Facebook Twitter Google +1     Admin

VÍCTOR FORNIÉS, EL CIERZO Y "LA VOZ DEL VIENTO"

20081019172544-cierzo2tl.jpg

El documental La voz del viento, que ha realizado Víctor Forniés, se estrenará definitivamente el lunes 27 en la sala Joaquín Roncal y contará con la participación de muchas de las personas que participan en su proyecto: José Luis Borau, Javier Lacruz, Cristina Grande, José Antonio Labordeta, Myriam Agar, Javier Gómez de Pablos, Pedro Avellaned, Pepe Cerdá y Ana Bendicho, entre otros.

 

El trabajo ha sido producido por Cierzo Films. Víctor Forniés consultó con mucha gente, leyó mucho y luego buscó distintos personajes, más o menos vinculados con el cierzo, más o menos afines a su proyecto, que le diesen una versión real, poética, metafísica, histórica, agrícola o cotidiana de este enloquecido viento tan aragonés.

 

El acto de presentación será a las 19 horas, en la calle Braulio 5-7. Tras la proyección se celebrará una mesa redonda entre los ponentes.

 

Busco más datos sobre Víctor Forniés, un joven y talentoso realizador, y encuentro que un domingo, en mi sección de Heraldo, escribí este texto sobre el cierzo.

 

UNA HISTORIA DEL CIERZO

 

[Un día me llamó el joven realizador Víctor Fornié para preguntarme por el cierzo. Y por gente que le pudiese hablar de ese viento brutal que puede enloquecer a alguien. Y moldear un rostro y el corazón de las rocas. Y peinar las aguas del Ebro y manosear con furia antigua las ramas de los árboles. Me pareció una idea preciosa: ese aire veloz es una de las características de Aragón. Es un aire que golpea en las esquinas, que empuja las capitanas y las engorda a su paso, con sus torbellinos de polvo. Produce un vértigo inmediato. Obliga a alzar las solapas y a guarecerte en tu propio abrigo. Además, es un viento incontenible y caprichoso que tiene su propia música, su silbo de sierpe. El cierzo está asociado a Aragón y, especialmente, a Zaragoza. Eugenio D’Ors llamó a la ciudad “la novia del viento”. En realidad, debió decir “la novia del cierzo”. Ángel Petisme tiene un disco y una canción que se titulan “Cierzo”. Hay un bar que se llama “El rincón del cierzo”. Pero el cierzo -o “la voz del viento”, como dice Víctor Forniés en su documental- también trae animales de fantasía: el potro del cierzo, la mula del cierzo, el monstruo invisible del cierzo que ha sido arrojado de las nubes en un relámpago o en un rayo. Hace más de un cuarto de siglo, cuando llegué a estas tierras, trabajé en la vendimia en Cariñena. Nos levantábamos a las cinco de la mañana, al clarear; al sexto día, ya no podía moverme. Un atroz lumbago me había inmovilizado en la litera de una nave industrial de Alfamén. Uno de los compañeros me dijo: “Hay que protegerse del cierzo, que es muy traicionero. Te ha dado una gran paliza”.]

*He tomado está espléndida fotografía, de 2005, de la página web http://www.ojodigital.com. Me parece extraordinaria.

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris