Facebook Twitter Google +1     Admin

UN POEMA DE PILAR PERIS

PALLAKSCH 


Por Pilar PERIS
 
 
  
 

Debería contar hasta diez.

Frenar el ímpetu de mis acaloradas reacciones.

Domesticar la furia.

Anestesiar la torpeza espontánea de cada afecto

antes que la insensatez los sumerja en

una irrefrenable y desafortunada cascada

de palabras que hieren como dardos. 

Debería usar comodines y trampantojos.

Guardar los triunfos de la baraja.

Sustituir la confrontación y el diálogo

por el silencio ambiguo y cómplice. 

Debería esperar paciente a que el habla

encaje su momento propicio.

Husmear como el topillo y el lémur

sin hacer ruido.

Cubrir el corazón de rábanos, cominos y madreselvas.

Esquivar la verdad

para dormir tranquilo.

Callar para no dañar al amigo.

Y sacudir en la trastienda

el mantel de las emociones

lejos de los actuales sistemas protocolarios. 

Debería ratificar el sí y el no con el silencio de los actos.

Pues quizá exista un lenguaje vacío que

diga y oculte terriblemente, sin palabras,

lo que somos y no queremos ver.

 

*La poeta y profesora Pilar Peris leyó hace unos en La Campana de los Perdidos y a la vez prepara un nuevo poemario. Pilar me pide que no ponga imágenes a su texto. Le hago caso.

 

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Ana Bande

si, ciertamente no hace falta imagen alguna cuando se encuentran las palabras exactas.

Fecha: 15/05/2010 12:57.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris