Facebook Twitter Google +1     Admin

JOAQUÍN ARIZA, FOTÓGRAFO DE DESNUDOS

20060617205921-ariza1.jpg
Joaquín Ariza es un fotógrafo zaragozano, instalado en Barcelona desde 1993, del que sabíamos más bien poco. De repente, en las estanterías apareció su libro “Desnudos/ Nudes” (Instituto Monsa de Ediciones, 2004), compuesto por seis reportajes de seis mujeres que le sirven para establecer una narración en torno al lenguaje corporal y sus secretos. “Yo creo que empezó a gustarme la fotografía porque mi abuelo Antonio Andolz, que era aparejador, hacía fotos y tenía unos cuidados clichés de cristal y su propio estudio de revelado. Empecé en esto, imagino, por influjo de él. En realidad, jamás me había propuesto ser fotógrafo. Lo que más me gustaba era el sonido de la cámara, el clic, por eso hacía muchas fotos a velocidades lentas para oírlo mejor”. Y así empezó, experimentando, con una Yashica manual. Una de sus primeras experiencias profesionales fue un año de trabajo nocturno en Print-Color, lo cual le permitió familiarizarse con todo tipo de cámaras y con las máquinas de revelar, a la vez que estudiaba por su cuenta.        

Después de las Olimpiadas de Barcelona-92, se trasladó a la ciudad y allí intentó compatibilizar su afición por la instantánea con diversos trabajos. Llegó a emplearse, simultáneamente, en una tienda de ropa por las mañanas, en una joyería por las tardes y de repartidor de pizzas por la noche. Y un día, la fortuna acudió en su ayuda. “Entró en la tienda el fotógrafo y publicista Ricardo Miras, hablamos, y me dijo: ‘Si me quieres ayudar, pásate el lunes por mi estudio’. Así empezó todo. Me pasé y estuve tres años de asistente suyo. Él me lo enseñó lo que sé, lo aprendí todo, y finalmente me emancipé con un colega y monté mi propio estudio”. Lentamente, se fue afianzando en el oficio, “peleándome con la vida y con el trabajo, que nunca me ha faltado, y empecé a colocar mis fotos en catálogos de Audi y Peugeot, en fotos de moda para Roberto Verinno y Loewe, en campañas publicitarias para Nike, Coca-Cola, Nestlé, y para tabacos como Fortuna y Ducados”. Y de golpe, también sin habérselo propuesto, le llegó la invitación de realizar un libro de desnudos para una colección del Instituto Monsa a través de un maquetista y diseñador que había recibido ese encargo para una edición de 5.000 ejemplares.
        

“No había hecho demasiados desnudos, aunque he publicado fotos en revistas como ‘Woman’, ‘Man’, ‘Barcelona Divina’, ‘Play boy’ o ‘Primera línea’. Me tuve que buscar la vida, y tampoco me resultó tan difícil contactar con algunas ‘strippers’, que lo son cinco de las chicas que retrato, salvo Eva,  secretaria de ‘Primera línea”. Explica Joaquín Ariza que él funciona por impulsos, por centellazos de intuición. Mira, ve lo que tiene ante sí y luego rebaña ideas e imágenes: texturas, sombras, culos, los senos, la fuerza fosca del pelo o del vello. “Para mi primer libro ‘Desnudos / Nudes’ trabajé durante tres meses y disparé alrededor de 1.200 fotos, de las cuales se han seleccionado alrededor de 80. Repasé la historia del desnudo en fotografía y me fijé en los trabajos de Mapplethorpe, Helmut Newton, Herb Ritts, Richard Avedon, Annie Leibovitz. Tuve clara la elección del blanco y negro porque es más estético, más bonito, te hace pensar más y, sobre todo, se puede jugar mucho más con él. ¿Las claves? La luz, claro. Yo busco bastante y me pregunto: ‘¿Qué diablos es esto?’. Y a veces encuentro una veta hacia la abstracción. Ya sé que un culo es un culo, pero a veces puede parecer que es una luna. Me interesa el momento único, lo que no se ve y, en la medida de lo posible, ver con otros ojos no gastados, como si quisiera captar lo invisible”. Ariza también ha hecho retratos de Antonio Soler o Rigoberta Menchú, reportajes extensos de músicos como Estopa para la revista “You”. Y ha estado en Hong Kong con ‘Man’, donde fue a captar el record de chinos tomando el té, o en el Sahara, siguiendo a las ‘quads’, las motos de cuatro ruedas. “Estoy en ascuas a la espera de un proyecto, que si sale es la bomba. Iría con un amigo a fotografiar la ruta de Marco Polo, desde Venecia a Pekín. Él haría la filmación de los viajes y yo las fotos”.
        

Joaquín Ariza ya ha dado el paso hacia la fotografía digital. Y por ahora, mientras sueña con hacer algún nuevo libro “políticamente incorrecto”, va de aquí para allá con sus Mamiyas y sus Nikon. Y de vez en cuando, regresa a Zaragoza.
*Portada del libro de Joaquín Ariza.
17/06/2006 20:59 Antón Castro Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Fabio

Interés por la fotografía del desnudo en europa

Fecha: 25/07/2006 19:02.


gravatar.comAutor: jose

deseo hacer una sesion de fotografia desnudo,acambio de fotos

Fecha: 03/01/2009 22:46.


gravatar.comAutor: Sylvia

Hello! tienes contacto con Joaquín Ariza? soy una de las chicas que sale en el libro y me gustaría localizarlo, gracias.

Fecha: 27/08/2014 12:58.


gravatar.comAutor: Joaquin Ariza

Silvia soy joaquin como nos localizamos?

Fecha: 30/11/2014 16:18.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris