Facebook Twitter Google +1     Admin

LEOPOLDO POMÉS Y SU MUNDO

Ayer estuve en la Semana del Libro de Ejea. No firmé mucho, todo lo contrario que me sucedió en Tauste (ahora mi mujer Carmen irá destinada a esa villa como médica de Atención Primaria), quizá una docena de ejemplares, pero lo pasé estupendamente. Siempre me gusta ir a Ejea. Reyes y David, Panda de Tolos, y Trinidad fueron amables como siempre en la caseta. Saludé a muchos amigos y aproveché para hacer algunas fotos: a David Aceituno, el poeta que acaba de abordar el mundo íntimo de Sylvia Plath y Ted Hughes, a Miguel Ángel Ortiz Albero, que acaba de escribir sobre el circo y Hopper, a Miguel Ángel Longás, a Fernando Jiménez Ocaña, a Dolan Mor, a Ignacio Escuín, a Almudena Vidorreta, a Chusé Inazio Nabarro, al restaurador y coleccionista José María Palacín, a su hija y a su mujer, etc. Se me resistió Mario de los Santos, por timidez y por trabajo y porque me quedé sin batería. Hubo un momento en que me sentí Patricio Julve, que está a punto de resucitar, a los dos años de la aparición de ‘Fotografías veladas’, como dice mi hija Aloma, quizá mi libro más autobiográfico.

Fue una experiencia muy bonita; cuando caía la noche, tras conversar brevemente con la estupenda editora Irene Antón (esa mujer dulce y enamorada, rabiosamente enamorada, bien se ve, acaba de publicar una guía de la novela negra) estuve con Chusé Raúl Usón, que estrena un libro espléndido de Sherman Alexie, traducido por Daniel Gascón y portada, precioso, de Calpurnio Pisón, con Féliz González, librero de Los Portadores, con Pepito Fernández, de Antígona, y con Julián Rodríguez Marcos, editor de Periférica y autor de dos bellos libros cortos que ha rescatado y pulido de las aguas del pasado y de las gavetas de los inéditos. También conversé con Rosa Tabernero, que sigue estudiando la literatura infantil, con Chus Juste y con Ana Cristina Herreros, que está trabajando en un sinfín de libros y de criaturas mágicas y que ha encargado un libro de Bandoleros españoles a José Antono Adell y Celedonio García. Volví a casa escuchando a David Angulo, su disco ‘Habitación 404’, que me gusta mucho por su juego de voces, la disparidad de estéticas y arreglos, y porque tiene bonitos temas, entre ellos una canción que me conmueve especialmente, ‘Doce rosas’.

 

Llegué a casa y no sé la razón me encontré con una negra carpeta donde guardo uno de mis retratos favoritos de Leopoldo Pomés, ese fotógrafo estupendo que un día, merced a la embajada de Luis Alegre, me regaló una retrato suyo. Me acuerdo a menudo de Pomés, con quien tanto quiero. No lo conozco, hemos intentado hablar alguna vez, fue imposible porque los móvieles a veces se ponen imposibles, pero quiero rendirle un homenaje leve de domingo –hoy han ganado Jorge y Diego; Jorge con los juveniles en Villanueva de Gállego, Diego en casa ante el Atlético Ranillas- a Pomés, ese señor sofisticado y elegante, de mirar preciso, que adora a las mujeres, los zapatos y las múltiples suertes de la belleza.

Chillida contempla a Antonio Saura.

Joan Brossa.

Nico haciendo el anuncio de Terry.

 

La foto que me envió Leopoldo Pomés. Maravillosa.

Comentarios » Ir a formulario

antoncastro

gravatar.comAutor: Inde

¡Ole, pues qué suerte para los de mi pueblo! ¡Viva Carmen!

Fecha: 03/10/2010 22:48.


gravatar.comAutor: francis black

te paso una entrevista tiene muchos años y es en catalan , pero bueno.

http://www.tv3.cat/videos/2851970/Leopold-Pomes

Fecha: 04/10/2010 17:51.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris