Facebook Twitter Google +1     Admin

LA VIDA EN UN CUENTO / 4

20090104201029-hayhombresquevuelan.jpg

 Mi cuñado José Antonio Ortuño es de Orihuela, la ciudad del poeta Miguel Hernández, y se ha dedicado durante años a la cría de cerdos y a algunos negocios del hielo. Vive en pleno campo, rodeado de naranjos y de la exuberancia de la huerta. Es un hombre sencillo y diáfano, afectuoso y vitalista, de ésos a los que casi nunca desarman las circunstancias. Hace algún tiempo le han detectado un grave problema en los pulmones que le impide trabajar. Una fibrosis. Ha tenido que abandonar sus quehaceres, que había heredado de su padre. Está pasando las navidades aquí en casa, en Garrapinillos, y ha vivido unos días complicados. Una gripe violenta ha acentuado su disnea, sus dificultades de respiración.

 

Esta mañana, durante el desayuno, ha contado que desde hace algún tiempo tiene un sueño recurrente: planea por el aire como un pájaro y vive una sensación muy placentera. Pensamos todos que  bromeaba. Con seriedad, este hombre poco dado a los excesos de la imaginación ha dicho. “Ese sueño lo he tenido varias veces. Inicialmente, busco un barranco no muy  abrupto, como si quisiera hacer una prueba de vuelo. Cuando estoy más o menos seguro de que puedo volar, subo a una colina más alta y desde allí me arrojo al vacío. Inicialmente, me voy hacia el fondo, pero pronto, merced a las corrientes de aire y al movimiento de mis brazos, remonto el vuelo y planeo como un pájaro. Me cruzo con las aves, las miro, me miran, y contemplo desde arriba la ciudad, la montaña, los campos de naranjos. Es una experiencia muy bonita. Muy agradable”.

 

Le preguntamos si tenía dificultades volver a pisar el suelo. Contestó con absoluta calma: “En el sueño no aterrizo jamás”.

 

[La foto es de: http://elcontinentedevenus.blogspot.com]

 

 

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: mar

Vivo cerca de la ciudad, pero en un barrio rural.Este verano operarón a mi marido de un cancér de pulmón.Yo me paso el dia con mis tres perros..Felipe, un carlino que se llama asi por que mi suegro se lo puso en honor a Felipe González , Hugo un coker blanco y negro caprichoso y leal y Fito tambien coker de color canela , un perro que fue abandonado y recojido por una de mis hijas, su nombre en honor a "Fito" el cantante .
Mi marido pasa el tiempo en el bar , solo como yo , a ninguno de los dos nos apetece ceder a nuestra cabezoneria.Yo bebo sola ,el con cuatro viejos del pueblo.
Planea y vuela en sueños como un pájaro pero se despierta con vértigo y miedo.

Fecha: 04/01/2009 21:26.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris