Facebook Twitter Google +1     Admin

CLARICE LISPECTOR: UN CUENTO INOLVIDABLE

20081213121558-clarice-pop.jpg

Siempre me ha interesado mucho la obra de Clarice Lispector. Siruela ha publicado muchos de sus libros en una labor realmente encomiable y arriesgada. Ahora aparecen sus Cuentos reunidos, en traducciones del portugués de Cristina Peri Rossi, Juan María García Gayó, Marcelo Cohen y Mario Morales. La edición y el prólogo corresponde a Miguel Cossío Woodward.

 

He leído varias piezas, y me ha sorprendido especialmente ésta:

 

 

RUIDO DE PASOS

 

Tenía ochenta y un años de edad. Se llamaba doña Cándida Raposa.

Esa señora tenía el deseo irreprimible de vivir. El deseo se sustentaba cuando iba a pasar los días a una hacienda: la altitud, lo verde de los árboles, la lluvia, todo eso la acicateaba. Cuando oía a Lisz se estremecía toda. Había sido bella en su juventud. Y le llegaba el deseo cuando olía profundamente una rosa.

         Pues ocurrió con doña Cándida Raposa que el deseo de placer no había pasado.

         Tuvo, en fin, el gran valor de ir al ginecólogo. Y le preguntó, avergonzada, con la cabeza baja:

         -¿Cuándo se pasa esto?

         -¿Pasa qué, señora?

         -Esta cosa.

         -¿Qué cosa?

         -La cosa, repitió. El deseo de placer –dijo finalmente.

         -Señora, lamento decirle que no pasa nunca.

         Lo miró sorprendida.

         -¡Pero ya tengo ochenta y un años de edad!

         -No importa, señora. Eso es hasta morir.

         -Pero ¡esto es el infierno!

         -Es la vida, señora Raposo.

         Entonces, ¿la vida era eso? ¿Esa falta de vergüenza?

         -¿Y qué hago ahora? Ya nadie me quiere…

         El médico la miró con piedad.

         -No hay remedio, señora.

         -¿Y si yo pagara?

         -No serviría de nada. Usted tiene que acordarse de que tiene ochenta y un años de edad?

         -¿Y… si yo me las arreglo solita? ¿Entiende lo que le quiero decir?

         -Sí –dijo el médico-. Puede ser el remedio.

         Salió del consultorio. La hija le esperaba abajo, en el coche. Cándida Raposo había perdido un hijo en la guerra. Era un soldado de la fuerza expedicionaria brasileña en la Segunda Guerra Mundial. Tenía ese intolerable dolor en el corazón: el de sobrevivir a un ser adorado.

         Esa misma noche se dio una ayuda y solitaria se satisfizo. Mudos fuegos de artificio. Después lloró. Tenía vergüenza. De ahí en adelante utilizaría el mismo proceso. Siempre triste. Así es la vida, señora Raposo, así es la vida. Hasta la bendición de la muerte.

         La muerte.

         Le pareció oír ruido de pasos. Los pasos de su marido Antenor Raposo.

 

*Este texto, tan sorprendente, pertenece al volumen El viacrucis del cuerpo, que tradujo Mario Morales.

 

**Cuentos reunidos. Clarice Lispector. Edición y prólogo de Miguel Cossío Woodward. Traducción: Cristina Peri Rossi, Juan García Cayó, Marcelo Cohen y Mario Morales. Siruela: Los Libros del tiempo. Madrid, 2008. 542 páginas.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Antonio Serrano Cueto

Realmente bueno. He disfrutado mucho. Muy bien escogido el contraste de "cándida" y "raposo", nombre este tan propio de la fábula antigua.
Gracias por ofrecerlo aquí.
Un abrazo.

Fecha: 13/12/2008 12:25.


gravatar.comAutor: JoseAngel

Realmente era cándida, la señora; esperar a los ochenta y un años para hacerse una paja... y eso sólo con permiso del ginecólogo.

Fecha: 14/12/2008 22:42.


gravatar.comAutor: danny

necesito el cuento La pasión según G. H.de Clarice Lispector..no lo encuentro en ningún lasdo

Fecha: 08/07/2009 16:11.


gravatar.comAutor: E

Dany, La pasion según G.H. no es un cuento, es una novela. Excelente por cierto. Si te interesa, en el transcurso de esta semana podría digitalizarla y enviarte una copia. Sólo deja aquí tu mail.

Muy buien cuento, lástima que los nombres lo echen a perder. Creo que están de más, vuelven el cuento una fábula risible, no el drama que representa la anécdota.

Fecha: 12/07/2009 00:40.


gravatar.comAutor: Javier

Hola E. ¿sigue en pie la oferta de digitalizar "La pasión según G.H."? Porque me interesaría mucho.
¡Gracias!

Fecha: 17/09/2009 01:56.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris