Facebook Twitter Google +1     Admin

JUAN GARCÍA, TENOR DE SARRIÓN, Y LA CANCIÓN 'MORUCHA' (1932)

Juan Villalba Sebastián es profesor y escritor e investigador en varias direcciones. Ha escrito de Clemente Pamplona, de Andrés Marín o de Juan García, entre otros muchos. Ha creado un blog, http://literaturavillalba.blogspot.com, donde habla de los temas que más le apasionan: la literatura, la ficción y, por supuesto, de sus trabajos de Juan García. Cuelgo aquí este texto en torno a ‘Morucha’, que se puede ver en su blog.

 

MORUCHA (1932)

 

Por Juan VILLALBA SEBASTIÁN

                         

Morucha fue la canción del año 1932 y se gestó así: Juan García se presentó en la casa de su amigo el compositor Juan Quintero con una cancioncilla bajo el brazo para musicar: “He hecho esa letra para una canción. A ver que te parece”. El maestro Quintero lee:

  

“No sé qué tienen tus ojos,

que al mirarlos me dan frío,

miedo me causan tus ojos

y en tus ojos yo confío.

Negros son como la noche

 y más negros que mi pena,

sólo mirándome en ellos

quisiera morirme, nena.

 

   ESTRIBILLO

    Morucha,

Morucha divina,

Clavel tempranero.

   Quisiera,

Quisiera en tu boca

Besarte el primero.

   Cantarte,

Cantarte muy quedo,

Decirte me muero,

Bocucha de rosa,

Clavel tempranero.

**************

   En la luz de tu mirada

He quedado prisionero,

No quiero que me rediman,

Pues no es cárcel, es un cielo.

   Y si muero desterrado,

Y si al fin debo dejarte,

al morir, Dios me conceda

tus ojos poder mirarte.

            Al día siguiente, Juan Quintero se pone manos a la obra, se le ha ocurrido una melodía. Se acerca al piano y toca los compases que en su mente, de pronto, por  no se sabe qué misterioso impulso, han surgido. Le gusta y llama a su amigo. En Madrid es primavera y pronto en toda España se verá florecer los árboles al ritmo de “Morucha”, que se constituyó en un éxito sin precedentes.

La estrenó el propio Juan García, el 26 de marzo -sábado de Gloria-, en el cine Rialto, de Madrid, como fin de fiesta tras el estreno de la película  El Danubio Azul, el delirio fue tal, que se vio obligado a repetirla tres veces, acompañándolo el público al cantar el estribillo. En este local permaneció con sesiones diarias hasta el 2 de abril. Después actuaría hasta el día 18 del mismo mes en el cine Royalty.

            Comenzó así un éxito que había de durar años. No había tenor, cantante u orquesta que no llevase la canción en su repertorio (entre otros muchos, la han cantado y grabado Alfredo Kraus y  Carreras). Las ediciones se multiplicaron, hasta el punto de que Juan Quintero llegó a componer una versión en tango que cantó la misma Imperio Argentina.

Comentarios » Ir a formulario

antoncastro

gravatar.comAutor: Juan

Antón, siempre tan atento. La presentación en el pueblo fue todo un éxito. Gracias.
JV

Fecha: 17/04/2011 17:23.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris