Facebook Twitter Google +1     Admin

'ARTISTAS INSÓLITOS' DE MONEDERO & PÉREZ

20091219161729-oscar-t.-perezautorretratos-copia.jpg

EL PINTOR DE AUTORRETRATOS

 

Texto: Daniel Monedero. Ilustraciones: Óscar T. Pérez

     Algunos dicen que es un idiota y otros que es un genio, pero sin lugar a dudas es uno de los grandes acontecimientos de la exposición. Y es que el pintor de autorretratos se muestra junto a su obra y todo el mundo se pregunta por qué. Los críticos opinan que al artista no le basta con que los visitantes vean su autorretrato y quiere que el espectador compruebe la veracidad de sus gestos y la fidelidad de sus trazos. Esa explicación suena convincente, pero la que se ajusta a la realidad es otra. El pintor pintó esa obra cuando apenas contaba quince años y no los cuarenta que tiene ahora. En toda su vida lo único que ha hecho es intentar parecerse a su autorretrato. Cada día de su existencia era un paso para encajar en el molde de esa pintura. Comía lo que creía conveniente para llegar a los kilos que mostraba su figura en el lienzo, dejaba que su papada fuese cayendo para que coincidiese con la imagen que él mismo había concebido, incluso intentaba mirar el mundo con el gesto con el que se había dibujado. Es difícil saber qué le movió a hacer algo así, pero ha conseguido su objetivo y ha logrado convertirse en un hombre que es el espejo de su retrato.

     Sabemos que el éxito de la exposición ha sido asombroso, incluso hay mucha gente incapaz de distinguir al pintor real del retratado, por lo que el museo se ha visto obligada a poner un cartel sobre el autor y otro sobre la obra. Y si algo habla del gran recibimiento de la muestra es que una excéntrica mecenas de Nueva York ha comprado la pintura y al propio pintor. Después de lo cual, el artista y la compradora se han ido a vivir juntos y la famosa obra cuelga sobre la cama donde se acuestan cada noche.

     El futuro destino del pintor parece ser una incógnita después de haber conseguido el objetivo de toda una vida, pero se especula con que el artista está pintando un autorretrato de su muerte y que trabaja de sol a sol, buscando los trazos que el tiempo dejará en su piel cuando abandone la existencia. Y parece que su objetivo es exponer su cadáver al lado del autorretrato del mismo. Las casas de subastas comentan que ya hay futuros compradores y que puede llegar a ser el cuadro más caro del mundo. Sus seguidores, que somos legión, sólo esperamos vivir lo suficiente para llegar a verlo realizado. Así sea.

 

*Ya he hablado aquí de los trabajos del escritor Daniel Monedero y del ilustrador Oscar T. Pérez, que acaban de publicar dos nuevos libros: ‘La Gran Orquesta de los Animales’ (Thule), que parece extraordinario, es uno de mis libros favoritos de los álbumes ilustrados, y ‘Artistas insólitos’ (laGalera), que sigue la huella del libro de William Beckford sobre los pintores extraordinarios. Este texto y esta ilustración corresponde a ‘El pintor de autorretratos’ de este segundo volumen.

 

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris