Facebook Twitter Google +1     Admin

MANUEL MOYANO, EN ZARAGOZA

20060204111913-chioma2.jpg

Repasaba ayer, a la hora de la comida, la cantidad de mediodías que he dedicado a repasar algunas presentaciones de libros que he hecho a lo largo de estos años. Busco un bar tranquilo, el Trafalgar me gusta (siempre como bacalao), y aprovecho esas dos horas, o hora y media para pensar un poco más sobre el escritor, sobre el libro. Para improvisar notas; ya no me gusta redactar textos, me gusta dejarme guiar por la intuición y arañar unas frases con mi letra imposible. ¡Cuántas horas lejos de los míos, angustiado, con ese nerviosismo casi infantil del que nunca se acostumbra a las presentaciones! Menos mal que “Memoria de la especie” de Manuel Moyano (Córdoba, 1963) me ha gustado mucho. Me ha gustado mucho, especialmente las dos primeras partes. Es un escritor con un mundo, con sensibilidad, con ironía, borgeano, pero sus ecos son más vastos: de Marcel Schwob a Connolly, de Calvino a Cunqueiro, de Lytton Strachey al Carlos Casares de “Los oscuros sueños de Clío”, de Vila-Matas a Cioran.

Es un libro misceláneo, abierto, híbrido, pero muy atractivo. Xordica y su editor Chusé Raúl Usón aciertan casi siempre. Su catálogo es importante, realmente importante. (Hablando de catálogos, llevo más de un mes leyendo cosas muchas cosas de la Editora Regional de Extremadura y de sus editores Álvaro Valverde y Julián Rodríguez Marcos). Soy un seguidor de sus libros, y lamento que en todos esos años no haya sabido buscarles una estantería y tenerlos bellamente ordenados. Cada vez me siento más un lector de determinadas editoriales. Ser escritor de su sello me parece un verdadero sueño, un deseo, una responsabilidad, una conquista, y eso se percibe ya con perspectiva, cuando lleva más de doce años en el mercado. Veo a autores como Julio José Ordovás, Daniel Gascón, Cristina Grande, Rodolfo Notivol, Luis Alegre, Mariano Gistaín, David Trueba, Agustín Sánchez Vidal, José Luis Cano, Santiago Gascón, Fernando Sanmartín, Jesús Moncada, Javier Tomeo, Manuel Moyano, Miguel Mena, Ángel Petisme, Ismael Grasa, Fernando Martín Pescador, Chusé Inazio Nabarro, Ánchel  Conte, etc., y tengo la sensación todos ellos se han agigantado desde esa escudería, desde esa editorial que venderá más o menos pero que publica muy bellamente.

Del libro de Manuel Moyano –con quien no pude ir a cenar, y no ya por aquello de que me estoy volviendo huraño y esquivo. Tenía que revisar con Miguel Ángel París las fotos y las notas de la exposición de su padre; el catálogo entra en máquinas el martes o así-, me gustan muchos textos. De la segunda parte, “Archivo de atrocidades”, me ha gustado especialmente el primero, que tiene un fondo de ternura y humor en medio del espanto:

 

UNA GUARDA ARRASA 50.000 HAS.

AL QUEMAR UN ESCRITO DE SU ESPOSO

 

LA SEÑORA Terry Barton, guarda forestal, recibió

una carta manuscrita de su esposo,

el señor John Barton. La leyó

mientras patrullaba por el Parque Nacional

de Pike, donde prestaba sus servicios

desde hacía veinte años. Se sabe

que la pareja atravesaba un mal momento.

Terry quemó la carta de John

junto a unos pinos, y el fuego se extendió. Ese día

los vientos del Oeste soplaban muy fuertes.

Terry arrojó arena sobre la hoguera,

pero ya no pudo contener las llamas. Ardieron

50.000 hectáreas, se quemaron 80 casas

y murió un hombre. Seis mil personas

tuvieron que ser evacuadas.

El peor incendio de la historia. En el juicio

la señora Barton no quiso revelar

el contenido de aquella carta.

 

 

04/02/2006 11:19 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: ENRIQUE

Hola Antón, ayer estuve en la presentación del libro. Me gustaron mucho tus palabras, también me había gustado mucho -por supuesto- "La memoria de la especie" y "El oro celeste", que leí cuando apareció. Estoy muy de acuerdo contigo con lo que dijiste y lo que escribes hoy acerca de "Xordica". Verdaderamente, es una editorial bellísima. Su colección "Carrachinas" es uno de los lugares más bellos donde un escritor puede hoy publicar ciertas obras. "Los portadores de sueños" también es una maravillosa librería. Vi que, al final, te tuviste que ir con cierta prisa. Querría haberte dicho -te lo digo ahora- que también tu blog es una delicia, una delicia a la que llevo tiempo enganchado.
Un abrazo,
Enrique.

Fecha: 04/02/2006 14:00.


Autor: De A. C.

Querido Enrique, si pones "Los Portadores de Sueños" en el buscador verás algo que digo sobre esa bella librería: libros bellamente elegidos, olor exquisito, orden, todo un mundo de sugerencias... Gracias, Enrique.

¿Eres uno de mis distribuidores favoritos, al que conocí ya en el otoño de 1978, el sabio de historia y de estragegia militar a lo largo de la historia?

Un abrazo. Antón

Fecha: 04/02/2006 17:11.


gravatar.comAutor: ENRIQUE

Lo siento, pero estoy casi seguro de no ser esa persona, ya que nací -precisamente- en el otoño de 1978.
He coincidido contigo en varias ocasiones-¡imposible no encontrar a Antón Castro en un acto cultural zaragozano!-, pero sólo hablamos un rato el día que presentaste "El sembrador de prodigios": me regalaste una de tus felices sirenas. Gracias.

Fecha: 04/02/2006 18:20.


Autor: pat rizia

me ha encantado el texto, no hace falta decirlo todo para dejar espantado al lector, es cierto

Fecha: 16/04/2006 11:10.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris