Facebook Twitter Google +1     Admin

LA VIDA EN UN CUENTO / 5

20090106092701-frank-horvat3.jpg

SUERTE

 

Son muchos los jugadores que van a entrenar solo por verla. Carolina es rubia y misteriosa, una de esas mujeres cuya belleza ha trabajado la vida a golpe de buril y de adversidades. Conduce un ‘Picasso’ oscuro. Son muchos los que encuentran un leve pretexto para verla un instante en el almacén trasero: van a por balones, quieren más conos para la sesión de entrenamiento, buscan tiritas, gasas o el linimento. Jamás pierde la sonrisa: colabora, busca en las alacenas o en las bolsas de masaje, y sigue con su faena. Como si no fuera con ella. Como si no supiera que es la atracción de los viernes y la fantasía más procaz en el bullicio de las duchas. Ordena todos los equipajes, los de los alevines, infantiles, cadetes, juveniles y veteranos, y los deposita minuciosamente sobre una mesa. Al lado, como si pensara en otra cosa, coloca las carpetas con las fichas y la pizarra magnética que ha solicitado el entrenador de juveniles.

 

De noche, cuando todos se han ido, se acerca a la escultura y la besa. La pieza recuerda al capitán Luis Acosta, el último clásico del campo de San Atilano, que falleció en un accidente de coche. Besa la escultura, las letras de ese “Siempre te recordaremos”, y luego mira hacia el cementerio. Allí, en una tumba adornada con un balón de piedra, descansa el futbolista de su vida. Ella, aún ahora, le desea suerte antes de salir al campo cada vez que acaricia la camiseta del número diez.

*La foto es de Frank Horvat.

 

06/01/2009 09:27 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Javier Quiñones

Estupendo cuento, o microrrelato, Antón, como diría nuestro común amigo Fernando Valls. Se advierte tu buena mano para elevar la vida cotidiana a un plano estético superior. En tan pocas líneas: la muerte, la amistad y la camaradería que da el deporte, la belleza y la sensualidad y sobre todo, la imposibilidad del olvido siempre que haya alguien que te recuerde. Bueno, Antón, que esto parece un comentario de texto y sólo quería decirte que me ha gustado mucho, que soy visitante asiduo de tu blog, aunque nunca haya hecho ningún comentario, este es el primero. Aprovecho y te deseo un feliz 2009 y que te sea muy propicio, a ti y a los tuyos. Un abrazo, Javier Q.

Fecha: 06/01/2009 12:38.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris