Facebook Twitter Google +1     Admin

VIDA DE MANOLO. MANUEL GARCÍA MAYA EN EL BONANZA

20080722090627-jackson-pollock-1950.jpg

Vida de

Manolo

 

El Bonanza fue el primer café literario que conocí en mi vida. Sería a principios de los 80: me dejaba caer por Refugio 4, solo o con algún amigo, y me sentaba a ver. Aquellas paredes con óleos, carteles, fotografías y objetos trasladaban a un ámbito ideal de creación y de bohemia. Y allí siempre, como el oráculo en su santuario, estaba Manuel. Manuel García Maya, el camarero de vida secreta, el hombre ilustrado que tenía algo de enciclopedia viviente. Igual te hacía una tortilla de atún, que era mi debilidad, que un cóctel refinado o explosivo. Igual recitaba a Nietzsche que a Cioran, y evocaba la figura de Franz Kafka, tan enfermizo como genial. Aquel espacio -como luego sucedería con El Emir, El Levante o La Factoría- se convirtió en ese lugar ajeno donde te gusta recibir y conversar. Manuel García Maya también ponía una extraña banda sonora a las tertulias: Schömberg, Mahler, Eric Satie y su música de lluvia, un concierto barroco, pródigo en órgano, de Bach. A Manuel García Maya le apasionaba la vida, y uno de sus arrabales predilectos que es el arte: en él hallaba la prolongación de su taberna. Manolo –inmortalizado por Manuel Lampre en un libro, por Jesús Lou y Eduardo Laborda en dos cortos- hacía collages, trazaba las gruesas líneas de un rostro con los colores de la bandera republicana, sugería unas opulentas nalgas o jugaba con un derroche visual y orgánico de pintura a la manera de Pollock o de De Kooning. Ahora, a ese hombre de acción, al gobernador de los sueños etílicos y amorosos, podemos verlo en el Torreón Fortea, donde se exhiben sus casi 50 años de creación, aventura y rebeldía entre amigos.

*La fotografía es de Hans Namuth y retrata a Jackson Pollock en plena acción, en 1950. La huella de Pollock en Manolo es clara. No tengo una foto de Manolo ni de sus obras.

22/07/2008 09:06 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Charlin

Qué grande Manolo y qué bueno el libro quee Manuel Lampre le dedicó. Altamente recomendable y divertido para conocer esos años locos...

Fecha: 02/08/2008 00:03.


gravatar.comAutor: Luis Peciña Belmonte

Hoy esto es noticia. Se ha ido Manolo, el del Bonanza. Leo tu texto y me duele saber que ya no está.

Fecha: 12/10/2013 04:32.


gravatar.comAutor: miguel angel

Mi amigo MANOLO me decía al entrar al Bonanza junto a Emilio Abanto “Que alto, cuanto pelo, que guapo, que elegante, que joven te conservas, miguel angel te acabo de ahorrar 60€ de psiquiatra”. AMIGO MANOLO, hazme un hueco cerca de ti. GRACIAS…..

Fecha: 12/10/2013 11:21.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris