Facebook Twitter Google +1     Admin

GOYA Y MARÍN BAGUËS EN EL PILAR. Por BARBOZA & GRASA

GOYA Y MARÍN BAGÜÉS EN EL PILAR            

 

Dos pinturas sobre tabla inéditas

Francisco Marín Bagüés, importante pintor aragonés de finales del siglo XIX y principios del XX, nació en Leciñena en 1879. El profesor García Guatas, en su estudio sobre el pintor, describe su trayectoria artística y su producción pictórica.

En estas dos pinturas inéditas que presentamos sobre la cúpula Regina Martyrum, pintura al fresco de Goya en El Pilar, Marín Bagüés observa perfectamente al pintor, y lo estudia con atención, ya que él también quiere pintar en El Pilar, y ¡ qué mejor maestro que el propio Goya para inspirar su moderna pintura ¡.

Hacia 1934, con el progreso de la consolidación y restauración de la Basílica de Pilar, parece ser que le encargan a Marín Bagüés la realización de bocetos con idea de completar el panorama iconográfico de las bóvedas. El pintor realiza una serie de seis bocetos para pechinas con un carácter cubista muy interesante y futurista. En 1939 pinta dos bocetos, con forma semicircular por su parte superior, con un carácter más acabado y menos cubista que las anteriores, con vistas a la decoración de la Basílica, pero por fin Marín Bagüés no pintó nada en El Pilar. Quizás, estaban destinados estos dos bocetos al espacio que ocupan los dos cuadros que pintó luego el valenciano Ramón Stolz en la zona central del Pilar.

Estas dos preciosas pinturas inéditas de Francisco Marín Bagüés realizadas en base a las pinturas de Goya en la cúpula Regina Martyrum del Pilar tienen una categoría pictórica excepcional, presentan un equilibrio cromático que ha tenido muy en cuenta la técnica goyesca, a la que añade su peculiar concepción cubista de la composición, pudiendo enclavarse en la época de búsqueda de la materia pictórica y de la evolución de la pincelada en la que el cubismo y el futurismo llamaban su atención, entre 1926 y 1934. Son dos pinturas atentas al momento histórico y artístico, con el colorido y la armonía goyesca.

Actualmente, para nosotros, estas dos pinturas inéditas de Marín Bagüés, de colección particular, tienen un gran interés documental, ya que fueron realizadas antes de la restauración efectuada por Stolz entre 1941 y 1942 y la de Ballester en 1967, y podemos estudiar en ellas el sentido del color que transmitía la cúpula goyesca, lo que nos demuestra que el trabajo que realizamos en la limpieza y consolidación de la pintura de Goya era la correcta (ver reportaje fotográfico comparativo en picasa). Y no como quieren hacer creer en el informe de la última y costosa restauración sufragada por Caja Madrid, en el que publican reiteradamente fotos antiguas de antes de nuestra intervención, para justificar ésta, creándose una confusión cronológica, ya que no aparece en el informe la cúpula en el estado en que la encontraron antes de la intervención actual, sino que remiten a fotos de los años anteriores.  Es el caso de la figura de Santa Engracia que volvieron a repintar, imitando las figuras antiguas de Ballester. Por otra parte, la agresiva limpieza con agua caliente, como describen en el informe, ha debilitado la capa carbonatada original de la pintura al fresco.

                          Carlos Barboza Vargas                Eloísa Teresa Grasa Jordán

Restauradores Facultad de Bellas Artes de San Fernando UNESCO Roma. Miembros de ICOM Ver toda la restauración de Goya en Aragón en www.goyarestauracion.com

y la cúpula   Regina Martyrum   en picasa

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris