Facebook Twitter Google +1     Admin

LOS SITIOS Y FAUSTINO CASAMAYOR

20080621111353-agustina.jpg

 

La editorial Comuniter, que ha colaborado estrechamente con el profesor Pedro Rújula, acaba de publicar un compendio de los Años políticos e históricos de las cosas más particulares ocurridas en la Imperial, Augusta y Siempre Heroica ciudad de Zaragoza en tres tomos. Pedro Rújula reside en parís desde hace unos meses en compañía de su mujer, la fotógrafa Peña Verón, y se trasladó a Zaragoza la presentación. Allá, investiga y ahonda en uno de sus temas preferidos: la fotografía. Se ha incorporado al equipo de colaboradores de Carlos Forcadell, en la Institución Fernando el Católico, para dirigir y orientar alguna revista. Estas son las notas editoriales de cada uno de los volúmenes y de sus respectivos editores.

 

 

El autor: FAUSTINO CASAMAYOR

Faustino Casamayor nació en Zaragoza en 1760. Estudió en la Universidad Literaria de la ciudad y desempeñó el cargo de algualcil de la Audiencia. En 1782 comenzó a escribir Años políticos e históricos de las cosas más particulares ocurridas en la Imperial, Augusta y Siempre Heroica ciudad de Zaragoza, obra que sólo interrumpiría en 1833 cuando, poco antes de morir, las fuerzas le abandonaron. Por sus páginas transita la vida de la ciudad que abandona el siglo XVIII y la que vive las experiencias de los Sitios y de la ocupación francesa. Después fue testigo de las restauraciones fernandinas y de la intensa vida del Trienio liberal.

 

Tomo I: 1808-1809

El año 1808 en Zaragoza fue vertiginoso. Al motín de los estudiantes, le siguieron el levantamiento popular, el nombramiento de Palafox y la llegada de los ejércitos imperiales a las puertas de la ciudad. Los zaragozanos superaron con éxito el primer sitio pero en diciembre los enemigos volvieron a sitiar la ciudad. Durante el segundo sitio, la resistencia fue obstinada, pero, esta vez, antes de que terminara febrero de 1809, los soldados de Napoleón, mandados por el mariscal Lannes, consiguieron rendir Zaragoza. Desde entonces se combinaron los esfuerzos franceses por devolver la normalidad a la ciudad con los ecos evidentes de la guerra cercana.

Tomo II: 1810-1811

En 1810 Zaragoza estrena su segundo año ocupada. Casamayor sigue tomando nota diariamente de los acontecimientos propios de la ciudad y también de los movimientos de una guerra que está alrededor, la mayor parte del tiempo muy lejana, aunque, a veces, sus ecos se dejan sentir cerca, sobre todo cuando las largas filas de prisioneros y de heridos españoles anegan las calles. El balance de estos dos años es favorable en toda España para los ocupantes, aunque el espíritu de resistencia no cesará ni un momento.

Tomo III: 1812-1813

Hasta finales de 1812 la administración francesa, dirigida por el mariscal Suchet, intervino muy directamente en Zaragoza. Planificó la evolución urbana, dio trabajo a los parados y alimento a los mendigos pero no convenció a todos sus habitantes. La presencia militar, las exigencias económicas y la represión política jugaron en contra del gobierno. En julio de 1813 los franceses abandonaron la ciudad y Zaragoza fue recuperada para el gobierno nacional por las tropas mandadas por los generales Durán y Mina. Fue proclamada la Constitución y se reorganizó la vida ciudadana, pero continuaron las exacciones económicas, el hambre y la persecución política.

 

Los autores de la edición:

PEDRO RÚJULA es profesor titular de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza. Autor especializado en los aspectos sociales, políticos y culturales del siglo XIX y en la Historia Contemporánea de Aragón, ha publicado numerosos artículos sobre estos temas en revistas especializadas, diversos capítulos en obras colectivas y algunos libros.

HERMINIO LAFOZ RABAZA es doctor en Historia y catedrático de Geografía e Historia en el Instituto de Educación Secundaria Avempace, de Zaragoza. Sus investigaciones históricas se han centrado sobre todo en el análisis de la transición del feudalismo al capitalismo y la revolución burguesa en Aragón, con especial atención a la Guerra de la Independencia.

CARLOS FRANCO DE ESPÉS es doctor en Historia con una tesis sobre la disolución de los señoríos en Aragón y autor de títulos como Los motines y la formación de la Junta Revolucionaria de Zaragoza en 1835 o Así vivían en el Romanticismo.

El cuadro se llama  "Defensa de Zaragoza" y lo firmó hacia 1828 Sir David Wilkie.

21/06/2008 11:13 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris