Facebook Twitter Google +1     Admin

LÁZARO VELA, EL POETA DE LAS PLANTAS

Esta tarde, hacia las cinco y media o seis, se ha pasado por casa Lázaro Vela, “el poeta de las plantas”, tal como lo definió el arquitecto Joaquín Sicilia. Lázaro dice que hay que hablar con las plantas y él lo hace: las conoce todas, con su científico y su nombre vulgar, mira y ve de inmediato si están bien plantadas, si les sobra o les falta agua, si les atacan los insectos. Recorre todo el jardín: habla de los avellanos, de los albérchigos o albergeros, de los almendros, de las higueras, de los manzanos y de los ciruelos, de repente descubre un ciruelo rojo, o de los parrales. Habla de floraciones, de contrastes, de las luces adecuadas y de la dirección de los vientos.

 

Esta entusiasmado. Las plantas son su vida. Me cuenta cosas de sus tres hijas: Isabel, que sigue sus pasos, Noelia y Rocío. Ha iniciado un libro sobre jardinería y de repente lo ha interrumpido. Quizá es porque sabía demasiado. Antes de irse, tras dos horas de paseo y tertulia, se acerca a un cerezo desvaído y a un exuberante guindo. Habla un instante con ambos y se va despacioso. Como lo que es: un poeta apacible, con sombrero. “Al sol lo temo”.

*Esta foto del cerezo es de: http://plantamedicinales.net/wp-content/2892_cerezo.jpg

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris