Facebook Twitter Google +1     Admin

UNA TERAPIA INMEJORABLE: LOS LIBROS

20090419221307-shirley-macclaine.jpg

El libro es uno de los objetos más extraordinarios del mundo. En su forma, en su textura, en su contenido, en su categoría simbólica. Esta es su semana más específica: el jueves será del Día del Libro, una fiesta al sol, un ritual desordenado y apabullante de firmas, el cántico exultante del abecedario. Será la semana de Juan Marsé, que ha recibido el Premio Cervantes por su narrativa de la memoria, de los sueños de posguerra, de los desclasados ‘pijoapartes’ y del horizonte del barrio, donde todo el posible: la locura de amor, la conspiración, el olor de los tebeos y del cine. Y la de Ramón Gil Novales, distinguido con el Premio de la Letras Aragonesas. Novales, afincado en Barcelona, es un obstinado e intenso traductor, dramaturgo y narrador que firmaba hace algunos meses su novela de la Guerra Civil en Huesca: ‘Mientras caen las hojas’ (Prames, 2008). Y es la semana de José Luis Rodríguez, que pasó por dos complicadas operaciones y ha renacido a la vida y a la creación con ‘Parque de atracciones’ (Akal), en la que relata una historia coral de un grupo de actores que quieren montar ‘El rey Lear’ en el Teatro Principal. Y también es la semana de Javier Delgado, que pugna con la sombra infinita de la depresión y la salva, palabra a palabra, libro a libro: el martes presenta en Antígona, con José Antonio Labordeta, ‘Tierra de nadie’ (Xordica), la crónica de una adolescencia feliz en una villa rural, Greda, en un tiempo en que la fuerza de la vida es tan inexplicable como subyugante. Y será la semana de un ‘resucitado’ Sergio Algora: Xordica publica su libro póstumo de relatos, ‘No tengo el placer’, y reedita ‘A los hombres de buena voluntad’. Esta es la semana de muchos otros autores, de los editores y los impresores, de los libreros y los distribuidores, y es sobre todo el tiempo de los lectores, niños y adultos, que buscan en la palabra placer, misterio, complicidad y una terapia para el alma con una receta inmejorable: un libro.

 

*Este artículo ha aparecido hoy en ‘Heraldo de Aragón’, en mi sección de ‘Cuentos de domingo’. En la foto, Shirley McLaine leyendo.

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris