Facebook Twitter Google +1     Admin

MARILYN MONROE Y JOSÉ BOLAÑOS

20120314121713-bolanos.jpg

José Bolaños: el amor mexicano

de la mujer más deseada del cine

 

 

Xavier Navaza publica ‘El último amante de Marilyn’ (Alvarellos) y narra un encuentro entre la actriz y Luis Buñuel.

 

foto ARCHIVO ALVARELLOS / GETTY IMAGES

El joven cineasta y productor José Bolaños con Marilyn Monroe en 1962

 

Marilyn Monroe (1926-1962) se enamoró, poco antes de morir, del cineasta, guionista y productor José Bolaños, nacido en México en 1935 pero con antepasados españoles en Lugo, que pertenecía al grupo de intelectuales mexicanos de izquierdas, entre los que figuraban cineastas como Carlos Velo y Julio Alejandro de Castro, y por supuesto Luis Buñuel, tal como cuenta el periodista Xavier Navaza en ‘El último amante de Marilyn’ (Alvarellos, 2012).

Marilyn Monroe se había divorciado del dramaturgo Arthur Miller en 1961, poco después de rodar ‘Vidas rebeldes’ de John Huston. Miller se había casado con Inge Morath y a principios del año 62 se había anunciado que la fotógrafa estaba embarazada. Marilyn no se lo debió tomar demasiado bien. Agobiada por la soledad, el miedo y la angustia, decidió irse unos días a México D. F. Según Navaza, que se ha basado en muchas fuentes orales, “Marilyn y Bolaños se conocieron el 22 de febrero 1962, a mediodía, en una tienda de muebles de la ciudad, ubicada en las lomas de Chapultepec, una zona residencial (...) para la burguesía adinerada de la capital mexicana. Aquella misma noche, en compañía de varios amigos, cenaron y bebieron vino hasta bien entrada la madrugada”. La actriz –a la que algunos bautizaban como “la maravillosa rubia tonta” y como “el ídolo caído”- no parecía tan desanimada: Bolaños y sus amigos “la escuchaban absortos, mientras bebían sin límite vino tinto de las más añejas bodegas europeas”. 

Bolaños y la actriz pasaron diez días de “diversión y desenfreno”. Navaza dice que el joven director “era atractivo, muy educado, insolente y simpático al mismo tiempo”, y recuerda que el cineasta Carlos Velo, autor de una  versión de ‘Pedro Páramo’ (el oscense Julio Alejandro fue el director de arte), lo calificó como “un depredador con poco talento para el montaje cinematográfico pero dotado de unas cualidades extraordinarias en el arte de la seducción”.

Durante esos días de pasión ocurrieron varias cosas: Marilyn, que iba a rodar una película con George Cukor, dio una rueda de prensa y varios fotógrafos, entre ellos Julio Mayo, un gallego afincado en México que trabajaba para los Hermanos Mayo, le tomó una foto a Marilyn en la que se veía que no llevaba ropa interior; la foto dio la vuelta al mundo. Además, Bolaños y la actriz irían a ver el rodaje de ‘El ángel exterminador’, y la actriz habló con su director Luis Buñuel. Recuerda Navaza: “En los minutos que compartieron, en presencia de Bolaños y Silvia Pinal, el director de Calanda y Marilyn intercambiaron algunas cuitas sobre el mundo del cine y el ambiente profesional de los estudios californianos”, y concertaron una cita que no llegaría a producirse porque Marilyn moriría cinco meses después.

La actriz y Bolaños iban a verse en Hollywood en primavera, pero la actriz lo llamó antes a su lado –sintió añoranza de aquellos contactos de gran “carga erótica y sensual”- y lo invitó a acudir a los Globos de Oro, donde ella dio un espectáculo lamentable de alcohol y temblores. Aquella noche concluyó el “ardiente romance”. A la vez, Marilyn se citaba con John Kennedy, y eso hacía levantar sospechas tanto al FBI, con John Edgar Hoover al frente, como al propio Robert Kennedy. A Hoover le preocupaban las relaciones de la actriz con militantes de izquierda o comunistas, y barajó que ella pudiese ser como una nueva Mata-Hari. Navaza analiza el enigma de su muerte y recuerda que fueron muchos los que creyeron que había sido un asesinato de estado.

El libro, además, efectúa una historia de exiliados, habla de personajes que regían el restaurante favorito de la actriz, habla del conductor gallego de Al Capone o recuerda las conexiones entre México y la Revolución Cubana. Y de fondo, se ve a una mujer hermosa y frágil, marcada por el miedo, la soledad y la autodestrucción. Bolaños creyó que iba a sacar beneficio de su conquista: en el fondo fue como una maldición. Eso sí, poco antes de morir, Marilyn habló con él. Bolaños nunca reveló qué le dijo.

 

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Eugenio Aburto

Interesante historia, valdría la pena saber si esta fue una línea de investigación de su fallecimiento. Y saber más de José Bolaños ¿Que hizo? sus amigos ¿Cuales eran sus nexos? Lo que llamamos historia es la suma de las acciones y los hechos (...)

Fecha: 19/04/2012 13:37.


gravatar.comAutor: PABLO

TEVEO! :)

Fecha: 19/03/2014 03:08.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris