Facebook Twitter Google +1     Admin

SANTIAGO SANCHO: UNA MEDITACIÓN

20090601120125-stieglitz-hands-georgia-okeeffe-1918.jpg

La edad, todo lo aplana y acomoda; los sentimientos se vuelven más tiernos y delicados: suaves, como la brisa otoñal recién nacida; no hay envidia en los ojos ni rencor en el corazón ya demasiado arrugado. Sólo aparece la tristeza con su amargo bramido si la enfermedad -fantasma vagabundo- se encalla silenciosamente en el costado.

 

De Santiago Sancho. De su libro en marcha ‘Sinfonía rota’. (Me lo ha mandado esta mañana con una carta muy cariñosa. Estas son las manos de la pintora Georgia O'Keefe, vistas por su marido Alfred Stieglitz.)

 

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: MANUEL

TIEMPO HACE QUE DESEABA COMENTAR ESTE BLOG, QUE ES DE LO MEJORCITO QUE CONOZCO¡ENHORABUENA Y ÁNIMO!

Fecha: 01/04/2010 19:11.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris