Blogia
Antón Castro
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

JOSÉ MARTÍN-RETORTILLO: 5 POEMAS

JOSÉ MARTÍN-RETORTILLO: 5 POEMAS

CINCO POEMAS DE ‘BOSQUE SIN VERBO’ DE JOSÉ MARTÍN-RETORILLO

 
[Hace unos días se presentaba en Cálamo el nuevo libro de José Martín Retortillo, ‘Josete’, ‘Bosque sin verbo’ (Huerga & Fierro). El autor, buen amigo y muy gentil, me envía una pequeña selección de sus textos.]

LA SIERRA BLANCA

El frío sembrado 
El sol prudente
El barro que vuelve del camino
El humilde canto de las viñas que renacen tras el invierno silencioso
El ruido de la vida que por nada se detiene.

Así las cosas los días 
Los caminos los espantos 
Los sueños las derrotas
Las luces los anhelos los vientos
Así las cosas las esperanzas
(Las esperanzas que se niegan a perder)
así, tú, la dignidad enhiesta
Las ilusiones jadeadas -las esperanzas aquellas-
La partida ganada aunque toque perder
La sonrisa el entierro

Así las cosas suceden 
Sucede el mar inefable ocurre
Lo que ocurre lo que no cuentan
Lo que no se sabe y cuentan y cuentan
Lo que no cuentan.

El frío sembrado
La sierra blanca
El sol prudente 

**

Poesía es perderse en el bosque
Poesía es no perderse en el bosque

Poesía es el bosque

Poesía es perderse
Poesía es no perderse

Poesía es encontrar la senda perdida
Poesía es no encontrar la senda perdida

Poesía es la senda

**

La luz del mar de las mañanas.
El canto de los ángeles en los balcones floridos de geranios.
La poesía como el padrenuestro de cada día.
Como el pez que respira en la playa y vuelve
por mano amiga al mar que vivifica.

Bajo el viento del río de la alegría:
Cada día una aspirina.
Poesía de azúcar, aceite y canela. 
Aire, pan y lágrima, ración de vida.
Luz, silencio y camino.
Labor de cada día.

Trompetas como silencios,
trompetas como piedras,
trompetas de los ángeles, 
trompetas como cuadrigas al galope.
Trompetas, cánticos a Zeus.
Trompetas, trinos para siempre cada día
Olas, ondas, luz de la vida:
inmenso océano, precipicio y huracán
que torna de gris hondura en gozo agridulce y fiel. 
Trompetas que suenan mares.
Trompetas de sonrisas enardecidas. 
Trompetas a la vida por hilar.
Trompetas y regalo de haber nacido.
Tu. Si tu.


*

¿Cómo estaba la luna azul,
el aire, los corazones, las cosas ?
¿Cómo los cerebros los sueños los armarios
las azoteas el sol las estrellas?
Nunca sabremos qué nos pasó.
Nunca sabremos qué ocurrió.
Cuando los gatos nos moríamos de pena.
Nos matábamos de odio.
Nunca sabremos del bosque de mentiras.
Ni de las trompetas de las famas, los ecos, los recuerdos.
Nunca preguntes por el consuelo al azul del cielo. 
Nunca sabremos nada sobre el azul del agua.
Cuando las flores se hinchaban de mortífero rencor.
Nadie explicó los arrebatos
los silencios cabizbajos, las nubes marrones,
los perdidos caminos. 

**

Caminas junto al mar, hermosura de olas y rugidos.
Olas más que olas; olas y olas.
Olas, apenas marea, y mar.
Eres una ola.
Otra ola. Hola, di.

Mar. Amar. 
Tan de la vida.
Tan lejos. Tan cerca.
Amar. Mar.

Las olas vienen, duermen. Renacen. 
Vivas lágrimas de sal.
Lágrimas de sol, vivas.

El mar es una caracola.
Una gota en el universo.

Mar. Olor a mar. Aire de mar.
Necesitas el mar. Para caminar.
Necesitas amar, para respirar.

 

*La foto es de Karla Kogelman.

0 comentarios