Facebook Twitter Google +1     Admin

AMÉLIE NOTHOMB Y MONDINO

20150127012554-mondino-amelie-nothomb-2001-img.jpg

Acabo de leer el nuevo libro de Amélie Nothomb, ‘La nostalgia feliz’ (Anagrama. Traducción de Sergi Pàmies), centrado en su retorno a Japón con motivo de la traducción de uno de sus libros, y hacia el final descubro esta cita sobre un fotógrafo que me interesa mucho: Jean-Baptiste Mondino. Dice:

“Unos años antes, tuve que posar para Jean Baptiste Mondino, probablemente el mayor artista que me haya fotografiado jamás. Al ver que insistía en ofrecerle expresiones varias –alegría, sorpresas, muecas-, se detuvo con humor y me increpó:

         -¿Se puede saber que estás haciendo?

         -Intento darle algo.

         -Yo no te he pedido nada. Eso es lo que quiero: que estés vacía. Que no sientas nada.

         Obedecí. En menos de cuatro minutos tomó las fotografías que acabarían siendo utilizadas. Quizá sea ese el objetivo: no experimentar nada. Entonces me doy cuenta de que Yumeto, para quien la fotografía es un pasatiempo me está acribillando con su móvil: como aficionado, ha deb ido observar que había alcanzado el estadio último de la fotografía. Devastada por las emociones de la víspera, me siento vacía”.

 

‘La nostalgia feliz’. Amélie Nothomb. Traducción de Sergi Pàmies. Anagrama, Barcelona, 2015. 140 páginas. Sale a la venta en febrero.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris