Facebook Twitter Google +1     Admin

ÁNGELA ABÓS, NOVELISTA DE LA MEMORIA

20110603103833-angela-abos-articulo-determinado.jpg

 

De niña a mujer en la España de luto

 

[Ángela Abós publica la novela ‘Artículo determinado’ (Mira), el relato de una vida que tiene mucho que ver con su propia autobiografía y con el aprendizaje sentimental]

 

 

Ángela Abós escribe desde hace muchos años: poesía, textos sobre la copla andaluza y el corrido mexicano, notas más o menos autobiográficas emparentadas con la gastronomía y la memoria, y ha redactado a lo largo del tiempo algo así como la novela de su vida: una novela crónica, una novela de contexto, la novela de una existencia que tiene mucho que ver con la suya y con la de muchos españoles que conocieron la esperanza de la II República, el estupor de la Guerra Civil y las sombras de aquella contienda, que se extendió en el tiempo de todos como un estorbo continuo, como una pesadilla o como un espectro que reaparecía cuando menos te lo esperaba. Esa novela se titula ‘Artículo determinado’ (Mira editores. Zaragoza, 2011. 190 páginas) y es la historia de “una superviviente de numerosas batallas íntimas pero también de abundantes vivencias producidas en sus espacios exteriores, siempre tan presentes”.

Ángela Abós es una mujer con un exuberante bagaje personal: madre feliz de muchos hijos, casi una madre coraje, licenciada en Filología Romana, catedrática de Instituto, exconsejera de Cultura, presidenta del Consejo Social de Aragón, y es, ante todo, una mujer en el camino. Una criatura amorosa que atesora una sensibilidad muy especial y una inclinación casi vehemente hacia la literatura, hacia la poesía en particular, y en un sentido más amplio hacia el mundo de las ideas y de la cultura.

Todo esto está presente una novela medida en todos sus términos que cuenta la vida de Laura Labastida, hija de Aurora y Juan. Aurora es una mujer apasionada, rebelde e inclinada hacia el conocimiento y los desheredados de la tierra; Juan es un minero que llega y que pronto se vinculará a la Falange. Entre ambos hay un evidente desencuentro, salvado por un amor tranquilo, más bien, por los convencionalismos y por el afán de entenderse más allá de los puñales del odio. Y en medio de eso, y del clima de angustia e impunidad que ha instalado Franco y los vencedores (la página 77: una ejecución sumaria nada improbable), crece Laura.

Crece, empieza a atisbar qué sucede en su entorno, descubre las paradojas de aquella España que había conocido el éxodo hacia Francia –esos son los ‘puntos de fuga’- y que parecía vivir un poco a la desesperada, con las palabras justas y el miedo oceánico. Laura vive historias espeluznantes, asiste a la atmósfera irrespirable de las dos España, descubre los fogonazos del amor, se muda de un núcleo rural más bien angosto a una ciudad que podría ser Jaca. Y poco a poco, se adentra en la juventud ya en Salamanca, que significará para ella una auténtica explosión de vitalidad, de lecturas, de escritores, de paisajes, de personajes lejanos pero tan presentes en Salamanca, adonde se traslada a estudiar, como María Zambrano, Miguel de Unamuno, pero también Dionisio Ridruejo, Laín Entralgo o Tovar.

La novela consta de ocho capítulos: reconstruye, con algún desequilibrio en el número de páginas, la infancia, la adolescencia, la juventud y la madurez de Laura, que culmina en la actualidad con una mirada ante el espejo, aunque también ofrece una mirada sobre el golpe de Estado del 23 de febrero. La novela está llena de peripecias, de personajes, de historias simbólicas, de dolor, y a la vez es la aventura sentimental de alguien que se atreve a desafiar el maleficio del país. ‘Artículo determinado’ es una novela con buenos diálogos, con calas gastronómicas, con una percepción especial de la naturaleza y es, ante todo, un libro que resume medio siglo de vida española, preñada de contradicciones, al fin y al cabo, es una novela sobre la dolorosa “síntesis de contrarios” de este país de todos los demonios.

 

‘Artículo determinado’. Ángela Abós. Mira editores: Colección Sueños de Tinta. Zaragoza, 2011.190 páginas. [El libro se presentaba el pasado martes en el Instituto Goya con la presencia de la autora, el editor Joaquín Casanova, José Antonio, el director, Túa Blesa, catedrático de Literatura, y Antón Castro] La foto es de Capa.

Comentarios » Ir a formulario

antoncastro

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris