Facebook Twitter Google +1     Admin

MIGUEL ÁNGEL BERNA: AUTORRETRATO CON OTROS Y UN PAÍS DE JOTA

20111208090233-berna-mozart.jpg

He estado esta pasada noche en la función de Miguel Angel Berna, ‘Bailando mi tierra’, en la Sala Mozart. El público estaba entregado: Miguel Ángel ha planteado un espectáculo compendio de una década, cruzando algunas de sus obsesiones: el mudéjar, Aragón o la tierra del dragón y la sabina, y la jota. La función, de algo menos de dos horas, cuenta con maravillosos músicos en directo, que permiten explorar distintos estilos: la música árabe, el flamenco, el jazz, incluso los ecos de la música klezmer, la música contemporánea pautada por las percusiones y algunos sonidos turbadores (están muy bien, en este apartado, otra vez, Fletes y Josué Barrés; está espléndido en realidad el grupo musical liderado por Alberto Artigas y Joaquín Pardinilla), y la jota.

En este sentido, me ha parecido mucho más apasionante la primera parte del espectáculo: ahí, Berna y sus músicos exploran nuevos caminos, se atreven. Renuevan. Siguen haciéndolo con la jota,  sin duda, pero todo es un poco más previsible, y para mí menos emocionante, a pesar del trallazo de intensidad de los tambores y bombos de Albalate del Arzobispo. Al público, en cambio, le gusta mucho más la segunda parte. Ahí se producen los grandes aplausos en un montaje de muchos aplausos y de identificación absoluta con Berna, palpita la emoción, o incluso se oye una voz femenina que grita, ante un solo de Berna: “¡Tío bueno!”

Miguel Ángel tiene muchas virtudes: ha creado equipos, y pienso en los músicos, en intérpretes como María José Hernández y Lorena Palacio, en las jotas, ha creado equipo de diseño y artístico, incorpora a los jóvenes bailarines y una escenografía de Martínez Tendero. Miguel Ángel asume cada vez menor protagonismo: cree en sus bailarines y en sus coreografías. Está y hace estar a los demás. Y sobre todo, insisto en ello, si alguna vez se ha sentido el malquerido, el incomprendido, nada más lejos: Miguel Ángel Berna es querido, es aplaudido y ensalzado. Emociona a la gente. Es jotero clásico y jotero que renueva desde el baile y la música. Y suscita admiración y muchos, muchos minutos de aplausos.

Comentarios » Ir a formulario

antoncastro

gravatar.comAutor: manuel contreras

Coincido contigo Antón, el espectáculo tiene algunas partes más innovadoras que otras, pero lo más espectacular son los músicos, ¡¡¡qué extraordinaria la calidad de la banda!!!, desde la percusión hasta los vientos, pasando por esa extraordinaria bandurria de Artigas; magnífica música, y original la jota que parece ser un homenaje a Enrique Morente y el comienzo de su "Omega".

Fecha: 12/12/2011 19:50.


gravatar.comAutor: Eladio sanchez

Coincido con ambos. Salí pletorico del espectaculo, la fusion muscial, baile e imagen me parecio increible.
No voy a entrar si es jota o no, por no erir a los mas clasicos pero a mi me lleno como aragones.
Igual se gusta demasiado pero para hacer lo que él hace tiene que creerselo.
¿Alguien me podria decir donde puedo conseguir el cd con la musica del espectaculo?
Aqui dejo mi email por si alguien me puede ayudar: eladio.sanchea@wanadoo.es

Gracias y un saludo
Eladio

Fecha: 14/12/2011 12:13.


gravatar.comAutor: Eladio sanchez

Mi email correcto, sorry: eladio.sanchez@wanadoo.es

Fecha: 14/12/2011 12:14.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris