Facebook Twitter Google +1     Admin

REAL ZARAGOZA: 75 AÑOS. Cuaderno de apuntes / 1*

20070324222132-canariozaragoza.jpg

CANARIO O LA TARDE DEL EXTREMO

Diario. Sábado, 24.03.2007

Esta tarde he ido a Cariñena, el primer lugar de Aragón donde intenté trabajar en el otoño de 1978. Acababa de llegar a Aragón y no tenía donde caerme ni muerto ni vivo. Llevaba una camisa blanca  impoluta que se había planchado sola, de noche, mientras se escurría. Entonces, no conocía nada de los viñedos, hice autostop y fui a uno de los bares de la plaza. Me encontré con un joven estudiante de Historia de la Rioja y pedimos trabajo. Intentamos integrarnos en una colla, y algunos días después entramos a trabajar en Alfamén. Siempre le he tenido un cariño especial a Cariñena. La pintora Carmen Amigo me ha hablado de las actividades culturales de la localidad, y Manuel Serrano, uno de los grandes productores de la TVE, me ha contado la fascinación que experimenta hacia su pueblo. Durante años, cuando iba a Galicia, le llevaba a mi padre vino Don Ramón. 

Hoy, la Peña Zaragocista de Cariñena (www.pzc.es; su presidente es Luis Gutiérrez Pe) rendía un homenaje a Darcy Silveira, Canario. El gran Pepe Melero, el mejor valedor que puede tener el club (enciende a la menor oportunidad la antorcha de la autoestima y recuerda que el Zaragoza “es un gran club”), hacía de anfitrión con la gente entusiasta de Cariñena, con el presidente de la Federación de Peñas, Arnaldo Félix, y con las autoridades de la localidad. El gran coleccionista Benigno Díaz Romero, Beni, había preparado una bonita exposición con sus ricas pertenencias: carteles del Carranza, homenajes a Los Magníficos, espléndidas vitrinas con un exuberante fondo de hemeroteca, fichas, álbumes, insignias, camisetas, etc., así como juguetes, pay pays, cajas de cerillas, carnés... De todo. Piezas de los tiempos de “Los Alifantes” y de todos los tiempos. Beni nos mostraría más objetos, espléndidos, que guardaba en una furgoneta azul de alquiler.  Canario recordó que jugó tres campañas en el Real Madrid, que obtuvo tres Ligas y una Copa de Europa –en aquel memorable e irrepetible partido contra el Eintranch de Frankfurt, el del 7-3, el de la gran noche de Puskas y Di Stéfano-, que  luego pasó al Sevilla y que en 1963, con nueve entornados con Brasil (podría decirse que le cerró el paso a los Mundiales el extraordinario Garrincha, el pájaro solitario de las piernas torcidas), ingresó en el Real Zaragoza para formar la delantera de “Los Cinco Magníficos”: Canario, Santos, Marcelino, Villa y Lapetra. Permaneció cinco temporadas, antes de retirarse en el Mallorca a los 33 años, jugó casi 120 partidos y marcó 56 goles en total. En Liga, Copa del Generalísimo y competiciones europeas. 

La Peña Zaragocista de Cariñena tiene tres años de vida. Y una pasión absoluta por el equipo. Beni había traído un partido de 1966 en el que se enfrentaban en La Romareda el equipo local y el Barcelona. Creo que se jugó en noviembre de 1966. Venció  por la mínima el Barcelona, pero vimos cómo se movía Canario –Pepe lo definió como “el mejor extremo derecho de la historia del Real Zaragoza”, por su regate, su rapidez y su potente disparo-, la clase de Lapetra, la verticalidad de Villa, la labor incansable y oscura de Santos, el dinamismo constante de Marcelino, que “era mucho más  que un gran cabeceador”, dijo alguien. Pepe Melero recordó que el Real Zaragoza es, tras el Madrid y el Barcelona, el equipo más laureado en los últimos veinte años, igualado en títulos con el Valencia y el Deportivo de La Coruña. Seis trofeos cada uno. Recordó que un niño nacido en Bilbao o San Sebastián a partir de 1986 no ha visto nunca ganar nada a sus equipos. Y señaló también que sumando todos los títulos de los equipos andaluces a lo largo de la historia sólo igualaban al Zaragoza, gracias a los dos triunfos del Sevilla la pasada campaña. 

Viajé con Ángel Aznar, el ex presidente y uno de las personas que mejor ha estudiado al club, con Pedro Luis Ferrer posiblemente. Fue una tarde preciosa e intensa, con amigos, a la busca de información y elementos imprescindibles para la exposición del 75 aniversario. Ángel lo sabe todo del equipo. O casi todo. Tuvo el bello gesto de llevar su libro, en dos volúmenes, “El largo camino hasta  la Recopa” (1995) y regalárselo y dedicárselo a la Peña. 

Hace años, cuando trabajaba en el bingo, jugué un partido de fútbol- sala en el Polideportivo Salduba. Con el bingo Zapata jugaba Canario, que tendría alrededor de 50 años: comprobé cómo aún recortaba, amagaba y burlaba como nadie. Le entré, creí que iba a cortarle la jugada, apuró en la línea de fondo con un arabesco de mago o malabarista, y me sentó de culo.  Marcó un gol de bandera. Uno de mis compañeros gritó: “Joder, Antonio, que no es tu abuelo”. No era mi abuelo, desde luego, y ya no pudimos remontar. Era Canario, el hermano en el regate, en la velocidad y en el puro centello de Mané Garrincha. El extremo imparable que había formado esta delantera para la leyenda: Canario, Didí, Vavá, Pelé y Zagallo.

*Este es el equipo del Real Zaragoza que ganó la Copa de Feria, con Luisito Belló, "el catedrático" de entrenador ante el Valencia. Arriba: Yarza, Cortizo, Santamaría, Reija, Isasi, Pepín. Y abajo: Andrés Magallón (masajista), Canario, Duca, Marcelino, Villa y Lapetra. 

24/03/2007 22:21 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Pepe Cerdá

!Que bonito te ha salido!
Olé.
Pepe

Fecha: 25/03/2007 11:21.


gravatar.comAutor: El dandy de Collado Mediano

Querido Antón,
me encanta recordar a través tuyo el Zaragoza de aquel tiempo.De todas formas,siempre que leo algo relacionado con Los Cinco Magníficos se menciona sólo a Santos, que llegó a última hora,y que sustituyó al enorme y "olvidado" excelente jugador, Duca.
Hoy,en tu crónica, pasa lo mismo,pero en la foto y en su pié se ha "escapado" el verdadero componente lírico de aquella magnífica delantera.
Duca fué excepcional,pero tenía un carácter algo huraño; le gustaba irse a casa con su mujer al terminar los partidos.No jugaba a las cartas,no tomaba copas y no se prodigaba con los medios y,quizás por eso,nunca gozó de la popularidad de los otros.Pero a los que le vimos jugar nos encandiló con su visión del juego y siempre creímos que el brillo de aquella delantera se debió , en gran medida, al "olvidado" Duca.
Vayan estas líneas en homenaje de uno de los jugadores más brillantes de la historia del Zaragoza.
Un abrazo,
Luis

Fecha: 26/03/2007 18:07.


gravatar.comAutor: Alicia Palau

Mi novio me acaba de escribir un email contándome que Luis Alegre escribe sobre Antón Castro en el As. Como sabe que soy fan de los dos pues eso. Y digo yo que alguien podía colgar el artículo aquí y así me ahorro bajar al kiosko.

Fecha: 27/03/2007 10:05.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris