Facebook Twitter Google +1     Admin

BOSCO ESTERUELAS, EN ZARAGOZA

Recibo esta nota de Félix González y Eva Cosculluela de Los Portadores de Sueños.

Los portadores de sueños tenemos el gusto de invitaros el próximo miércoles 28 de marzo a las 20h a la presentación de EL REENCUENTRO, de  BOSCO ESTERUELAS (Chiado Editorial). Acompañando al autor, contaremos con la presencia del escritor Antón Castro. Como de costumbre, al terminar la presentación tomaremos un vino juntos.

 

EL REENCUENTRO

“Cuando las cartas nos vienen malas y perdemos la partida que pensábamos que era nuestra única razón de ser, creemos que el reloj se ha parado y que la muerte es inminente. Sin embargo, suena el teléfono y al otro lado del hilo se escucha una voz amiga y cálida, una de esas personas con la que no se ha hablado ni se ha visto desde los tiempos de la universidad, que vive fuera de España, que está en Madrid de paso y que te confiesa que le haría mucha ilusión cenar contigo. Entonces haces un esfuerzo terapéutico: ‘Si, claro, ¿cómo no?’. Tomas el ascensor, atraviesas el umbral del gran portal del edificio en el que vives, te llega una cálida brisa de crepúsculo preestival, escuchas el ruido del tráfico y las voces de la calle. Entonces, sólo entonces, te das cuenta de que la vida sigue, te guste o no, te pegues un tiro o te abras las venas, y que te invita a continuar quemando etapas.”

 

BOSCO ESTERUELAS (Zaragoza, 1951) es escritor y periodista. Actualmente, reside en una casa campestre próxima a Cáceres. Ha trabajado en la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y antes como editorialista del diario EL PAÍS (2004-2008). Redactor en la agencia  Efe, estuvo destinado en las delegaciones de Roma (1977-1981), Washington (1983-1986) y Londres (1986-1987). Ingresó en EL PAÍS en 1987 y fue con ese diario corresponsal en Asia, con base en Tokio (1989-1991) y Bruselas (2000-2004). Ha sido también portavoz de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) de 1992 a 1994 y portavoz del vicepresidente y comisario europeo Manuel Marín (1998-1999).  Es autor de otras tres novelas: Todo empezó con Obdulio, Camino de Ítaca y otros relatos, y Retorno a Zumaia. Tiene un blog en la revista "Tiempo" sobre temas de política internacional (www.tiempodehoy.com).

ENTREVISTA CON BOSCO ESTERUELAS

 

Por Cristina NÚÑEZ. De Hoy.es. Cáceres. Foto de A. Méndez

 

“La novela me da más libertad que el periodismo”

 

 

La vida, esa vida que, según proclama, es mejor no programar ni planear, sobre todo para no errar el tiro, trajo a Bosco Esteruelas (Zaragoza, 1951) a Extremadura hace dos años y medio. Antes, y durante décadas, ejerció el periodismo para la agencia Efe y para el diario El País en corresponsalías de todo el mundo, además de sus trabajos en la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional, la FAO o como portavoz del comisario europeo Manuel Marín. Así se traza su enorme mapa vital, con parada en Roma, Bruselas, Londres, Washington y Tokio, puntos geográficos a los que ha tomado el pulso y cuya realidad ha contado con la urgencia de los teletipos y la precisión de las noticias de prensa.

A este curtido y cosmopolita periodista le llegó el momento en el que se vio colmado de tanto asunto de actualidad y decidió buscar un lugar tranquilo para escribir sus novelas. Compró una finca en la localidad cacereña de Alcuéscar y allí vive, en mitad de la calma y dispuesto a sacar todo lo que tiene dentro: novelas. «Me queman las novelas», explica. Mañana miércoles presenta su primera obra publicada, 'El reencuentro'(Chiado Editorial) en la librería Todo Libros de Cáceres.

«Me encuentro muy satisfecho, me considero saciado, he visto culturas y eso me ha dado la oportunidad de volcarlo en la ficción». Explica Bosco Esteruelas que desde adolescente su obsesión fue escribir, contar historias, construir mundos. «Por frutos del azar me metí en esto del periodismo y no estoy arrepentido, pero lo que siempre he querido ha sido escribir».

La frontera

Puesto a definir en qué consiste esa sutil frontera entre el periodismo y la literatura este autor considera que la novela le concede mucha más libertad que el género periodístico, en el que «la dictadura del espacio» y la necesidad de describir la realidad se convierten en grilletes para todo aquel que tenga vocación fabuladora. «El periodista que escribe una novela tiene que liberarse de la obsesión por el dato, el dato factual». La materia prima con la que se trabaja es la misma en el periodismo que en la literatura, la letra escrita, y Esteruelas aprovecha todo el bagaje y el entrenamiento de sus largos años como corresponsal. «Hay que cambiar el registro y no tener miedo a la sensación de abismo de una novela, en la que nadie te limita el espacio».

'El reencuentro' es «una novela histórica» que transcurre bajo la mirada de sus tres protagonistas, un padre, Norberto, y sus dos hijos, Ricardo y Diego. El relato comienza en los años 50 y termina en los días actuales. «Intento contar la historia de España y del mundo a través de las vivencias de estos tres señores». Hay personajes reales que se mezclan con estos tres personajes ficticios, a los que Esteruelas define como «personas que viven una lucha interna porque no saben vivir, no saben acomodarse a los tiempos». El eje físico de este trabajo se ubica entre Nueva York y París, aunque «es como una especie de tren que recorre muchas ciudades». En ese trayecto físico y temporal se tocan momentos clave de la segunda mitad del pasado siglo: «se aborda mucho la transición, la rebeldía de los 60 y los 70 de la universidad española, la guerra fría». Estados Unidos es un foco fundamental en esta novela, el marco en el que se desarrolla parte de la vida de uno de los personajes, que pasa de abrazar el maoísmo y la extrema izquierda a identificarse plenamente con la sociedad americana. «Todos los clichés se le van desmontando cuando vive en Estados Unidos». España no queda en buen lugar a lo largo de estas páginas. Cuenta Esteruelas que éste era un país que avergonzaba a los jóvenes, con una dictadura que ponía unas ridículas trabas vitales.

El mensaje final de esta novela es «que nos movemos por hechos fortuitos, son tantas las casualidades que nos rodean y que nos afectan que es mejor no programar la vida». Los personajes de este libro van comprobando que cuanto más intentan atar su futuro menos consiguen lo que andan persiguiendo. Otra lectura más, tal vez la más profunda es que, al final, «no hay otra cosa que la vida» y que ésta, casi siempre, «merece la pena».

El autor siente que está, con la presentación de esta nueva novela, en una fase experimentadora. Le gustaría alternar géneros, hacer un thriller o una novela de humor. Y de 'El reencuentro' no espera nada, dice. Quiere que le lean. El impulso escritor de Bosco Esteruelas ha producido, además de 'El reencuentro', otras dos novelas y un libro de relatos. La quinta obra está en proceso entre el silencio del campo extremeño.

 

 

 

Comentarios » Ir a formulario

antoncastro

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris