Facebook Twitter Google +1     Admin

RAMÓN GARCÍA MATEOS. UN POEMA

20090828084755-albert-watson.jpg

YO NACÍ BEREBERE EN EL DESIERTO


Yo nací berebere en el desierto,
mas no guardo el recuerdo
de aquella epifanía.
Sólo mi tez cetrina lo delata.
Y estos ojos que miran,
invisibles y ocultos,
el lejano silencio que aletea
en los sueños sin luna de mis noches.
Sí vive en mi memoria
una antigua añoranza
de especias y pan ácimo,
hierbabuena que aroma las terrazas,
pipa de kif que lentamente humea,
nostalgia sosegada
con té verde y limón.

Yo nací berebere en el desierto
y tuve un reino hermoso junto a un río.
Territorio de luz entre mis sueños,
un reino sin fronteras
-mi vieja libertad de rey mendigo-,
el tiempo inacabable ante mis párpados,
la luna que desdobla
su brillo diamantino
tras las dunas de alheña por tu cuerpo.
Mi patria desolada
perdida para siempre:
la flor del azúmbar,
el perfume de los espicanardos,
el aroma a cilantro y a canela.

Yo nací berebere en el desierto
cuando selló cancelas
el tiempo de los héroes.
Los rumores de antaño
anegan con sus voces
el frío silente de la madrugada:
rumor de agua redonda por las norias,
rumor celeste y alfanje ensangrentado,
rumor lejano de caballo en llama,
rumor que brilla sobre tu piel desnuda,
susurro de la carne,
murmullo del deseo.
De aquel tiempo pasado,
con caminos abiertos
hacia la claridad más pura,
no perdura ni un rastro
allende del silencio:
mi memoria es el libro
sagrado de la muerte.

Yo nací berebere en el desierto
y aunque no tuve nada
ya todo lo he perdido.
El pulso de tu aliento entre mis besos,
la llave de una casa que fue mía,
el olor de la albahaca
colgando en mi ventana.
Todo,
ya todo lo perdí
al vuelo del azor y el gavilán
—se lo llevara el agua,
se lo llevara el tiempo—,
ya todo lo perdí como un castigo
que nubla el horizonte en el ocaso,
que nubla la claridad del mediodía,
que nubla mi futuro de fantasmas.

Ramón García Mateos
(Inédito)

*La fotografía es de Albert Watson.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: ignacio sanz

Hemosos poemas, tanto el de José Agustín como el de Ramón, cada día más clásico.

Fecha: 29/08/2009 11:09.


gravatar.comAutor: Tomàs Camacho Molina

Curioso que el comentario anterior aluda al clasicismo.
Hay Valle y palabras que tienen aroma a otros poetas y otras épocas.

Fecha: 29/08/2009 11:38.


gravatar.comAutor: Esmeralda Sánchez

...Añoranza, nostalgia, patria perdida, antaño, rumor, tiempo pasado... Es una canción que toca con el arpa herida las notas de los tiempos ...
Y esos versos que saben a cancionero "se lo llevara el agua/ se lo llevara el teimpo".
Apetecible leer al amigo Ramón, con esa suavidad de ritmos que te llevan, te acunan, te seducen... Un placer, sí.

Fecha: 29/08/2009 15:40.


gravatar.comAutor: Freya

"y aunque no tuve nada
ya todo lo he perdido."

Desde la pintura que engalana el poema hasta el poema en si mismo, todo ha sido una delicia a mis ojos, esos dos versos que destaco, son para mi la esencia magnífica de todo el poema, siendo este bello por entero. Un placer encontrarme con tus versos, poeta.

Fecha: 08/09/2009 22:27.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris