Facebook Twitter Google +1     Admin

EL DIOS FOTÓGRAFO DE LAS PEQUEÑAS COSAS*

20060515014259-perico.jpg
Al saberlo he leído todo lo que habías publicado aquí o en otras ventanas sobre el grandísimo Antonio. Lo mejor de Antonio es que aparece en todas las leyendas y recuerdos que uno pueda tener relacionados con esta ciudad y, desde luego, con el fútbol. Ya he contado alguna vez las tardes en que mi padre me llevaba al fútbol en los años setenta, los de los Zaraguayos, que fueron estrictamente el primer equipo del Zaragoza que aprendí a admirar y disfrutar, el primero que recuerdo con cierta nitidez. Premonitoriamente me gustaban sobre todo las noches de Copa porque lo más fascinante de ir a La Romareda era descubrir el verdísimo rectángulo iluminado, como una visión soñada. Una vez hasta bajé, abrí la puertecita de la valla, y veloz me puse un instante ante la portería. Nada más entrar al campo, mientras mi padre compraba almohadillas, yo corría a ver el césped. Ahí estaba siempre Antonio, reuniendo jugadores en parejas, tríos o en solitario, para retratarlos. Con el pecho sembrado de cámaras: "Usaba tres para luego vender las fotos a diferentes periódicos", le he visto contar en alguna entrevista. Con los años conocí al hombre, porque Antonio nos dio a todos la oportunidad de conocerle y tratarlo, y nos otorgó el regalo de una fotografía suya. Yo guardo tres: una de Pelé con Arrúa en La Romareda, otra del joven Maradona con Boca Juniors en aquel amistoso veraniego. Y sobre todo, una con mi sobrina en brazos de Xavi Aguado, la primera vez que llevamos a Alicia a La Romareda para que viera ese verde mágico de los campos de fútbol, de nuestro campo de fútbol. Yo ignoraba que la hubiera hecho. Me la trajo al Heraldo en un sobre sepia, una tarde. La escena, que para nosotros había tenido el valor de un rito tradicional de inicio, también la había retratado Antonio. Era, si se permite la metáfora, el dios fotógrafo de las pequeñas cosas. Descanse en paz.
*He estado varios días fuera y no he podido abrir mi ordenador. Un día, Javier Torres me dijo que Mario Ornat había colgado aquí este comentario. Lo copio y lo llevo adonde tiene que estar. Cuelgo aquí la fotografía que utlizamos para elcartel de la exposición que le organizamos con el Congreso de Periodismo Digital y la Asociación de la Prensa de Aragón: Perico Fernández con Martín Miranda.
15/05/2006 01:42 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris