Facebook Twitter Google +1     Admin

ENTREVISTA CON ÁNGELES DE IRISARRI

IRISARRI GANA EL PREMIO DE NOVELA HISTÓRICA "ALFONSO X EL SABIO"

Ángeles de Irisarri (Zaragoza, 1947) era un manojo de nervios. Se sabía una de las seis finalistas del V Premio de Novela Histórica “Alfonso X el Sabio”, que convoca Martínez Roca, pero no las tenía todas consigo. Nadie le había asegurado que iba a ganar. Intentaba apaciguar sus nervios con sus cigarrillos rubios, Coronas, casi interminables, y conversando con su marido, el dibujante y publicista Manuel Soria. Casi a la medianoche del pasado viernes, en Toledo, se despejó la incógnita: su novela “Romance de ciego” era la ganadora del primer premio, dotado con 42.000 euros. (Julio Murillo, con “Las lágrimas de Karseb”, era el finalista). Se trata de una narración que transcurre en Zaragoza, entre 1886 y 1907, un texto que participa del folletín y del costumbrismo –en el sentido de que narra las “costumbres de la sociedad zaragozana de entresiglos, lejos del baturrismo; aquí sólo se dice Mamaíca, era como yo le decía a mi tía, no Mamica como es lo habitual”- que nació del insomnio. Una decena de personajes la visitaban a diario y al final exigieron un espacio de ficción.
-Al final, los acomodé entre finales del siglo XIX –dice Ángeles de Irisarri- y principios del XX, entre otras cosas porque conocía mal ese momento y para mí cada novela es como una aventura de acción, de personajes y de conocimiento. El siglo XIX fue bastante feliz, de guerras muy localizadas y cortas. Ese período, y en particular en Zaragoza, fue el de los grandes inventos: el tranvía a mula y el tranvía eléctrico, el telégrafo, el teléfono urbano e interurbano, el del cine, el automóvil, incluso hablo de personajes que piden que se instale en la ciudad el alcantarillado.

-¿Y qué cuenta en su libro?
-Se trata de una novela coral, con muchos personajes, que transcurre en la plaza de la Constitución 3 (ahora plaza de España), el lugar donde vivieron mis abuelos y mi madre, que murió cuando yo nací. Salen mis abuelos maternos, los Pascual, procedentes de Ejulve. Mi abuelo era dueño de los cafés Ambos Mundos y Gambrinus, y de otros establecimientos. Y también salen los abuelos paternos, los Irisarri, que tenían una fábrica de camas en el inicio del paseo Sagasta. Y con ellos, se citan a Basilio Paraíso, Marcelino Isábal o los Izuzquiza. O a Clarín, que fue catedrático de Derecho en la Universidad de Zaragoza.

-¿Debemos entender que es la historia de su propia familia?
-En absoluto. Sale citada, están ahí, pero la historia es otra. Cuenta la vida de una familia de banqueros, los Arriazu. Es una familia rica, muy rica. La esposa, Olimpia de Castresana, es la mujer más elegante de Zaragoza. Se inspira en los modelos de “La Ilustración Española y Americana” o en “Blanco y negro”. Es una auténtica dama.

-¿Cuál es el conflicto?
-Que no puede o no tiene hijos. Y todos los días, a las seis de la mañana, acude a misa de Infantes del Pilar con el sueño de que uno de esos niños que se les daban a los canónigos sea para ella. Un día, el ciego Antonio, que narra en la plaza del Pilar crímenes y relatos truculentos, le entrega una niña en un cesto, y Olimpia se la queda, entusiasmada. Como aquel era el día de Cosme y Damián, la llamarán Cósima.

-¿Puede avanzar algo más del argumento?
-Hay un detalle curioso e importante. En realidad, Antonio le iba a dar dos niñas gemelas en un capazo, pero una se encana. La madre, Flora, que estaba al acecho y que era cómplice del “regalo”, la coge, la oculta, y justo en ese momento es cuando Olimpia aparece. La historia que se bifurca de las dos hermanas, Cósima y Rebeca, también es esencial. Esa mujer que se esconde detrás de un árbol es, en realidad, la amante o entretenida del marido de Olimpia de Castresana. Y bien pudiera suceder que esas dos niñas fueran las hijas del banquero Arriazu.

-Ya ha presentado a muchos personajes…
-Bueno, hay más. Es una novela de más de 700 páginas en cuya redacción he invertido dos años. Creo que es la mejor de las mías. También están las criadas, que son de pueblos distintos y resultan muy divertidas. No se atrevían a coger el teléfono porque pensaba que el demonio entraría por él. Un personaje, capitán de los húsares de Pavía, se va a la guerra de Cuba, y se casará con Rebeca. ¿Sabe cuál es uno de los regalos de boda? Pues, 6.000 euros (100.000 pesetas de las de antes) en acciones en Bolsa de Altos Hornos.

-¿Qué tipo de novela ha querido hacer?
-Como las mías: entretenida, fluida, llena de historias, con humor e ironía. Siempre me dicen que tengo sentido del humor, y no sé de dónde lo saco con esta cara, ja, ja, ja. Intento mantener el interés de manera permanente. Es una novela de sentimientos y emociones de una época fascinante para Zaragoza, mi ciudad, a la que aún no le había dedicado un libro. El río de la acción corre paralelo a la vida de Alfonso XIII, y el final se produce poco antes de la Exposición Hispano Francesa. Quizá siga trabajando por este camino y acabe contando la historia de mi madre, que murió cuando nací yo, y de otros familiares.
27/02/2005 22:16 Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

antoncastro

gravatar.comAutor: Cide

Suena muy interesante.

No sabía yo que la plaza de España se hubiera llamado alguna vez de la Constitución. Sé que se llamó de San Francisco. Así figura en el Zaragoza de Galdós y en el letrero gabrado que hay en la fachada de la Diputación Provincial. Además de ese letrero hay otro que explica por qué se llama Plaza de España. El que justifica el nombre de San Francisco se halla en un estado bastante bueno. Yo supongo que alguna vez se ha restaurado. El otro, el de Plaza de España casi no se puede ni leer. Supongo que esto es por el simple hecho de que lo inaugurara Franco. Es un poco lamentable este hecho. Franco fue lo que fue, y nadie lo ha de negar, pero debe conocerse, y es curioso saber que cuando Franco murió se cambiaron cosas pero otras no se pudiero cambiar. Como es el caso del nombre de la plaza España, que no pudo recuperar el anterior.

Además es ilógico negar ciertas cosas cuando al mismo tiempo conservamos nombres en las calles de un montón de políticos autoritarios.

Siento haberme ido del tema de la entrevista. Me ha parecido muy interesante. Gracias

Fecha: 28/02/2005 10:19.


gravatar.comAutor: rosa betran segura

me ha gustado mucho el libro lo encuentro muy entretenido, tanto que estoy ubicando calles, establecimientos, iglesias, etc. para cuando baje a zarazoga poder verlos in situ, me meto tanto en la novela que me gusta hacer esto, porque parece que estoy vivendo en esa época y viendo los personajes, por donde andaban, donde vivian, como vivian, etc. me ha entretenido, tanto que, es empezar y no querer dejarla, enhorabuena y gracias por haberme hecho pasar tan buen rato, gracias.

Fecha: 25/12/2006 20:03.


gravatar.comAutor: jose echevarria

quiero decir que la novela me ha apasionado mucho viviendo recuerdos de la zaragoza donde me crie,y que asi mismo ubicaba los lugares de la novela en mis recuerdos infantiles y juvenoles,tambien quiero hacer notar que en el texto de la web hay un error ,pues no es con rebeca que se casa el capitan leon dulce sino con cósima. Y con esto agradecer a Angeles Irisarri el que haya narrado novela tan amena

Fecha: 24/03/2007 10:19.


gravatar.comAutor: Biblioteca del Museo Arqueológico Nacional

La Biblioteca del Museo Arqueológico Nacional organiza un ciclo de conferencias con autores de novela histórica que tendrá lugar todos los miércoles del mes de mayo, a las 6:30 de la tarde en las Salas Nobles del Museo.
El programa es el siguiente:
9 de mayo. Personajes femeninos en mis novelas históricas
Por Ángeles de Irisarri.
16 de mayo. Dos aproximaciones a los templarios: "El caballero del templo" y "Breve historia de la Orden del temple"
Por José Luis Corral Lafuente
23 de mayo. La novela histórica y el Siglo de Oro
Por José Calvo Poyato
30 de mayo. La novela histórica y la Edad Media: concepción de "El sello del algebrista"
Por Jesús Maeso de la Torre
http://man.mcu.es/actividades/cursos_congresos_conf.html

Fecha: 09/05/2007 10:04.


gravatar.comAutor: Ángel Díaz

La verdad es que la novela me ha encantado, ya no por sus personajes, sino por el lenguaje que ha utilizado la autora antiguo pero entendible. Me hubiera gustado vivir en esa época pero eso sí haber nacido también varón.

Fecha: 26/11/2011 02:22.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris