Facebook Twitter Google +1     Admin

MATERIALES DISPERSOS.2 / HILDA DOOLITTLE, H. D.

20080813012717-image1.jpg

También me ha hecho ilusión encontrar un reportaje de Emma Rodríguez, para El mundo, sobre la poeta y narradora H. D., Hilda Doolittle, la mujer que deslumbró y enamoró a Ezra Pound y a D. H. Lawrence, y que suscitó la curiosidad de Sigmund Freud. Hace pocos meses, Lumen publicaba Trilogía, una experiencia poética nacida de la agria experiencia de la II Guerra Mundial. Trilogía está traducida por Natalia Carballo, que redacta un sugerente prólogo. Se casó con el poeta Richard Alding y amó también a la escritora Annie Winifred Ellerman. Era alta, tímida, de una rara belleza y hablaba varias lenguas.

 

La página de El mundo reproducía un par de poemas de H. D., que ya había sido publicada por Seix Barral y El Cobre Ediciones.

 

1

Hemos recibido demasiados dogmas

y muy pocas garantías,

 

demasiados: mas nos e ha demostrado

lo suficiente que es esto, esto, esto

es herejía: sé, y siento

el significado que ocultan las palabras;

 

Son anagrama, criptogramas,

pequeños estuches, adecuados

 

para incubar mariposas…

 

2

No soy fantasía poética

sino una realidad biológica

 

un hecho; una entidad

como ave, insecto, planta

 

o célula de una alga;

vivo; estoy viva;

 

cuidado: ignoradme, negadme, no me reconozcáis,

 

evitadme; porque esta realidad –éxtasis- es contagiosa.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris