Facebook Twitter Google +1     Admin

MIGUEL MARTÍNEZ-LAGE SE ESTRENA COMO AUTOR

20090506101120-martinez-lage.jpg

UN ALQUIMISTA DE LAS PALABRAS

- Un libro de poemas, "La coz en el tintero", es la obra con la que el traductor pamplonés Miguel Martínez-Lage se estrena como autor. Por primera vez consigue que las palabras hablen de sus propias experiencias, las vividas en los últimos 20 años.

-La virtud indispensable de un traductor, la invisibilidad, puede desaparecer de un día para otro. Le sucedió ayer a un Premio Nacional de Traducción como el pamplonés Miguel Martínez-Lage, que presentó su ópera prima como escritor, La coz en el tintero, en el marco del Club Virtual de Lectura de Diario de Navarra.

Por Nerea ALEJOS. Diario de Navarra.

El traductor de obras tan arduas como ¡Absalón, Absalón! de William Faulkner se ha desquitado de permanecer en la sombra con una colección de poemas que se lleva gestando desde hace veinte años. Martínez-Lage es el tercer Premio Nacional que ha pasado por los coloquios del Club Virtual de Lectura: Luis Landero (Nacional de Literatura), apadrinó el nacimiento de esta iniciativa en noviembre de 2007, y hace un año acudió Juan José Millás (Nacional de Narrativa). También se da la circunstancia de que Julio Llamazares, que el pasado septiembre se encargó de inaugurar el actual curso, ha sido finalista del Nacional de Literatura en dos ocasiones.

"En los 18 meses de vida del Club hemos leído conjuntamente 26 libros y atesoramos más de 1.500 comentarios de nuestros lectores", comentó la periodista Belén Galindo -responsable del Club Virtual de Lectura-, a la treintena de personas que asistieron al encuentro con Martínez-Lage en la sede de Diario de Navarra en la calle Zapatería. Entre ellos estaba el escritor Juan Gracia Armendáriz.

Ayer fue un día raro para Martínez-Lage. "Siento la misma extrañeza que vivió Lorca en las calles de Manhattan", confesó nada más dirigirse a quienes le acompañaban. Comenzó por advertir que el título del libro, La coz en el tintero, era un ejemplo de que las palabras no dicen lo que a primera vista parece. En este caso, el término "coz" se refiere a la base del mástil de las embarcaciones de vela ligera. "Tintero" también es un elemento naútico: el orificio que sirve para introducir el mástil. Por lo tanto, es una metáfora que ilustra lo bien que pueden llegar a encajar las cosas.

La faceta de escritor de Martínez-Lage, relegada a "ratos perdidos y tiempos muertos", ha cobrado especial intensidad en una circunstancia concreta: "La mayoría de los poemas están escritos cada vez que volvía a Pamplona después de un viaje", contó.

¿Por qué un libro de poemas como ópera prima? "No es un poemario, sino un libro de poemas", precisó. Su autor reconoció que se trataba de un género "juvenil, adolescente, porque cualquier escritor empieza escribiendo poesía". En su caso, reconoció que se sentía respaldado por "la inmunidad parlamentaria del viejo". También reconoció otra ventaja de la poesía: "Se trata de un lenguaje que no ha cambiado en los últimos seis mil años".

El autor recurrió a otra voz, la de su amigo Javier Morote, para leer sus poemas. Abrió fuego con Lectura, un tributo a Joseph Conrad, en concreto a El corazón de las tinieblas. El poso de Conrad ha hecho mella incluso en las expresiones que utiliza, cuando en un momento habló de "miedo congoleño". El traductor compartió con su público la sensación de escuchar sus poemas en otra voz. "Hoy es cuando realmente siento que he publicado el libro". En otro momento, su alivio aumentó aún más: "¡Qué bien suena en la voz de otro! ¡Qué peso me he quitado!".

El oficio de traductor se deja notar, y mucho, especialmente cuando se navega de la literatura inglesa al castellano. Así, Martínez-Lage vive entre dos idiomas, una sensación que equivale a nadar entre dos orillas. Muestra de ello es que muchos de sus poemas están titulados en inglés, como The End (New Beginning), el único poema que leyó él mismo, que comenzaba así: "En este fin en que todo comienza ahora que la función termina, cuando todo renace, y nada es igual si ahora nada cambia y todo es ahora...". Sin embargo, lo que más delata su "deformación profesional" es el capítulo de notas a pie de página, de casi 30 páginas, que por poco le da para escribir otro libro.

*Hace un instante recibía esta noticia sobre el traductor Miguel Martínez-Lage, a quien he seguido desde más de veinte años. Miguel es el Premio Nacional de Traducción y acaba de editar, de nuevo, a Joseph Conrad, sus papeles personales. ¡Enhorabuena compañero!

 

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Julio Pereyra

"La coz en el tintero". Qué grosería. No habrá una forma peor de decir que el mástil está en su sitio. Arriesgaré que ese estilo pervertido se debe a su conocida costumbre de terminar las traducciones de cualquier modo, debido a los plazos de las editoriales.

Fecha: 07/07/2010 00:20.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris