Facebook Twitter Google +1     Admin

DIESTE, CASTELAO...; CHARLA ENTRE GALLEGOS

20090627235412-victoria-ocampo-por-rox-boyer.jpg

Ayer, en el local de la Federación de Asociación de Centros Gallegos de Buenos Aires, en la calle Chacabuco, di la primera charla de las cuatro que tengo que dar aquí. Hablé de la vinculación de cinco escritores con la ciudad: Castelao, Luis Seoane, Lorenzo Varela, Rafael Dieste y Eduardo Blanco-Amor, además de glosar la trayectoria del dinamizador cultural Arturo Cuadrado, nacido en Denia y galeguista decisivo, que estuvo detrás de revistas, editoriales, proyectos culturales y de la intensa vida cultural de la ciudad. Fue una experiencia estupenda: hacía tiempo que no daba una conferencia sobre autores gallegos.

 

La mayoría de ellos firmaron en Buenos Aires algunos de su slibros más importantes: Castelao publicó en 1944 ‘Sempre en Galiza’ y estrenó en 1941 su pieza teatral ‘Os vellos non deben namorarse’, para las que hizo, además, las máscaras; Rafael Dieste leía para sus amigos, en las apacibles tardes del café Tortoni (he estado esta tarde con Carmen: tomamos café, nos hicimos fotos y además acabamos comiendo allí), los relatos que iban a integrar ‘Historias e invenciones de Félix Muriel’; Luis Seoane desplegó una intensa labor pictórica, periodística y literaria, ahora se dice que hay 50 murales suyos en la ciudad, y Lorenzo Varela residió aquí, amó a Estela Canto (vivió con ella siete años sobre todo en Montevideo. Estela fue el amor imposible de Borges) y firmó sus mejores libros. Y Eduardo Blanco-Amor fue corresponsal de ‘La Nación’, trabajó en los periódicos y revistas de los centros gallegos y redactó algunos libros fundamentales de su trayectoria: ‘La catedral y el niño’, ‘A esmorga’ (ayer me regalaron una traducción al castellano en Corregidor) y ‘Os biosbardos’, un espléndido libro de cuentos. Habría en torno a 50 personas: al final se aplaudió, se comió, se bebió, se charló de política y de saudade, y se cantaron canciones gallegas y varios tangos.

 

Se me olvidó decir que leí tres textos en gallego: uno de Curros Enríquez, ‘Cantiga’, y dos sobre la emigración de Seoane y Lorenzo Varela.

 

Fue una noche estupenda. La gente, por lo regular, republicana, tiene un vínculo muy intenso con Galicia. (La foto no es de gallegos sino de Victoria Ocampo, a quien la fotógrafa Sara Facio, retratista de escritores, le dedicó un estupendo libro de imágenes).

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris