Facebook Twitter Google +1     Admin

ISIDRO FERRER EXPONE EN SAN JUAN DE LA PEÑA*

20080417202312-ferrer.marat-20-20sade-20-cdn-.jpg

CARTELES DE ISIDRO FERRER EN EL MONASTERIO

NUEVO DE SAN JUAN DE LA PEÑA

 

El claustro del Monasterio nuevo de San Juan de la Peña (Huesca) alberga desde mañana viernes, 18 de abril, hasta el próximo 15 de junio, la exposición de carteles de Isidro Ferrer “No es esto. Carteles de Isidro Ferrer”.

 

La muestra recoge las 19 obras que el artista gráfico ha realizado para las dos últimas temporadas del Centro Dramático Nacional, en las que se pone de relieve la sólida trayectoria artística del autor. La exposición de estas obras permite descubrir sus múltiples recursos creativos.

 

Por otra parte, la exposición reúne 60 carteles de los últimos años. De temática variada, estas obras reflejan los mundos propios y los lenguajes universales que Ferrer crea, y en los que la imaginación, la fuerza de los símbolos y la sutileza son los elementos principales.

 

 

19 carteles, 19 obras

 

Las temporadas 2006/2007 y 2007/2008 del Centro Dramático Nacional (CDN) han tenido como soporte promocional los carteles realizados por Isidro Ferrer en colaboración con Nicolás Sánchez. Los 19 carteles se sirven de la metáfora, la paradoja, la ironía y la traslación de significados; y juega con el valor simbólico de los iconos a partir de un lenguaje sintético de gran impacto visual.

 

Por otra parte, los 60 carteles que completan la exposición pueden considerarse una retrospectiva de la obra realizada por Ferrer en los últimos años. En estas obras puede contemplarse, a través de temas muy diferentes, el valor que concede Ferrer al juego; los mundos imaginarios que consigue crear mediante la descontextualización de los objetos, a los que carga de un doble significado; el valor que aportan las diferentes tipografías que utiliza, obteniendo un resultado aparentemente sencillo pero plagado de simbolismo.

 

Isidro Ferrer, una vida dedicada a la creación

 

Isidro Ferrer (Madrid 1963) combina su actividad de diseñador gráfico con una intensa labor en otros campos de la imagen como la ilustración, el cartelismo, la realización de cómics, la dirección artística de exposiciones, animaciones para televisión o la edición. Afincado en Huesca desde 1996, proviene del mundo del teatro y realizó su primera incursión en el mundo de la imagen en 1988, como diagramador e ilustrador de Heraldo de Aragón.

 

En 1990 funda el Estudio Camaleón en Zaragoza con el que comienza a despuntar públicamente, y en el 92 realiza el montaje de la planta dedicada a Goya en el Pabellón de Aragón en la Exposición Universal de Sevilla. Su producción se afianza en prestigio y difusión; comienza a colaborar con El País y realiza trabajos para las editoriales Alfaguara y Santillana, así como las conocidas cortinillas de continuidad de Canal Plus.

 

En el 2002 se integra en la Alianza Gráfica Internacional (AGI) y realiza distintos trabajos fuera de España. Ha publicado más de 20 libros entre Francia, Portugal y España, y ha participado en numerosas exposiciones, tanto colectivas como individuales en ciudades de todo el mundo. En el 2002 recibió el Premio Nacional de Diseño, máximo galardón que se concede en el campo del diseño y en el 2006 el Premio Nacional de Ilustración. Actualmente, trabaja en el recinto de la Expo Zaragoza 2008 con las piezas de la instalación del Banco Ecogeográfico, junto con Batlle i Roig.

 

* La muestra permanecerá abierta entre el viernes 18 de abril y el 15 de junio

**Recoge los carteles de las dos últimas temporadas del Centro Dramático Nacional, así como una retrospectiva de su obra

 

***Está organizada por la dirección general de Turismo del Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, y comisariada por Dolores Durán

 

 

 

 

ISIDRO FERRER, imágenes de teatro

 

 

Desde que fui nombrado Director del CDN, hace ya cuatro temporadas, he ido creando un equipo y una manera de concebir nuestro trabajo desde la perspectiva de una institución pública, con la responsabilidad que ello conlleva.  Hasta ahora este grupo de personas afines se había reducido a los departamentos básicos de una gestión teatral: dirección adjunta, dramaturgia, dirección de producción, comunicación, dirección técnica etc. Nunca pensé que un diseñador podría incorporarse a esta tarea apasionante siendo, no un mero colaborador puntual, sino una parte fundamental de toda una estrategia de comunicación, hasta que, por azares de la vida, Rafael Mejías, un estupendo diseñador que trabajó con nosotros las primeras temporadas, me habló de Isidro.

 

Aquí empieza nuestro viaje común.

 

Buscar lo esencial. Proponer lo que diferencia una propuesta artística de otra. Crear un mundo visual que apunte sutilmente, más que defina. Diseñar  imágenes que nos sumerjan de una manera compleja en la propuesta escénica que nos ocupa. Traducir en una imagen precisa todas y cada una de las diferentes lecturas que cada espectáculo sugiere. Plasmar de una manera rotunda y sintética el impacto visual de un cartel que diferencie una temporada teatral y que, al mismo tiempo, unificando criterios, la desarrolle, creando una imagen asociada indefectiblemente a nuestra institución. Y, por encima de todo, aun cuando la imagen sea precisa, dejar que sea el espectador el que la complete con su propia visión del espectáculo.

 

 

Los carteles de Ferrer se van haciendo poco a poco. Van creciendo de una manera casi imperceptible. Primero en su imaginación, luego en su estudio, después en el contraste obligado de opiniones con nosotros, para llegar al final a la mente y la sensibilidad del espectador, que es su destinatario primordial dándole su forma definitiva. Es una historia de comunicación artística, para mí sin precedentes, en un campo tan complejo, competitivo e importante como es la propia imagen de un teatro público.

 

 

La línea gráfica que propone Isidro, siempre es  poderosa, rabiosamente contemporánea, arriesgada, lúcida… remitiéndonos siempre a una visión profunda del texto, de la idea del espectáculo y del concepto del director de escena. Sus propuestas nos hacen comprender el espíritu del montaje como si fuesen lentes de aumento que iluminan los aspectos más esenciales y recónditos de la expresión teatral.

 

 Pocas veces se ha dicho tanto con tan poco. Isidro. Gracias

 

 

 

GERARDO VERA  Marzo 2008

BIEN FÁCIL ES

 

Bien fácil es juntar un pedazo de una imagen con un pedazo de otra y que salga algo.

Bien fácil es siluetear una imagen y que parezca que es una sombra.

         Bien fácil es que el animal se confunda con el animal y el animal con el objeto y el objeto con el objeto y el objeto con el ser humano.

         Bien fácil es que, entre los millones de animales, sea esta gallina a la que hoy le crezca cabeza de caballo.

         Bien fácil es que, entre los millones de animales y objetos, vengan hoy a encontrarse las patas del caballo descabezado y la percha sin abrigo.

Bien fácil es que, entre los millones de objetos que se cierran y se abren, sea el candado el que hoy clausure a la muñeca rusa y sea hoy el puñal el que no se deje coger por el mango de la leve pluma.

Bien fácil es que, entre los millones de objetos y los millones de seres humanos, soporte hoy la nuca encendida cafetera italiana.

Y es igual de fácil que el proyectil se arrastre hoy y que hoy el viento arda entre las aspas inmóviles de un ventilador. Sí, en los carteles, las aspas de los ventiladores nunca se mueven.

Es muy fácil, es tan fácil como decir alguna verdad.

Otra cosa es atreverse.

En el teatro, de vez en cuando, aparecen algunas verdades, aparecen: metonimia, paradoja, sinécdoque, elipsis, cita, silencio, hipérbole, ironía, laconismo, metáfora, prosopopeya, símil y otras. Son verdades como la copa de un pino.

Estas verdades, y otras, también aparecen en la presente colección de carteles pensada y hecha para el Centro Dramático Nacional; es lógico, el cartel de una obra de teatro está obligado a presentar alguna de las verdades que luego aparecerán en escena, y digo luego porque lo primero que vemos de una obra es el cartel, y mientras lo miramos, ya hemos empezado a ver la obra con los ojos de la imaginación, que son los que nos nacen en el cogote y miran para detrás que parece que miran para delante. Y es que sólo somos capaces de imaginar el desorden de lo que recordamos.

Gracias a estas verdades llegamos a creer; sí, a creer que el amor existe, que la traición siempre paga, que se puede cambiar la realidad, que el tiempo de la espera es insoportable, que la ambición no tiene límites, que la locura es el final, que el humor es la salvación.

Sin embargo, es posible que ninguna de las proposiciones precedentes sea verdad, ni mentira. Las que seguro son verdades son las otras, las que he enumerado antes, las que permiten crear a quienes están en un lado y creer a quienes están en el otro, la metonimia y todas esas.

Claro que este creer exige una condición al crear, que no se note ni artificio ni artífice, que todo parezca fácil, bien fácil. Conviene aceptar la condición.

Cuando una verdad aparece, es muy difícil quitársela de encima y empezamos a reconocerla en sitios, ocasiones y avatares donde antes no veíamos nada, o muy poco. Con estos carteles va a suceder algo parecido: saldremos de cualquier obra de teatro en cualquier teatro del mundo y sobre el cartel anunciador de turno colocaremos la memoria de alguno de estos porque seguro que cuadra más.

Y es que es bien fácil: unas cuantas verdades de las antiguas, un foco que ilumine una sombra y algo de valor; con esto y con tiempo: hoy función.

 

Grassa Toro

P.D. El texto inicial corresponde al equipo de Producciones Capitel, formado por tres laboriosas mujeres (Lola, Paloma y Miriam); los dos restantes, de Gerardo Vera y Grassa Toro, corresponden al catálogo que se ha editado para la ocasión, diseñado por Isidro Ferrer y Nicolás Sánchez, e impreso en Gráficas Alós de Huesca.

 

17/04/2008 20:23 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Blanca

Intentaré no perdermela.
Tiene una pinta estupenda maestro. ^^

Fecha: 17/04/2008 21:03.


gravatar.comAutor: agustin martin

anton, amigo, como estás.. aqui tu amigo agustin.(atarés te acuerdas?) puedes seguir mi diario en www.quepues.es y solo enviarte un saludo enorme y emplazarte para vernos..

mi admiración sin limites.

agustin.

www.quepues.es

Fecha: 17/04/2008 23:23.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris