Facebook Twitter Google +1     Admin

FÉLIX ROMEO, 40 AÑOS; VICENTE PASCUAL VA AL FÚTBOL

20080113143006-felix.jpg

1.      Ayer Félix Romeo cumplió 40 años. Y lo celebró con un puñado de amigos en La Estación del Silencio. Al final, un fuerte dolor de cabeza y en la boca me impidieron ir. Félix, que es un gran viajero, se dio un paseo y llegó hasta  una ciudad próxima buscando un nuevo cielo, una experiencia gastronómica, el placer de las buenas compañías en una fecha tan especial. Vive Félix un momento profesional estupendo: acaba  de publicar su libro “Amarillo”, en Plot, donde recuerda la figura del joven escritor Chusé Izuel y recrea los años de complicidad y cariño, de aprendizaje de la vida y de la literatura, el periodo que pasaron en Barcelona, y glosa la escritura del joven Chusé: su inclinación a la autodestrucción y su desordenada y arrebatada pasión por los libros. En un arrebato de sinceridad, el autor de “Dibujos animados” también habla de  la culpa, de impresión lacerante de su propia culpa. Félix ha inaugurado hace un mes una nueva sección en ABCD Cultural, “Las Iluminaciones”, que es otro manifiesto de su sabiduría de lector, de analista, de curiosidad y de voracidad por la creación ajena. Además, acaba de firmar el prólogo al último libro Andrés Ibáñez, “El perfume del cardamomo”, de cuentos chinos, que publica en el cuidadoso sello Impedimenta de Enrique Redel. He leído algunos, y son estupendos: sencillos, poéticos, de gran condensación, te hacen pensar en el gran cuentista Pu Sung Ling, elogiado por Borges.  

2.      Diego y Jorge jugaron ayer. El Utebo de cadetes va de líder en su grupo y ayer se enfrentaba al Casablanca. Ellos tienen en sus filas a algunos buenos jugadores, especialmente al número  23, Jorge, hijo de Cipriano, un amigo de maristas de Vicente Pascual Rodrigo. Por eso, allí estaba Vicente, en el campo que está muy cerca de su casa. Se lo pasó de lo lindo el artista, que ha sido seleccionado para la muestra “Transfiguración”, arte sobre la espiritualidad. En el primer tiempo, hubo igualdad y tensión: el resultado fue de empate 3-3. El tercer gol, el del empate de los locales, lo marcó el morenito Claudio (un maravilloso  jugador que estuvo en el Benfica), tras un penalti que le hicieron a mi hijo Jorge. Un penalti de pillo. Y en la segunda parte no hubo color: el Utebo marcó dos tantos más, Jorge lanzó un tiro precioso al palo, y Jorge, el hijo de Cipriano, poderoso y alto, se prodigó durante quince minutos por la banda izquierda. El Utebo perdió un poco su sitio tras los cambios, pero no pasó peligro. Formaron: Iván (Gato); Iván, Quílez, Sola, Gabri; Héctor, Claudio, Ángel; Poley, Javi y Jorge. Vicente Pascual se lo pasó pipa: hacía muchos años que no veía un partido en el campo, y le pareció vibrante, pura pasión y desparpajo. Le gustó mucho el dinamismo y el control de balón de Jorge, que volvió a hacer un buen partido. También estuvo especialmente bien, además de Poley y Claudio, el interior Héctor, un estupendo jugador de equipo que aúna clase y brega. 


3. Llegué al inicio de la segunda parte al partido Pina de Ebro-Garrapinillos. Ganaba el Pina en su campo de hierba rodeado de chopos por un solitario. El ambiente era más bien frío. El Garrapinillos había jugado dos estupendos partidos el sábado y el lunes, pero ayer no tenía su tarde. Notaba la ausencia de Mario Martín y de Adrián Serna. Aguantaba las embestidas del Pina e incluso fabricaba algunas ocasiones de gol arriba con las llegadas de Pirri, Luisito Salas y Rodrigo. Diego seguía haciendo kilómetros hacia las dos áreas; los jugadores del Pina, tras dos buenas internadas con varios regates, se decían: “Hay que pararlo como sea”. Al final, el defensa central se acerca a Diego y le dijo: “Chaval,  eres el mejor de tu equipo. Si quieres jugar con nosotros el año que viene, quedas invitado”. El marcador ya no se movió, y el Garrapinillos sigue en el fondo de la tabla. Diego, con su humor habitual, dijo: “Nos falta un objetivo: ¡cómo  no podemos bajar de categoría...!”Fui hacia Pina a toda pastilla y volví con otra calma y decepción, y pensé en “Jamón jamón”, en los montes negros, en el olifante de Roldán, en el precioso atardecer que se derramaba sobre la autopista...

13/01/2008 14:30 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Antonio

Hoy precisamente he estado releyendo a Félix,por cierto, me ha encantado la columna que hoy publica en Heraldo sobbre nuestro amigo Guinda.
¡Abrazos a ambos!

Fecha: 14/01/2008 01:18.


gravatar.comAutor: vicente

La verdad es que disfruté con vosotros muchísimo. Felicítale a Jorge de mi parte y que siga tan atento a lo que le rodea, que con el tiempo le será muy útil.

Fecha: 14/01/2008 13:45.


gravatar.comAutor: Cipriano Briceño

Muy bueno tu comentario del partido. Lo pasamos muy bien los tres, Vicente tu y yo, viéndolo y comentándolo. Fue sorprendente y encantador ver a Vicente disfrutar, sonreír, pasar un buen rato viendo a nuestros hijos y sus equipos, interesándose por las reglas del juego y la interpretación que tu y yo les dábamos, explicándole lo que el árbitro había o debía haber hecho (a veces con distintas versiones). Es admirable su vitalidad y empatía con dos amigos que se emocionaban, se alegraban y disgustaban (según quien metía cada gol) con los equipos de sus hijos. También lo pasó en grande con la exhibición de control de balón que nos hiciste en el descanso ¡Impresionante! Un lujo las dos horas que pasamos juntos. Volviendo al partido, mereció ganar el Utebo, aunque estuvo igualado bastante tiempo. Aunque soy bastante forofo como pudiste apreciar, hace tiempo que me di cuenta que se lo pasa uno mejor cuando reconoce lo bueno del equipo contrario. Tu hijo muy hábil e inteligente (el mas listo de su equipo, según Javier Catalán, padre del 6 del stadium), hizo buenos regates y dio grandes pases. El mío hizo algunas cosas buenas, pero estuvo bastante por debajo de su nivel normal. Le pusieron de interior izquierdo y el suele jugar de medio centro (normalmente bastante bien) así que cuando se aburría de no hacer nada arriba, bajaba al centro a tocar algún balón. Bueno, tendremos días mejores.
Espero verte en el stadium el partido de vuelta o en cualquier otra ocasión. Por cierto, entre mis apellidos están Seoane y Cubeiro, mi abuela es de Vigo y mi padre de la Coruña, y tenemos (mi abuela) una casa en Bergondo, así que podemos también hablar de Galicia la próxima vez. ¡Hasta pronto!
Cipriano

Fecha: 15/01/2008 09:59.


gravatar.comAutor: A Cipriano y Vicente

Fue un placer inmenso la compañía y el desarrollo del partido. Nos veremos en la segunda vuelta y hablaremos de Galicia. Un gran abrazo para los dos. Antón

Fecha: 15/01/2008 17:55.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris