Facebook Twitter Google +1     Admin

JUAN MANUEL CASTRO PRIETO. MIRAR PARA VER.10

20070512102952-lapuna.jpg

Iba ayer a ver la exposición de Pilar Albajar y Antonio Altarriba a Casa de los Morlanes y no se me ocurrió otra cosa que pasar por delante de Los Portadores de Sueños. ¡Quién puede resistir con facilidad pasar de largo ante una librería tan bella! Además, ayer tenía cuatro obras de Ana Lóbez en el escaparate: cuatro piezas de las suyas, rebosantes de color, de ingenio, una llamarada de candor. Compré algunos libros: “Ojalá octubre” (Alfaguara) de Juan Cruz Ruiz, un escritor y periodista que admiro mucho y al que no he visto nunca, me gusta este libro porque nace de una mirada a su padre y es una singladura emotiva y sentimental en el territorio de la familia y los afectos; “El libro vacío / Los años falsos” (Sudamericana) de Josefina Vicens, al que ya le he echado un vistazo, creo que lo compré porque me gustó este párrafo del segundo libro: “Todos hemos venido a verme. La tarea del aliño será larga porque es fecha especial: aniversario”. Compré una monografía de Lunwerg y Photo Poche de Sebastiao Salgado, magnífica, y otra de otro de mis fotógrafos favoritos: Juan Manuel Castro Prieto (Madrid, 1958), que acaba de publicar La Fábrica.  

Admiro muchísimo a Castro Prieto, que por desgracia no es primo ni tío  ni pariente conocido. Es seguramente el hombre que hace los mejores positivos en España, trabajó como nadie con la obra de Martin Chambi y es autor de varios proyectos como “Perú, viaje al sol”, que tiene mucho de homenaje al gran maestro de Cuzco, “Etiopía”, “Andalucía, una geografía”, que realizó con el poeta y novelista Juan Cobos Wilkins, autor de “El corazón de la tierra”, o un sugerente reportaje sobre el Museo D’Orsay. El libro muestra la mirada de Castro Prieto: su talento narrativo, su condición de ladrón de luces y de atmósferas, la belleza fragmentada y la gran calidad técnica de su trabajo.

Publio López Mondéjar escribe un excelente prólogo. Cito algunos fragmentos:
 

-“En las fotografías de viaje es donde encontramos al fotógrafo más narrativo y autobiográfico. Más que un peregrino, Castro es un viajero atento, reflexivo, que va componiendo con sus imágenes un diario de viaje, como lo haría un escritor con sus cuadernos”. 

-“Siendo uno de los contados fotógrafos que conozco capaces de desbrozar caminos, nunca da un paso gratuito, sino con una profunda coherencia”. 

-“Los que conocen a Castro Prieto saben que es  recto, taciturno y retraído, a veces íntimo, y pareciendo insociable, es persona de gran ternura, de las más fraternalmente cordiales y acogedoras que he encontrado, aunque no le falta un punto de terquedad, y cuando se le lleva la contraria tiene muy malas pulgas. Es también un ciudadano insobornable. Si existiese la pureza, diría que es un hombre puro”.

 

*Una obra de Castro Prieto: "La puna".

 

12/05/2007 10:27 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris