Facebook Twitter Google +1     Admin

RECUERDO DE RAFAEL DIESTE DESDE VENEZUELA

20070405114103-dieste1.jpg

[Javier Díaz, desde Mas de las Matas, es como un centinela de la cultura y la historia, y alimenta los Cuadernos de Cazarabet. Conoce las debilidades de cada uno y algunas de las mías. Por eso, esta mañana, al abrir el correo, he visto esta nota suya acerca de un artículo, aparecido en una publicación de Venezuela, y cito: (http://www.analitica.com/va/sociedad/articulos/8552518.asp), de Francisco Arias, sobre mi amado Rafael Dieste, autor de varios de mis libros más amados: “Dos arquivos do trasno”, “A fiestra valdeira” e “Historias e invenciones de Félix Muriel”. Era pedagogo, narrador, poeta, ensayista, matemático, músico (tocaba muy bien el piano) y contaba las historias eternas como nadie. Por cierto, a modo de resumen urgente, entrevisté a su mujer Carmen Muñoz Manzano, maestra, en su casa de A Coruña, una década después  de la muerte de su marido, ante dos espectaculares retratos de Luis Seoane. Mil gracias, Javier. Mil gracias, Francisco.] 

Rafael Dieste (1899-1981)
Francisco Arias Solis

Miércoles, 4 de abril de 2007
“Este mar no es cualquier mar ni sólo el mar en proyecto, es el mar que viste y amas con olas en tus recuerdos.”

Rafael Dieste

LA VOZ DE LA EJEMPLAR DIGNIDAD
Rafael Dieste era un verdadero maestro, con una enorme autoridad moral que procedía de la ejemplar dignidad de su trayectoria personal, una dignidad por la que tuvo que pagar un precio histórico tan alto como el exilio y la marginación. Pocos escritos valen más que los libros y menos aún para los escritores verdaderos que permanecen leales a un proyecto de dignidad colectiva y mantienen con ejemplar dignidad ideas y convicciones en su vida y en su obra.

Rafael Dieste nace en Rianxo (La Coruña) en 1899. Poeta, ensayista, autor teatral, periodista y crítico. Después de una fecunda etapa de periodismo en Vigo, entró a formar parte de las Misiones Pedagógicas como creador y director -por indicación de Pedro Salinas- del Teatro Guiñol de las Misiones. Durante la guerra civil participó en la Alianza de Intelectuales Antifascistas, y fue el inspirador y cofundador -con Antonio Sánchez Barbudo, Ramón Gaya y Juan Gil-Albert de la revista Hora de España, cuyo primer número se publicó en Valencia, en enero de 1937. A mediados de ese año, se unieron a ellos María Zambrano y Arturo Serrano Plaja. El poeta malagueño Moreno Villa recuerda en su obra Vida en claro: “Unos literatos jóvenes, Gil-Albert-, Dieste, Gaya y Barbudo me pidieron que fuese a ver al Director de Propaganda para hacer otra revista... Así se fundó Hora de España, donde tantas cosas buenas publicó Antonio Machado”. Dieste que escribía en gallego y castellano – “a dos carrillos” diría Enrique Díez-Canedo-, era ya autor, de Dos arquivos do Trasno, A fiestra valdeira, Viaje y fin de Don Frontán, Quebranto de Doña Luparia y otras farsas y La vieja piel del mundo.

El 19 de octubre de 1936 se estrena en el Teatro Español de Madrid, con magníficos actores, Al amanecer. Dieste también fue director de Nova Galiza, revista bilingüe en gallego y castellano que se publicaba en Barcelona. En 1939 abandonó España residiendo en Buenos Aires, principalmente y también en Montevideo, París, Cambridge y Monterrey (México). En 1961 regresó a Rianxo, donde murió el 15 de octubre de 1981. Dieste fue un verdadero “misionero” de la cultura popular española.

En el estilo literario de este gran escritor se conjugan virtudes como la hondura, la claridad, la cordialidad, la honestidad integral, el rigor, la ecuanimidad de juicio, el sentido galaico del humor, virtudes de forma y espíritu que alcanzan acaso en la correspondencia con María Zambrano su expresión más clara y compleja, esto es más diestana. A María Zambrano le escribe con frecuencia y en una de sus cartas le invita a su Galicia. “Y a ti misma -le escribe-, andaluza, ¿no te vendría bien (¡claro que sí!) darte una vuelta por Galicia? Tiempo al tiempo, decía mi padre, y todo se andará; etc. Te sentirás en tu casa -o en una de tus casas, pues hay sin duda varias por el mundo con esa virtud-.”
Se hace menester valorar con justicia la obra cultural y literaria de Rafael Dieste, inspirador de la revista Hora de España, desde la cual España, en el campo de la libertad, se expresó con claridad. Y como dijo el poeta: “En donde te quedaste ha florecido / el árbol de tu nombre, de tu gloria, / en una incalculable primavera. / Esa flor de tu nombre nos repite / tu amoroso recuerdo eternamente”.

aarias@arrakis.es 

05/04/2007 11:41 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris