Facebook Twitter Google +1     Admin

CLAES ANDERSSON: DOS POEMAS DE AMOR

20080516002551-vintage.jpg

[Ese traductor incansable que es Francisco J. Uriz, traductor y poeta, siempre nos descubre poetas nórdicos. Poetas que pueden ser psiquiatras, pianistas de jazz, futbolistas más o menos quiméricos, políticos, y sabe Dios cuántas cosas más. Ahora le ha tocado el turno a Claes Andersson del que publica una selección de su lírica bajo el título Los estragos del tiempo (Cosmopética; Córdoba, 2008), un libro bellamente diseñado y enriquecido con algunas fotografías. Claes Andersson, según Uriz, encarna todo eso, pero además es novelista, dramaturgo y autor de un libreto de ópera y, con otros, un escritor satírico para cabarés literarios, para radio y televisión. Selecciono aquí un par de poemas, poemas de amor. ]

 

 

En la guerra y en el amor todo está permitido incluso lo que está         permitido en la guerra.

Muestra un poco de ternura a los que has torturado en tu amor a tu amor.

Por lo menos bésalos.

Besa la carne, besa los huesos, besa las uñas, el pelo y los órganos sexuales, besa los anillos de boda.

Enciende velas junto a las tumbas abiertas.

Canta. Reza. Loa el amor eterno.

Escribe poemas sobre reconciliación y perdón.

Miente. Loa. Miente.

Escribe también poemas sobre las almas abandonadas que vagan solitarias.

Si tienes aún algo que añadir, calla.

 

 

 

Yo amaba a Birgitta con los cuerpos cavernosos de mi alma.

Ella también me amaba, pero no al mismo tiempo.

Se fue a Perú, vio a Jesús y devino su hija, ahora atiende a los niños sin hogar.

Si pudiera vivir mi vida de nuevo volvería a hacer todo igual, especialmente con Birgitta.

Estar en la popa y ver desaparecer los años como remolinos, sueños, espuma.

Preguntado por la influencia de la Revolución francesa en la historia, Chou-En-Lai contestó: demasiado pronto para opinar.

Sólo los muertos saben lo que va a pasar después, pero ellos no dirán nada hasta que hayamos muerto.

Uno se imagina muchas cosas, también esas que ya han sucedido.

 

*Una foto que pertenece a una colección de arte erótico del siglo XIX.

Private Collection: A History of Erotic Photography 1850 to 1940. Danny Moynihan.

16/05/2008 00:25 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor:

Llevo mucho retraso con los blogs, incluido el tuyo.
Estos poemas me han encantado. Los nórdicos son misteriosos, pero siempre llaman a las cosas por su nombre y aprecian mucho lo mensurable.
Claes Anderson era desconocido para mi. Lo anoto y busco (cuántas tareas).
Un beso.

Fecha: 16/05/2008 10:41.


gravatar.comAutor: Isabel

Hace menos de un mes que he descubierto a Claes Andersson, a través de Cosmopoética y la Libreria de Lucena (Córdoba) "Juan de Mairena", que regenta Pipo,uno de nuestros buenos libreros. No sé cómo (es una sensación casi olvidada), pero he vuelto a sentir una especie de comunión con éste autor, una unión, a través de un invisible cordón umbilical, con la humanidad. Lo que dice Andersson, me sorprende que no lo hubiera escrito yo misma, de tan mío como lo siento(ese engreimiento del aprendiz de escritor que se cree más inteligente y sensible de lo que es)

Fecha: 05/06/2009 21:49.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris