Facebook Twitter Google +1     Admin

AVANCE DE 'TURIA': GUINDA Y GARCÍA MONTERO

TURIA” ENTREVISTA A FONDO A LUIS GARCÍA MONTERO

Y ÁNGEL GUINDA

 

 

  • El director del Instituto Cervantes lo tiene claro: “Nada hay más tonto que un poeta sin conciencia crítica”.

 

  • Guinda, por su parte, afirma: “Confesar los propios miedos es honrar la poesía”

 

  • También publica un inédito de Catherine Millet sobre D.H. Lawrence

 

 

 

Teruel, 3 Noviembre 2020



Los lectores del nuevo número de la revista TURIA, que se distribuye este mes de noviembre, podrán disfrutar de dos entrevistas a fondo con los escritores Luis García Montero y Ángel Guinda. Se trata de dos conversaciones exclusivas, que permiten no sólo conocerlos mejor, sino también descubrir sus opiniones sobre un amplio repertorio de temas de interés. Ambos son, por encima de todo, poetas y su obra se encuentra entre lo más interesante de la literatura española actual.



Además de escritor, profesor y director del Instituto Cervantes, el granadino Luis García Montero tiene una indudable proyección social. En él se percibe la herencia de Machado, de Lorca, de los autores de la Generación del 50, alejados de las torres de marfil y tan propensos al compromiso, al despertar de las conciencias. Es un hombre de la cultura que nunca ha rehuido implicarse en los debates del día a día, en la política. De ahí que, en esta entrevista en TURIA no dude en afirmar que “nada hay más tonto que un poeta sin conciencia crítica”.



Por su parte, Ángel Guinda es una leyenda viva de las letras aragonesas que, pese a llevar publicando desde más de cinco décadas, sólo considera fiable lo escrito desde hace 13 años. Ese nivel de autoexigencia, esa capacidad de reinvención, de reconstruirse, sólo está al alcance de los que, como él, creen que la palabra es un ser vivo. No en vano, como declara en TURIA, “confesar los propios miedos es honrar la poesía”.



Luis García Montero y Ángel Guinda son, sin duda, dos personalidades muy atractivas y su opinión nos enriquece a la hora de interpretar este tiempo tan difícil y complejo que vivimos. En TURIA nos hablan, con absoluta libertad y franqueza, de sus respectivas obras y trayectorias. Y, sobre todo, con sus respuestas se ocupan también de abordar diversas cuestiones que nos afectan o interpelan.



Además, entre otros contenidos relevantes, el nuevo número de TURIA publica un texto inédito de la autora francesa Catherine Millet sobre el escritor inglés D.H. Lawrence. Se trata de un anticipo del libro “Amar a Lawrence”, que será próximamente publicado en España por Anagrama. Tras impactar internacionalmente hace unos años con su libro “La vida sexual de Catherine M”, en el que hablaba abiertamente de su adicción al sexo, se vuelca ahora sobre la vida y la obra de otro escritor que en su tiempo también causó escándalo por su franqueza a la hora de tratar la sexualidad femenina en su ya clásica novela “El amante de Lady Chatterley”.

 

LUIS GARCÍA MONTERO: “LA LITERATURA ES UN AJUSTE DE CUENTAS CON LA REALIDAD”



En la entrevista que TURIA publica con Luis García Montero (Granada, 1958) conversamos ampliamente sobre ese compromiso social que define su vida y obra. Y es que, si hay una búsqueda, una línea que atraviesa toda su trayectoria, vital y creativa, esa línea tiene que ver con su anhelo por “conseguir una alianza ética entre el yo biográfico y el literario”.



También asegura a la periodista Emma Rodríguez que su ética “va unida al poeta que pretende ser”. Confiesa que el mundo en el que vivimos cada vez es menos suyo (“la manera de ser, de vivir, de comportarse en la sociedad, tiene cada vez menos que ver con mi forma de ser. Siento vergüenza ajena ante muchos espectáculos televisivos, culturales o políticos”, señala) y asegura que, pese a todo, no cabe la rendición ni la equidistancia ante las injusticias.

 

En estos tiempos en los que las mentiras ganan cada vez más terreno, él no deja de ejercer la crítica a través de sus columnas periodísticas, espacios para la reflexión sobre lo que acontece, sobre lo que le causa perplejidad. Y sigue creyendo en el reto de la poesía de hallar la dignidad en medio de la confusión, del ruido, de la basura. En medio de las ruinas del pensamiento, pese a todo, “mientras haya alguien que esté escribiendo poesía en su lugar, por discreto que sea, tendremos motivos para la esperanza”, declara.



Cree también García Montero que “la literatura es un ajuste de cuentas con la realidad, una manera de comprometerse con el mundo”. Y reconoce, adentrándose en su biografía, que la comprensión familiar le vacunó contra el sectarismo. Sobre sus grandes maestros no hay duda: “Machado y Lorca están ahí, en mi mitología personal, que va de sus poemas a sus biografías”. Preguntado por la poesía más actual, nos dirá: “a cierta edad, tan importante es conservar la lección de los mayores como reconocer a los maestros jóvenes. Siempre digo que tan peligrosos son los viejos cascarrabias como los jóvenes adánicos”.



Sobre este 2020 tan extraño y cruel, Luis García Montero asegura que la pandemia “ha extremado muchas cosas que se veían venir y que ha situado una normalidad cada vez más notoria en el mundo raro de las mascarillas. La sociedad consumista ha generado tal narcisismo que ahora asusta la fragilidad, la presencia de la enfermedad y la muerte en una realidad cada vez más solitaria. Degradar los espacios públicos tiene sus consecuencias. Creo que es el momento de reivindicar la cultura como un valor esencial, algo que por desgracia no se ha hecho en España. Estamos en una situación que debe hacer compatible el fortalecimiento de los espacios públicos, la autoridad del Estado, y el respeto a la libertad individual y los derechos democráticos. Y eso sólo se puede conseguir invirtiendo en educación y en cultura”.



ÁNGEL GUINDA: “EL ARTE SIEMPRE AYUDA A SOBREVIVIR”



El escritor Ángel Guinda (Zaragoza, 1948) es, por derecho propio, uno de los nombres más destacados de las letras aragonesas y su dilatada e interesante obra poética lo sitúa entre lo mejor de la poesía española de las últimas décadas. Este año ha publicado dos poemarios que se integran en un único libro: “Los deslumbramientos”, seguido de “Recapitulaciones”. En la conversación sin desperdicio que mantiene con el también poeta Fernando del Val nos dirá “desde hace años padezco la obsesión juanramoniana por el afán de perfección”. Esa postura radical de reinventarse, de refundarse, ha provocado que sólo considere fiable lo escrito desde hace 13 años y desdeñe los múltiples poemarios anteriores.



Guinda no sólo ha venido ejerciendo como poeta que cree que la palabra es un ser vivo, también ha traducido a autores con los que siente afinidad como Teixeira de Pascoaes, Alex Susanna o Antonio Sagredo. Asimismo, ha publicado libros de aforismos, manifiestos poéticos y un ensayo sobre Leopoldo María Panero. En reconocimiento a su dilatada y valiosa trayectoria creativa, recibió el Premio de las Letras Aragonesas 2010. El galardón le supuso, a un autor y profesor de literatura que lleva más de tres décadas residiendo en Madrid, “una reconciliación con mi tierra” y confirmaba, una vez más y por fortuna, que la cultura no conoce fronteras.



Preguntado por la actual pandemia, Guinda cree que “el arte siempre ayuda a sobrevivir, nos estimula, nos enriquece, nos redime”. Quien sabe bien lo que es luchar contra el cáncer, declara en TURIA que “la vida es una sana enfermedad que no se cura sino con la muerte”. Además, reconoce que “desde niño, el miedo y la muerte me acompañan obsesivamente”.



En sus libros, confiesa Ángel Guinda que aspira “a conseguir una simbiosis entre tradición y originalidad; a recoger verdad, belleza e intensidad”. En definitiva, y como se nos asegura en TURIA: “Ángel Guinda es lo contrario a la indiferencia. Por eso está tan vivo. Tan despierto que lo normal es que se desvele por la noche. Quiere vivir, lo dijo en un poema de Claro interior -todo lo ha dicho en sus poemas- pero, sobre todo, lo demuestra con sus actos. Vive como lee. La vida sí le va a echar de menos”



TURIA” PUBLICA UN TEXTO INÉDITO DE CATHERINE MILLET

Una de las principales autoras de las letras francesas de las últimas décadas, Catherine Millet, abre la sección que TURIA dedica al ensayo con un atractivo texto inédito. Se trata de un fragmento de “Amar a Lawrence”, que será próximamente editada en España por Anagrama. En esta nueva obra, la controvertida escritora y crítica de arte prosigue su indagación sobre los misterios del deseo femenino, en esta ocasión a partir de la vida y la obra del inglés D.H. Lawrence.



¿Por qué Lawrence? Porque el británico exploró como pocos el tema del deseo desde el punto de vista de la mujer y cuestionó la moral de su época. Pero, al indagar en la vida de este, Millet acaba hablando también de sí misma, y el libro se convierte en una estimulante mezcla de ensayo y autobiografía en la que confluyen dos autores –la estudiosa y el estudiado– separados por el tiempo, pero unidos por el interés en indagar en los misterios de las pasiones femeninas.  



El amante de Lady Chatterley”, la novela más célebre de D.H. Lawrence, es uno de los grandes clásicos del siglo XX. Estuvo prohibida en su tiempo por la forma explícita y nada habitual entonces con que se refería a las relaciones sexuales. El libro se publicó por primera vez en Florencia en 1928 pero en Inglaterra hubo que esperar a 1960.



Según Catherine Millet, Lawrence “reveló las dificultades para mujeres muy brillantes de entregarse al amor. El amor es un sometimiento, y una mujer que se encuentra en una situación social, si no de poder o de dominio, al menos de afirmación de su personalidad, puede vivir de una manera muy contradictoria su sentimiento amoroso, ya que puede hacerle sentir temor por perder una autonomía que piensa haber ganado a un alto precio”. Y, según sostiene Millet, “esta contradicción revelada por Lawrence sigue siendo válida hoy en día”.



TURIA es, con 37 años de trayectoria y periodicidad cuatrimestral, una de las publicaciones culturales españolas más consolidadas y reconocidas, por cuya labor obtuvo el Premio Nacional al Fomento de la Lectura. Desde hace un más de lustro, además de su edición en papel, la revista TURIA tiene una versión digital a través de una atractiva web y de una página en Facebook que está obteniendo una muy favorable acogida.



UN FRAGMENTO DE LA ENTREVISTA EXCLUSIVA CON LUIS GARCÍA MONTERO



El nuevo número de la revista TURIA publica una amplia y reveladora conversación exclusiva con el escritor, profesor y director del Instituto Cervantes Luis García Montero, uno de los nombres más sobresalientes de la poesía española contemporánea. La entrevista, realizada por la periodista cultural Emma Rodríguez, permite conocer a fondo su personalidad y su trayectoria, así como sus opiniones sobre un amplio abanico de cuestiones de interés. De ese material inédito, adelantamos hoy el siguiente fragmento:



LUIS GARCÍA MONTERO: ”NO PODEMOS SEGUIR AVANZANDO EN EL SIGLO XXI SIGUIENDO LAS IMPOSICIONES NEOLIBERALES”



- ¿Debe ser la poesía un espacio para la verdad en una época marcada por las mentiras, donde la falta de reflexión y de análisis, es tan llamativa? ¿Cómo hacer frente al ruido, a la velocidad que imponen las redes sociales?

 

- Ese es un reto. Fíjate que la poesía ha vivido siempre en una situación fronteriza entre la intimidad, lo privado y lo público. Es la situación que ahora se ha impuesto con las redes sociales. Buscar ahí la dignidad humana es una tarea bien significativa en medio de tanta basura. El poeta representa a esa persona que busca su propia verdad y que quiere ser dueña de sus palabras. Por eso su escritura tiene que ver con la lentitud. El tiempo de la poesía no es un tiempo de usar y tirar, no es una mercancía. A veces decimos lo primero que se nos ocurre y repetimos lo que flota en el ambiente. Otras veces decimos lo que nos conviene para quedar bien y vendernos como mercancías. La palabra poética nos enseña a decir aquello que tiene que ver con nuestra conciencia, más allá de cualquier convención o consigna.

 

- ¿Eres de los que creen que algo tendrá que cambiar tras la pandemia, que ya estamos pisando las ruinas de un sistema que se cae, o formas parte del grupo de los escépticos? ¿Qué futuro imaginas?

 

- Ángel González distinguía entre porvenir y futuro. A corto plazo, soy poco optimista, no creo que el poder económico vaya a cambiar generosamente, se buscarán mil formas de hacer negocio con la situación. De hecho ya se ha empobrecido la mayoría social y se están enriqueciendo las grandes fortunas. La brecha mundial de la pobreza va a profundizarse mucho. A largo plazo, espero que el agua encuentre sus caminos para seguir avanzando. Si queremos que el planeta sobreviva, deberemos esperar a que los gobiernos se tomen en serio la realidad ecológica y la decencia humana. No podemos seguir avanzando en el siglo XXI siguiendo las imposiciones neoliberales de las últimas décadas.

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris