Facebook Twitter Google +1     Admin

"NINETTE"

pataky2.jpgTras leer tantos artículos elogiosos (Luis Herrero, Martín Prieto, Raúl del Pozo, Juan Manuel de Prada, Umbral, entre otros) sobre “Ninette” de José Luis Garci, basada en dos obras de Miguel Mihura (“Ninette y un señor de Murcia”, “Ninette, modas de París”), voy a verla, vamos a verla Daniel y yo en la última sesión. Hay bastante gente en el cine a esas horas, en los Renoir. La película, eminentemente teatral, transcurre en 1959 en Murcia y luego en interiores que debemos imaginar parisinos. Nunca se ve París; en realidad, París es una mujer a la que le molesta la muchedumbre y el cosmopolitismo de París. Garci ha llevado el teatro al cine: la película tiene algo de aquellos lejanos “Estudios 1” de TVE, e incluso ha recuperado a un magnífico actor de entonces como Fernando Delgado.

La película funciona al principio, siempre gracias al buen trabajo interpretativo (en particular, gracias a ese amigo del protagonista, Armando, bizco, que hace Enrique Villen) y a los graciosos textos de Mihura. E incluso, puede decirse que funciona un poco toda la primera parte, con ese personaje fascinante que es Fernando Delgado, el republicano español que toca la gaita, más que con la propia Ninette, Elsa Pataky, que hace un papel un poco intrascendente, poco dibujado, poco perfilado. Es inteligente y manipuladora, es cándida y atrevida, pero hay algo que no acabas de creerte nunca. La débil profundidad de su personaje contrasta con la de Maruja (Mar Regueras, creo), que tiene otra fuerza, otra textura. Elsa Pataky está bellísima, se cambia continuamente de ropa, o no la lleva directamente, exhibe su cuerpo, ofrece continuos contoneos, pero no logra alzar un papel que no ha sido muy bien concebido desde el propio guión. Esa luz interior que le ha visto Garci no acaba de hacerse visible en su Ninette, aunque la hermosura nadie puede discutírsela. Carlos Hipólito resuelve con solvencia y humor su papel. A la relación amorosa de los protagonistas le falta un poco de chispa, picardía, ingenuidad, conmoción, magia.

La segunda parte de la película, cuando Ninette y Andrés se casan y se trasladan a Murcia, es menos interesante, más embarullada. Incluso hay cosas que no se explican del todo: ¿qué hace ahora Armando en Murcia?, por ejemplo. La película resulta larga, está demasiado pegada a los textos de Mihura, posee caídas de ritmo, es menos graciosa de lo esperable y poco imaginativa, poco alegre en el fondo, a pesar de que es una apología del placer, del cuerpo, de la liberación sexual, de la vida. Más que la concepción de Garci, a la película la salvan, por instantes, los actores… Ni siquiera ese tono apagado, ceniciento, se adecua a ese milagro de la ilusión que es el hecho de que toque en suerte una mujer de bandera así y en París, nada menos. Tiene algo de españolada con sueca y destape en tu propia casa.
15/08/2005 09:44 Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Triqui Beltrán

Garci me parece un plomo. Siempre.

Fecha: 15/08/2005 13:55.


Autor: Cide

a mí en cambio Garci me gusta, pero ya tenía yo ganas de leer alguna crónica que no fuese tan elogiosa con Ninnete. Han puesto tan por las nubes a Elsa Pataki que estaba a punto de creer que no había sabido yo ver sus dotes interpretativas. Esta chica es hermosísima, no se puede negar, pero nunca me ha llegado a convencer como actriz. De todos modos, si la película se pega a los textos de Mihura ya es algo interesante que ver. Trataré de acercarme a verla.

Fecha: 16/08/2005 14:25.


Autor: A.C.

Hoy, en "El Mundo", Juan Bonilla publica un artículo muy sensato e inteligente que deja a Mihura en su sitio.

Creo que se trata de un escritor más bien menor y perezoso. Y la película también lo es. Ayer estuve viendo "Los puentes de Madison County", y eso sí que me ha parecido cine: emociones, una idea, sentido de la luz, intensidad... Un abrazo.

Fecha: 16/08/2005 15:54.


Autor: Mercedes

Sobre las críticas tan elogiosas de la película, en fin... que, como suele suceder en estos casos, los amigos de Garci jamás hablarán mal de una película suya. Y mira que ha hecho bodrios...

Fecha: 17/08/2005 14:34.


gravatar.comAutor: AnaCreonte

Garci continúa en la línea de añoranza del pasado franquista escamoteando la realidad. Esta vez ha escogido el texto de un señorito de derechas, como es Mihura, chocarrero y sarcástico, para recrear una España Inocente donde no pasaba nada. En los años que se estrenó Ninette (1963-64) por ejemplo ajusticiaron a Julian Grimau. Lo que ya es el colmo es que mencionen a Lenin, Pablo Iglesias y a Alejandro Lerroux como políticos republicanos de izquierdas!!! ¿Es ignorancia o burla?

Fecha: 24/08/2005 17:36.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris