Facebook Twitter Google +1     Admin

IVÁN TORRES Y LOS BÓLIDOS

Han pasado por casa Javier e Iván Torres. No sólo saben de ordenadores, no sólo son capaces de limpiar de virus esta caja alquímica donde se concentran tantos mundos. Son unos expertos en motociclismo y Fórmula 1. Lo que más me ha impresionado es que Iván, 19 años, mientras intentaba descubrir la enfermedad de mi quebrantado ordenador, fue que recibió una llamada de alguien que le contaba como iba la carrera de Fórmula 1. Le anunció que Fernando Alonso –que es su ídolo- se había puesto tercero de golpe. Apenas diez minutos después, volvía a recibir una llamada: a Alonso se le había roto la transmisión y había abandonado la carrera. El “kaiser” Schumacher volvía a ganar. Iván se había cubierto las espaldas y había apostado en una porra por él.

Luego hablamos de casi todos los campeones: Graham Hill, Jackie Stewart, Emerson Fittipaldi, James Hunt, Niki Lauda, Mario Andretti, Nelson Piquet, Gilles Villeneuve, Alain Prost, Ayrton Senna, Nigel Mansell o Schumacher. Iván recuerda con exactitud quienes ganaron los títulos en los 90, y las escuderías, y su padre lleva en su maravillosa móvil la increíble secuencia de una carrera de Senna que pasó del quinto lugar en la parrilla de salida a la cabeza de la carrera en una sola vuelta.

Algún tendré que contarles el día que yo le di la mano a Niki Lauda antes de una carrera en el Jarama...
21/06/2004 01:52 Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: DuST

Se te ha olvidado comentar lo que disfrutó Félix viendo ganar a Portugal y como estába esa magnífica tortilla de patata.
Será un honor escuchar esa historia ;)

Fecha: 21/06/2004 11:25.


Autor: mg ; )

Ya veo que te lo han arreglado. Vaya par de genios de dos generaciones!!!
Los Torres son impresionantes cual Fangios.
mg ; )

Fecha: 22/06/2004 18:34.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris