “manco”, “viejo” y “murmurador”. Ya la primera parte también le debe algo a las burlas de Lope de Vega hacia Cervantes, que lo llamó en un soneto de 1605 “cornudo”. Su actitud fue determinante para que Cervantes escribiese uno de los mejores prólogos que se conocen a un libro propio, aunque los expertos dicen que su enemistad jamás alcanzó el rabioso encono que existía entre Góngora y Quevedo, que se imitaban espléndidamente en versos salpicados de agudeza, brillantez y mala leche. Quevedo, por citar un ejemplo posible, escribió la sátira “Receta para hacer Soledades en un día”, donde se burlaba de los cultismos utilizados por Góngora: “Quien quisiere ser culto en sólo un día // la jeri (aprenderá) gonza siguiente: // fulgores, arrogar, joven, presiente, // candor, construye, métrica, armonía”.
En Zaragoza, a principios del siglo XX, se produjo un duelo auténtico entre dos escritores y periodistas: Juan Pedro Barcelona (1851-1906), fundador de periódicos satíricos como “La colada” o “Juan Palomo” y redactor del “Diario de Avisos”, falleció el 21 de octubre de 1906 a consecuencia de las heridas de bala que le produjo Benigno Varela en el soto de la Almozara el día ocho. El duelo iba a ser con armas blanca, pero como Barcelona desconocía su empleo, emplearon la pistola. Se dijo que Varela se había anticipado a la voz “fuego” y fue encerrado trece meses en prisión. Ambos estaban en posiciones ideológicas muy diferentes. A consecuencia de aquella muerte, nació en Zaragoza la Asociación Antiduelista de Periodistas.
Manuel Bueno y Ramón María del Valle-Inclán años atrás no habían llegado al duelo, pero en 1899 el novelista le propinó un bastonazo al escritor gallego que le provocó la amputación del brazo izquierdo. No llegó a tanto la disputa entre Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez pero fue realmente espectacular. Esto ocurrió en México en 1976, y así lo contó el diario “Visión” de Lima: “Terminada la proyección, el autor de Cien años de soledad se acercó al peruano con la aparente intención de abrazarlo. Para su sorpresa (y la de todos) fue recibido con un tremendo golpe de puño que lo derribó con la cara totalmente bañada en sangre. ¿Qué había ocurrido? Las palabras con que Vargas Llosa rubricó su puñetazo, no contribuyeron a aclarar las cosas: "¿Cómo te atreves a querer abrazarme -dijo- después de lo que hiciste a Patricia en Barcelona?". Patricia es la esposa de Vargas Llosa pero... ¿qué podría haberle hecho García Márquez para provocar reacción tan violenta?
La respuesta, al parecer, la tenía el cronista Juan Gossain, del diario El Heraldo, de Barranquilla, Colombia. Según el mencionado periodista, todo comenzó cuando Vargas Llosa, apasionado por una bella modelo norteamericana, abandonó a su esposa e hijos durante varios meses. Frente a esta situación, García Márquez le aconsejó a la esposa de su colega que tratara de legalizar la separación conyugal en vista, más que nada, de la situación de sus hijos. Comenzaron los trámites... y sobrevino la reconciliación. Y sucedió lo que tenía que suceder: charla va, charla viene, la señora de Vargas Llosa le contó a su marido lo que le había aconsejado García Márquez. Esta información puede buscarse en internet: es como un jugoso material rosa de la literatura.
.
        Ese clima, menos bélico pero igualmente intenso, se ha reproducido en algunas disputas recientes, que no siempre han tenido altura intelectual. Frente al gran debate entre Javier Marías y Antonio Muñoz Molina, éste cuestionó la violencia y la crueldad de “Pulp Fiction”, hemos asistido a otros donde se mezcló la divergencia con la sátira y el humor y la pura antipatía. Javier Marías se ha burlado en varias ocasiones de Andrés Trapiello, la última vez a propósito de la reescritura del Quijote por parte del leonés; Trapiello, más o menos explícitamente, también ha sido duro con autores que bien podrían parecerse a Julio Llamazares o Pere Gimferrer, entre otros muchos, aunque por lo general elimina los nombres. Javier Cercas, tras el éxito de “Soldados de Salamina”, hubo de vérselas con Félix de Azúa, Arcadi Espada o Gregorio Morán, que negó en “La Vanguardia” que la fuga de Sánchez Mazas fuese cierta. Savater ha tenido intensas divergencias con Eduardo Haro Tecglen y con Bernardo Atxaga recientemente. Cela menospreciaba a los narradores jóvenes y también a los homosexuales, y eso le valió severas críticas de Julio Llamazares y de Terenci Moix y Antonio Gala, entre otros. Cela fue uno de los autores más odiados de las letras españolas: hace ya algunos años, el librero Inocencio Ruiz enseñaba a quien se lo pidiese un documento donde Cela se ofrecía como delator; luego, hinchado de vanidad, dijo que “El Cervantes estaba lleno de mierda”, lo cual no le hizo renunciar al galardón.
        El escritor más guerrillero de los últimos tiempos ha sido Umbral. Criticó ferozmente a José Luis Sampedro, cuando le ganó el sillón de la Academia, a Francisco Ayala, “nunca he entendido el prestigio literario de este autor”, dijo, y no ha perdido oportunidad de meterse con quien se le antoja; uno de los escritores que más le detesta es Juan Marsé, que dice que escribe “una prosa sonajero”. Una referencia al estilo de Pérez-Reverte le ocasionó una iracunda respuesta de éste hace cinco años, y hace bien, al presentar la novela “Pasiones romanas” de Maria de la Pau Janer, también aludió al estilo de Pérez-Reverte. Éste ha vuelto a contestarle como más le gusta: criticando su obra de principio a final, recuerda la frase de Giménez Arnau de “[Umbral] Padece cáncer del alma”, aludiendo al “sexo turbio que impregna sus novelas”. Y dice: “A todo eso añade una proverbial cobardía física, que siempre le impidió sostener con hechos lo que desliza desde el cobijo de la tecla. Pero al detalle iremos otro día. Cuando me responda, si tiene huevos. A ver si esta vez no tarda otros cinco años”. Esta vez, Umbral no ha dicho nada. Pérez-Reverte tiende a utilizar este tono de gresca callejera: lo había hecho en varias ocasiones, incluso con su antaño compañero de página durante un tiempo Javier Marías. La sangre no llegó al río, y hoy Pérez-Reverte, que está a punto de publicar “El pintor de batallas”, forma parte de la selecta corte de Reino de Redonda.
Días atrás, José Manuel Caballero Bonald dijo que la novela de César Vidal era “ideológicamente detestable”, éste le agradeció “el favor”. Pero César Vidal –que ha recibido numerosos dardos desde diversos frentes- también es un maestro de la crítica o del insulto. Dijo en HERALDO acerca de Ian Gibson, cuando presentó la novela con la que ganó el Premio Torrevieja de novela: “Gibson no ha sido nunca un historiador, no se puede hacer historia sólo con entrevistas personales y material de hemeroteca. La última vez que coincidí con él mendigaba subvenciones por los pasillos para poder acabar una biografía de Machado en la que debe estar trabajando”.

28/01/2006 19:21 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: gustavo peaguda

No ambito galego na actualidade a loita mais apaixoante que ten lugar é entre Xose Carlos Caneiro e Santiago Jaureguizar. Duas formas de entender a literatura.
Tamen houbo unha critica de Ferrin a Anton Tovar que a este ultimo sempre lle cansou profunda dor.
Tamen hai xugosos debates na rede sobre o papel de Suso de Toro e Manolo Rivas.
Como ves o noso sistema literario ainda que non o pareza ten a sua miga.

Fecha: 28/01/2006 22:06.


Autor: A.C.

En Galicia houbo varios desencontros importantes entre Carlos Casares e Méndez Ferrín. Casares dicía sempre que o conto que máis lle gustaba deFerrín era "xeque-mate", un fermoso conto que ocorre en Ourense.

Unha aperta. Antón

Fecha: 28/01/2006 22:31.


gravatar.comAutor: Javier

¡Gracias Antón!

Ya sabes que me gusta guardar en el móvil buenos artículos para su consulta allí donde sea necesario. Cuando leí publicado éste, me guardé el recorte -como haces tú también-, pero ahora ya sé dónde lo podré encontrar siempre.

Un abrazo, J. ;)

Fecha: 29/01/2006 00:00.


gravatar.comAutor: JB

Bien es sabido lo treméndamente caustico y despiadado que era Valle Inclán con otros escritores de su época. Uno de sus blancos preferidos era Echegaray, que recibió un premio Nobel que muchos escritores contemporáneos consideraron inmerecido. Cuenta Ramón Gómez de la Serna alguna anécdota al respecto:
"Valle–Inclán va a reaccionar en adelante contra el teatro efectista‚
antiartístico‚ y‚ sobre todo‚ contra Echegaray.
Un día escribió una carta a Nilo Fabra‚ que vivía en la calle de
Echegaray –antes Lobo– y puso en el sobre: “Calle del Viejo Idiota‚ 16".
Nilo Fabra la recibió y don Ramón iba diciendo por todos lados: “¡Qué
inteligentez zon loz carteroz!"‚ y contando el suceso.
En su fobia contra Echegaray‚ gritaba en el saloncillo del teatro en que se
estaba estrenando una de sus obras:
–¡Eze don Jozé tiene la obzezión de la infidelidad conyugal! Todoz zuz
dramaz zon autobiografía de marido burlado.
Un joven que había cerca de él le interpeló:
–Opine usted de la obra‚ pero no de la vida privada.
–¿Y quién ez uzted para intervenir?– preguntó don Ramón.
–El hijo de don José de Echegaray.
–¿Eztá uzted zeguro‚ joven?
Se armó un gran revuelo ante esa intemperancia de Valle‚ y sus amigos se lo
llevaron a la calle.
[…]"

Fecha: 29/01/2006 01:19.


Autor: Cide

lo de APR con Javier Marías, más que gresca fue una connivencia que nos aportó a los lectores del primero muchas satisfacciones.
Es estupendo que exista Umbral, nadie escribe artículos como él, pero desde luego, de novelista tiene más bien poco. Suelo coincidir con la opinión de Pérez-Reverte sobre el asaltatumbas de Umbral.
El primer artículo que nombras del de Cartagena fue a propósito de unas declaraciones en Argentina donde dijo que Borges era gilipollas. Curiosamente, Umbral se sintió ofendido. Ya sabemos todos que Umbral se siente a la altura de los grandes. Cervantes, Quevedo, Galdós, Unamuno, Borges y Umbral ¿no?. Por eso tenía que sentirse atacado si atacaban a Borges. Corporativismo, creo que se le llama a eso, jeje.

Muy curiosas las anécdotas narradas por JB. Gracias a ambos

Fecha: 29/01/2006 12:37.


Autor: A Cide

Perez-Reverte es uno de los tipos más indeseables de las letras españolas.

Un pugilista de los arrables argentinos. Entre él y Borges hay un océano de distancia. Además, no tiene ni media hostia.

ABT

Fecha: 29/01/2006 13:34.


Autor: Sergio del Molino

Si es que hay que ver los egos como son. He visto hinchas arrabaleros menos tocanarices que estos representantes de lo (supuestamente) más excelso del espíritu humano. No es una polémica en sí, pero Mario Vargas Llosa, que rompió en los 70 su intensa relación con Cortázar por un quítame de ahí esos fideles (castros), se ha convertido ahora casi en el albacea de su obra, con un prólogo a sus cuentos completos que rebosa amor por el viejo amigo, que se había muerto en París sin que ni él supiera que estaba enfermo. Lo mismo la enfermedad de Cortázar fue un mal de ojo que le hizo el amigo Mario. El caso es que, tras años y años de agria distancia, ahora Vargas Llosa se embolsa unos jogositos royalties con un prólogo que ha tenido más ediciones y traducciones que el Quijote. Antón, los escritores del boom eran (o son) muy especialitos y quisquillosos también. A Jorge Edwards también le han machacado por todas partes. ¡Si es que escribir es un oficio de alto riesgo! Ve con cuidado, que a la vuelta de la esquina te puede caer un tiñoso tiesto de una azotea, jeje. Un abrazo.

Fecha: 29/01/2006 17:06.


gravatar.comAutor: j. j. ordovás

Precisamente hoy, Javier Marías, en su artículo dominical, lanza un divertido dardo contra X a propósito del cuarto centenario quijotesco: "el pobre hombre no se da cuenta de que en cuanto sale de su pluma huele a zapatillas a cuadros y a casino de ciudad rancia" (dardo que, por cierto, mucho recuerda al que Jaime Gil de Biedma lanzó contra J.R.J. A X, de todas formas, le habrá hecho mucha gracia eso de "salir de la pluma".

Fecha: 29/01/2006 22:12.


Autor: Anónimo

Es ese X homosexual también, como Jaime Gil de Biedma y Marías?
Lo digo por salir de la pluma.

Se referirá a Trapiello, no?

Fecha: 30/01/2006 01:33.


gravatar.comAutor: Ángela

Está claro que la bilis que les sale a algunos por los poros, nada tiene que ver con ser escritor, ni con ninguna otra actividad, más bien con el tipo de carácter de la persona y su categoría humana. Da igual que escriban con una Mont Blanc de oro o que voceen verduras en el mercado. El creerse un ser superior, tocado por los dioses y poseedor de la verdad absoluta, es un virus muy común entre los escritores, que surcan las aguas literarias de todos los tiempos. Unos poseen esa vana creencia perse (debido a su hinchado ego), otros se contagian a menudo en las aulas confundiendo el título que se les da con el conocimiento adquirido, relación causa-efecto que con demasiada frecuencia no guarda la proporción adecuada. Ya que la creatividad y la erudición, en circunstancias muy especiales, van de la mano, pero en la mayoría de las veces se miran de reojo.
El que conoce su camino no pierde el tiempo envidiando y criticando a los otros, aunque vayan en direcciones opuestas

Fecha: 30/01/2006 13:27.


Autor: Anónimo

Así se habla.

Fecha: 30/01/2006 16:16.


gravatar.comAutor: Paco García

¡Qué divertido! Parece el "Aquí hay tomate" del mundillo literario. En la Facultad de Filología, mi profesor de "Literatura y sociedad", asignatura consistente en realidad en un monográfico sobre "Luces de bohemia", nos contaba que Valle-Inclán solía dar una versión bastante fantasiosa sobre la pérdida de su brazo. Aseguraba que todo sucedió en la selva: un león le sorprendió y tuvo que huir; como le era imposible escapar de él, no tuvo más remedio, para salvar su vida, que coger un machete con la mano derecha y arrancarse con él el brazo izquierdo, que arrojó, luego, al león. Mientras que la fiera se entretenía devorando el brazo, Valle-Inclán se puso a salvo.

Fecha: 30/01/2006 23:40.


Autor: Tremisis

Y al león le hicieron académico.

Fecha: 31/01/2006 10:40.


gravatar.comAutor: Andreu

Mario Vargas Llosa es un pedazo de mierda que cada dia huele mas.
Javier Marias no tiene ni puta idea de escribir, tuve ocasión de leer un articulo sobre sus numerosos errores semanticos y demás contenidos en sus obras.
Otra cuestión es el gran nombramiento de escritores de exito como miembros de la R.A.E (Torrente ballester abogaba por más filologos para ese honor; con lo que estoy de acuerdo).
Tambien sospecho de los escritores que sacan libros como churros como es el caso de Perez-Reverte y otros

Fecha: 13/02/2007 11:23.


gravatar.comAutor: Mariana

Quien es el escritor de la foto?

Fecha: 19/05/2010 20:40.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris