Facebook Twitter Google +1     Admin

TERESA WILMS MONTS: EVOCACIÓN Y TEXTOS

20090709180247-teresa-wilms-recostada.jpg

TERESA WILMS

 

 

BELZEBUTH

Mi alma, celeste columna de humo, se eleva hacia

la bóveda azul.

Levantados en imploración mis brazos, forman la puerta

de alabastro de un templo.

Mis ojos extáticos, fijos en el misterio, son dos lámparas

de zafiro en cuyo fondo arde el amor divino.

Una sombra pasa eclipsando mi oración, es una sombra

de oro empenachado de llamas alocadas.

Sombra hermosa que sonríe oblicua, acariciando los sedosos

bucles de larga cabellera luminosa.

Es una sombra que mira con un mirar de abismo,

en cuyo borde se abren flores rojas de pecado.

Se llama Belzebuth, me lo ha susurrado en la cavidad

de la oreja, produciéndome calor y frío.

Se han helado mis labios.

Mi corazón se ha vuelto rojo de rubí y un ardor de fragua

me quema el pecho.

Belzebuth. Ha pasado Belzebuth, desviando mi oración

azul hacia la negrura aterciopelada de su alma rebelde.

Los pilares de mis brazos se han vuelto humanos, pierden

su forma vertical, extendiéndose con temblores de pasión.

Las lámparas de mis ojos destellan fulgores verdes encendidos

de amor, culpables y queriendo ofrecerse a Dios; siguen

ansiosos la sombra de oro envuelta en el torbellino refulgente

de fuego eterno.

Belzebuth, arcángel del mal, por qué turbar el alma

que se torna a Dios, el alma que había olvidado las fantásticas

bellezas del pecado original.

Belzebuth, mi novio, mi perdición...

 

FRAGMENTOS DE SU DIARIO

 

Madrid (enero 1920)

¡Me muero! Al decirlo no experimento emoción alguna, por el contrario, me inclino curiosamente a contemplar el hecho como si se tratase de un desconocido.

Si tuviera la capacidad de estudiar el fenómeno, podría asegurar que es mi conciencia la que ha desaparecido debilitando mis sensaciones corporales, hasta hacerme creer que el cuerpo sólo vive por recuerdo.

No hay médico en el mundo que diagnostique mi mal; histeria, dicen unos, otros hiperestesia. Palabras, palabras, ellas abundan en la ciencia.

Al escribir estas páginas una fuerza sobrenatural me ordena que imprima en ellas un nombre. ¡No, no lo diré, me da miedo!
Cuando aparece este nombre en mi círculo nebuloso, se levantan mis manos con lentitud profética y fulguran bajo la noche con estremecimientos sagrados.

¿Me muero estando ya muerta, o será mi vida muerte eterna...?

Madrid


Extraño mal que me roe, sin herir el cuerpo va cavando subterráneos en el interior con garras imperceptibles y suaves.
¡Me muero!

París

Quiero reposar en la tierra solamente envuelta en una sábana o si es posible en un pedazo de tierra de la fosa común...
Dejo a mis hijas Elisa y Sylvia todas mis buenas intenciones, es lo único que poseo y mi único tesoro.

*Los textos de Teresa Wilms, así como la foto de la poeta, recostada, aparecieron en ‘Teresa Wilms Mont. Un canto de libertad’ y ‘Libro del camino’, obras completas que de esta autora que preparó para Grijalbo y Randon House Mondadori, 1993 a 2009, la estudiosa Ruth González-Vergara. Amablemente me escribe y recuerda este detalle. Gracias.  Estos textos aparecen en otro lugar del blog, sin esta referencia que pongo aquí con sumo gusto.

Comentarios » Ir a formulario

antoncastro

gravatar.comAutor: Magda

Excelente fotografía de Teresa Wilms, Antón. Una mujer hermosa e inteligente.

Cuántas mujeres más se han suicidado en París, ahora recuerdo a Antonieta Rivas Mercado, otra gran mujer.

Un abrazo para ti

Fecha: 09/07/2009 18:07.


gravatar.comAutor: El Canibalibro

Todo un descubrimiento.
Gracias.

Un saludo de El Canibalibro

Fecha: 09/07/2009 19:09.


gravatar.comAutor: pepe montero

En esa foto, si Teresa Wilms fuera rubia, su rostro tendría un parecido con Ana Muñoz. La imagen es estupenda. Ese brazo extendido delicadamente, esos dedos como varillas de abanico destelada, pero lo que más me gusta es el retrato de Valle; “druidesa”, “duendesa” y “anticristesa”. No se puede reflejar con más talento, originalidad y perspicacia su personalidad.

Estupenda reseña.

Fecha: 09/07/2009 22:18.


gravatar.comAutor: Niggerman

Ahí vaaa, lo que ha dicho Pepe Monteeeroo... ¿Está seguro, Sr. Montero? Mire que alguien puede tomárselo a mal...

Por lo demás, ¡qué crudos en el diagnóstico Gómez de la Serna y González Ruano!

Y por tercero y último: qué pobres figuras, en el fondo, estas que requieren la coronación de un suicidio o de una tisis juvenil para adquirir un hálito sacral.

Fecha: 09/07/2009 22:54.


gravatar.comAutor: angela vallejos

teresa fuiste victima de tu clase del machismo de la epoca, mujer valiente, como dijo Gomez Carrillo : Si hubiera sido hija de una portera, te hubiera ido mejor en la vida gracias por conocerte

Fecha: 25/09/2010 01:17.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris