Facebook Twitter Google +1     Admin

ADIÓS A ZÉLIA GATTAI, EL AMOR DE JORGE AMADO

20080522093747-zelia.jpg

Durante algunos años, en mis casas de alquiler de Urrea de Gaén y de La Iglesuela del Cid, tuve recortada una foto de Jorge Amado y de su mujer, la dulce Zélia Gattai, que acaba de fallecer a los 91 años. El escritor, con quien vivió casi 60 años de ininterrumpido e incesante amor, le dijo siempre que escribiera las cosas sencillas que había vivido, especialmente en su infancia. Y así Zélia se convirtió en una estupenda memorialista, se inició en la escritura con Anarquistas, gracias a Dios (1979), y luego publicó novelas, cuentos infantiles, recuerdos de su marido y de sus años de fértil convivencia.

 

Colgué aquella foto porque era la foto de dos seres felices. Sonrientes, cómplices, apasionados, que amaban la vida y que amaban su lugar en el mundo: Bahía.

 

Contaba cosas muy bonitas, que recordaba ayer Juan Arias en El País. “Jorge Amado siempre me decía: ‘Al posar por primera vez los ojos sobre ti, mi corazón disparó”.

 

Cuando el autor de Gabriela murió, ella colgó una foto gigante de Jorge Amado,  y dijo: “Es como si estuviese guiñando un ojo”.

 

Con aquella foto, la de Zélia y Jorge Amado, me ocurría como con la reproducción de un cuadro de Rembrandt, La novia judía, que tuve algunos años en una buhardilla de la calle Las Armas 138: me conmovían, me intrigaban, me hacían husmear con insistencia en el enigma de las relaciones humanas. Zélia, en apariencia, a primera vista, era una mujer extraordinaria. Sus cenizas han sido esparcidas en el jardín de la casa en la que vivió con Jorge Amado.

22/05/2008 09:37 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Luisa

No sabía que había fallecido. Una hermosa historia.
Besitos

Fecha: 22/05/2008 11:14.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris