Facebook Twitter Google +1     Admin

TRES POEMAS DE FERNANDO SARRIÁ

TODAS  LAS  MENTIRAS  QUE TE DEBO

Tres poemas de Fernando Sarriá

 

 

 

 

 

Sube al Corvette negro del 64

y crucemos bajo la noche la larga avenida del verano,

tenemos el poder de hacer de este día

a través del desierto un nuevo milagro.

Ven y deja que el tiempo sea secundario,

abrazados sobre el suelo veremos el cielo demoledor,

la caída intrascendente de otros mundos pequeños

iluminándonos desde tan lejos

como luciérnagas del Universo.

Bésame despacio, sí,

hazlo como saben tus labios demorarse en mí

y rebuscar entre lo oscuro,

en lo denso, allí donde se acumulan los murmullos

y son derribados todos los silencios.

Bésame ahora, cuando todavía me duele.

Cada vez va ser más difícil olvidarte.

 

 

 

 

 

Me asalta una duda razonable cuando cierro la puerta

y bajo los cuatro pisos que me separan de la calle.

Cada peldaño es un posible adiós,

una nueva esquina donde no existes

y tu silencio es un remolino lejano de tiempo.

Te amo pero es igual que sea verdad o no.

Todo lo que esconde la calle trae las mentiras,

las tuyas, las mías, las nuestras,

envueltas en papel de celofán azulado

como el regalo perfecto que te debo por tu cumpleaños

- un viaje, un vestido, un perfume,

tal vez una opera de Verdi en el Real...-

Aunque ahora que lo pienso y aunque me duela,

lo mejor es que deje de llevarte en mi cabeza,

dando tumbos y entregada a mis flaquezas,

cuando nunca sé si mi vuelta está cercana.

 

 

 

 

 

Después llegaron las lluvias:

lo interminable.

Nada trae este viento, salvo el recurso a la lejanía,

un silencio rebosado, recóndito,

o entre mis manos sólo la austera sabiduría de perderte.

Suzanne lo llena de enredaderas moradas.

Su voz se lleva todo,

crece en el muro donde todavía se conserva el calor,

algo debe tener el amor cuando lo buscan,

algo debe sujetar esta bendita lluvia y su torrente.

Despiertas en medio de la oscuridad y te olvidas del verano,

todas las sensaciones son dúctiles por naturaleza,

el armiño es gris y en las nubes crecen frondas de espera.

Suena la llamada para el Orient Express,

evoca viajes de Venecia a Praga,

ese rail de sueños que será como el mapa de Europa

mientras nada separe nuestros labios.

Crece un fuego de astros silenciosos,

Suzanne, Suzanne,

¿dónde hemos perdido el anhelo de querernos?

Tomemos un barco desde ese muelle sin futuro,

partamos a Istambul, sin mirar atrás,

¡que lejos queda esa noche de S.Juan,

esa fuga ardiente junto al mar!...

No me importa el dolor de tus ausencias,

sé que tu amor vale dinero,

toma de mi cartera los últimos billetes,

he emprendido este viaje sólo para amarte.

 

 

*Todas las fotos para ilustrar estos poemas de Fernando Sarriá corresponden a Mona Kuhn.

 

 

 

Comentarios » Ir a formulario

antoncastro

gravatar.comAutor: Fernando

Gracias Antón...un abrazo...

Fecha: 08/11/2010 14:02.


gravatar.comAutor: gonzalo villar

feliz de beber esa letras y ahogarme en esas luces.

Fecha: 08/11/2010 14:58.


gravatar.comAutor: Víctor Juan

Voy a escribirle a Luisa inmediatamente para advertirle que Fernando escribe poemas para poner fotografías de chicas desnudas
Es incorregible

Fecha: 08/11/2010 16:57.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris